Raúl de Tomás se hace gigante en el infierno

Mantener a RDT hasta final de temporada es a día de hoy la única preocupación que hay en el club blanquiazul

0

El delantero del Espanyol Raúl de Tomás ha logrado captar la atención de todos los rivales de Segunda gracias a sus buenas cifras goleadores, siendo el máximo realizador de la división con doce dianas, algunas de ellas espectaculares como la que logró contra el Almería desde campo propio.

El jugador ha disipado por completo las dudas sobre su compromiso con el proyecto blanquiazul. Raúl de Tomás fichó en el mercado de invierno del curso pasado y dejó clara su calidad en Primera. De todas formas, al acabar la temporada, y con el equipo descendido, su continuidad en el club no estaba nada clara.

Sin embargo, en Segunda División el futbolista ha recuperado la sonrisa. El atacante madrileño es el jugador franquicia del Espanyol y el cuerpo técnico está encantado con su compromiso. El entrenador, Vicente Moreno, tiene una buena conexión con él e incluso está convencido que el rendimiento del futbolista puede crecer.

En los despachos del RCDE Stadium asumen que el futuro de Raúl de Tomás es una de las grandes preocupaciones de los aficionados. Su jugador estrella y principal argumento ofensivo ha llamado la atención del planeta fútbol en numerosas ocasiones y desde el club saben que no pueden estar tranquilos con su futuro.

En su última rueda de prensa, el pasado 14 de octubre, el delantero blanquiazul insistió en su compromiso máximo con la entidad catalana. De hecho, Raúl de Tomás manifestó que estaba feliz y que le motivaba ser uno de los referentes del proyecto, algo que sin duda ha conseguido.

Vicente Moreno, por su parte, reconocía recientemente que no puede garantizar la continuidad del futbolista, aunque subrayó, como no podría ser de otra forma, que desde el cuerpo técnico apuestan claramente por retener al punta. La prioridad del preparador es mantener a la actual plantilla, para muchas la mejor de Segunda.

A nivel contractual, Raúl de Tomás tiene una cláusula de rescisión de 60 millones de euros. Una cláusula que no se ha visto reducida tras el descenso del Espanyol a Segunda División. Su sueldo sí ha menguado, pero se verá compensado si el equipo regresa a la máxima categoría.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies