2020, una montaña rusa para el Espanyol

Precisamente el año que se cumplian 120 años de su fundación, ha sido el peor de la história del club.

0

Para la humanidad, este 2020 ha sido un auténtico desastre, una locura que nos ha cogido a todos desprevenidos, y lo mismo le ha pasado al Espanyol, el club catalán ha vivido su pero año desde su fundación hace 120 años de história, provocando así su descenso a la 2nda división del futbol español justo la temporada siguiente ha haber entrado a jugar competiciones europeas 12 años después.

La nueva esperanza y el desecho en Liga y en Europa

El Espanyol empezaba el año como colista de la primera división, y con el primer partido del año siendo ante el rival de la ciudad, el Barça, que llegava al partido con las malas sensaciones que havia dejado en la supercopa de Espanya pero aún siendo líderes de la liga. A pesar de ello, lo que mas interesava en ese momento al club, a parte del apartado futbolístico, era incorporar jugadores en el mercado de invierno, durante los primeros dias sonaron muchos nombres, pero los que lo hacian con más fuerza fueron dos, el delantero salido de la cantera del Real Madrid y que en ese momento militaba en el Benfica, Raúl de Tomás, y el extremo del Rayo Vallecano, Adrián Embarba.

Mientras los fichajes aún no llegaban, y la afición se empezaba a impacientar, llegó el derbi, con los pericos sin ninguna esperanza de poder llevarse ningun punto del enfrentamiento ante el líder, aún así, los jugadors salieron al terreno de juego a darlo todo, y con las gradas del RCDE 

Stadium casi llenas animando, saltó la sorpresa, el conjunto perico se llevaba un punto del derbi después del empate a 2 conseguido en los últimos minutos de juego por obra de Wu Lei.

Las buenas noticias seguian llegando las semanas posteriores con los anuncios de los fichajes como el de Raúl de Tomás, Adrián Embarba, y el último, y un poco por sorpresa de Leandro Cabrera, el jugador del Getafe que decidió cambiar de proyecto y venir a Barcelona a conseguir el reto de la salvación.

El club se gastó unos 40 millones de Euros en el mercado invernal, y eso sumado con el punto conseguido en el derbi, y el mensaje y estilo de juego que estava mostrando el equipo con el nuevo técnico, el «Pitu» Abelardo, consiguieron dar esperanzas a los aficionados pericos que cada domingo seguian llenando el estadio animando hasta el último momento, hasta el punto de que 3.000 socios pericos se desplazaron el 19 de enero en coches particulares y buses organizados por el club hasta el Estadio de la cerámica, para animar al equipo en la difícil visita en campo del Villareal, donde finalmente se llevaron la victoria y se vivió una gran fiesta con final feliz.

A partir de ese momento fue cuando el equipo empezó a caer, con la irregularidad que empezó a ejercer el equipo a finales de enero hasta principios de marzo, con derrotas ante Granada, Real Sociedad, Atlético de Madrid y Osasuna, sumadas a la derrota aplastante por 4-0 que sufrió en los deciseisavos de final de la Europa League ante el Wolverhamton, terminaron de dejar al equipo roto animicamente y con muy pocas opciones de conseguir la salvación.

El virus y la nueva liga

Después de la derrota en El Sadar, los ánimos estaban por los suelos, y fue en ese momento donde la liga se paralizó. Nadie sabia lo que iba a pasar, en esos momentos el futbol no era la prioridad. A pesar de todo, iban saliendo rumores sobre una posible suspensión total de la liga, o que se jugara en julio, entre muchas otras teorias. En ese momento, mucha parte de la afición blanquiazul queria que no se resolviera la liga, y que, al igual que hicieron con la liga de futbol femenino, se anulara y nadie descendiera de categoria y ya en septiembre empezaran otra vez la liga con 22 o 23 equipos.

Por desgracia para esa parte de la afición, la liga se reaunudó, y a pesar de el buen inicio, el conjunto perico veía cada vez más cerca su destino final, y a medida que iban pasando las jornadas y el equipo no conseguia despertar y conseguir puntuar en ningun partido, el club ya empezaba a trabajar en el futuro en la 2nda división del futbol español. No fue hasta el partido en el Camp Nou, donde el Barça ganó 1-0, que no se dió el descenso de forma matemática.

Remoldelación y nuevo comienzo

Después de decir adiós a la liga, llegaba uno de los momentos clave del año, el momento que decidiria en que dirección iria el club en el futuro. Después de los 4 entrenadores que pasaron por los banquillos en una sola temporada, el club sabia que tenia que encontrar un entrenador que ilusionara no solo a la afición, sinó también a la plantilla y a la dirección técnica del club, y después de una disputa y de ser uno de los culebrones del verano, el Espanyol consiguió hacerse con Vicente Moreno, el entrenador del Mallorca de la pasada temporada, que a pesar de que tampoco pudo mantener su equipo en la primera división, ya tenia experiencia en ascensos y eso les podia beneficiar de cara a la dura temporada que les esperaba en 2nda divisón.

Con la llegada del míster, se anunciaron también la desvinculación con el club de dos veteranos de la Plantilla, Javi López y Víctor Sánchez, que después de 11 y 8 temporadas respectivamente en el club, decían adiós y dejaban el club en sus peor momento pero en plena remodelación y rejuvenicación de la plantilla.

A esas bajas, se les sumaron las de fin de cesión como la de Facundo Ferreyra o Jonathan Callieri, y la venta de Marc Roca al Bayern de Munich por 40 miliones de Euros, lo que hizo que el límite salarial del club fuera positivo y no tubiera que vender ninguna de los jugadores que adquirieron en el mercado invernal de ese mismo 2020.

La nueva plantilla empezaba a tener forma, y junto a la vuelta de sus respectivas cesiones de jugadores como Javi Puado, Lluís López o Alex López, llegaban incorporaciones en forma de cesión, como la de Miguelón, procedente del Villareal, o en forma de traspaso, como Oscar Gil, Kedi Bare, o Fran Mérida, todos con experiencia en 2nda división para aportar fuerza i experiencia a la plantilla para afrontar una de las temporadas más importantes de la história del club con solo un objetivo, subir otra vez y cuanto antes a primera división.

Líderes y hacia el objetivo

Como la mayoria esperaba, la segunda división esta siendo dura para el Espanyol pero aún así el conjunto catalán esta mostrando y haciendo valer su cualidad y mayor presupuesto para terminar llevandose los partidos que se le resisten. Por el Momento el Espanyol se encuentra líder en solitario de la Liga Smartbank con dos puntos respecto al segundo, el Mallorca, y habiendo conseguido 6 victorias consecutivas en sus últimos seis partidos y quieriendo alargar la racha este inicio de 2021 con el partido que le va a enfrontar a Las Palmas de Gran Canaria en su primer partido del año.

Esperemos pues, que después de un 2020 lleno de desgracias para el conjunto blanquiazul, salga otra vez el sol este 2021 y el club perico pueda volver al sitio que le corresponde, primera división del futbol Español y que este 2020 tan catastrófico haya servido, como a toda la humanidad en general, a hacer las cosas mucho mejor en el futuro y nunca dejar de luchar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies