Resumen NBA | Hay vida más allá de James Harden

Indiana Pacers sigue ganando mientras espera a Caris LeVert, Philadelphia 76er sigue creciendo, Houston Rockets demuestra que tienen proyecto...

0

La madrugada del jueves al viernes dejó cinco partidos y varias actuaciones individuales destacadas.

Miami Heat 108 125 Philadelphia 76ers

Al igual que hace dos noches, Philadelphia recibía en el Wells Fargo Center a  unos Miami Heat irreconocibles por el número de bajas. La única diferencia estuvo en que los Sixers sí pudieron recuperar a dos jugadores importantes: Tobias Harris (18 puntos) y Shake Milton (31 puntos y 7 asistencias).

El partido se decidió en la primera parte, durante la cual el ataque de Philadelphia no tuvo ningún problema para encontrar situaciones cómodas para anotar. Con Embiid muy vigilado por Miami después del 45-16 que les endosó el miércoles, fueron Green, Maxey y los ya mencionados Harris y Milton quienes llevaron el peso de la anotación. Durante la segunda parte fue suficiente el despertar de Simmons para asegurar la victoria. Simmons, por cierto, acabó con un triple doble, el número 30 de su carrera.

Por parte de Miami, meritorio esfuerzo una vez más de Duncan Robinson y Tyler Herro, otro doble-doble de Achiuwa e interesantes minutos para Gabe Vincent, que acabó con 21 puntos y 8 asistencias. Después de perder dos seguidos, su balance cae al 4-6, pero el sábado podrían empezar a recuperar a algunos de los jugadores que se encuentran aislados por el protocolo sanitario. No cabe duda de que lo agradecerán.

Charlotte Hornets 108 111 Toronto Raptors

Foto vía Toronto Raptors

¡Volvieron a ganar los Raptors! Importante victoria para el equipo canadiense alojado en Tampa, pues corta una racha de 6 derrotas en sus últimos 7 partidos. Eso sí, no lo tuvieron fácil. De hecho, P.J. Washington tuvo un triple liberado para mandar el partido a la prórroga. Pero falló.

El partido de Toronto fue, hasta el último cuarto, muy bueno. Hubo un gran equilibrio en el aspecto ofensivo, con un Lowry soberbio en la dirección. El base acabó con 16 puntos y 12 asistencias, y fue uno de los seis jugadores que llegaron a los doble dígitos en anotación. Además, se empieza a confirmar la sospecha de que Chris Boucher es un jugador extremadamente útil capaz de aportar en todos los aspectos del juego. Natural de Santa Lucía, y con 28 años recién cumplidos, sigue dejando buenas actuaciones saliendo desde el banquillo. Ayer fueron 25 puntos, 10 rebotes y  2 tapones en menos de 30 minutos de juego.

Los Hornets notaron la ausencia de Gordon Hayward, que estaba promediando 26 puntos en sus últimos 5 partidos. Sin embargo, en ningún momento le perdieron la cara al partido. Aguantaron a una distancia prudencial hasta que en el último cuarto aprovecharon los errores en el tiro y las pérdidas del rival para quedarse a un tiro de culminar la remontada. A destacar los doble-doble de P.J. Washington (22 puntos y 10 rebotes) y LaMelo Ball (14 puntos y 11 asistencias). Jugaran el domingo el Brooklyn para intentar volver al 50% de victorias en lo que va de temporada.

Houston Rockets 109 105 San Antonio Spurs

San Antonio y Houston han mantenido una de esas rivalidades que surgen entre vecinos casi con naturalidad, como si el grado de deseo de la victoria fuera inversamente proporcional a la distancia geográfica que te separa del rival. Y es cierto que a lo largo de los años ha habido duelos brutales (Robinson vs Olajuwon, Duncan y Parker vs McGrady y Yao, Kawhi y Ginobili vs Harden, etc.).

Pero el de hoy parecía más descafeinado. Apenas terminado el «Affaire Harden», los Rockets sumaban a su lista de bajas a John Wall y a Eric Gordon. Es decir, se quedaban sus tres mejores jugadores de perímetro. Además, los Spurs llegaban al choque inmersos en una tendencia claramente positiva cuyo fin era, es y será el de competir por las últimas posiciones de Playoffs mientras siguen desarrollando a sus jugadores jóvenes.

Parecía que el guión se iba  seguir al pie de la letra. Liderados por el incombustible Keldon Johnson los Spurs abrieron durante el segundo cuarto una brecha en el marcador. Lonnie Walker IV también ayudó desde el perímetro con 4 triples, igual que Aldridge desde su querida media distancia. Pero la distancia importante, la del marcador, se mantenía peligrosamente cora para los intereses locales.

El mérito hay que dárselo a Christian Wood. Este jugador ha sido, de momento, la mejor relación calidad-precio de la agencia libre. Acabó el partido con 27 puntos, 15 rebotes y 3 tapones. Pero lo importante es que siempre mantuvo a los Rockets a tiro. Porque en realidad la remontada se hizo efectiva sin él en pista, donde fueron claves Jae´Sean Tate y Sterling Brown. DeRozan, que empezó a carburar en el último cuarto (10 puntos), falló el tiro que pudo haber llevado a la prórroga el partido. Volveremos a ver este partido dentro de dos noches.

Golden State Warriors 104 111 Denver Nuggets

Foto vía Denver Nuggets

Curry acabó frustrado. Ese es el resumen de un duelo por lo demás muy divertido. Porque ser testigo del derroche de talento puro que exhiben cada noche Nikola Jokic y Stephen Curry deja siempre una mueca en la cara a medio camino entre el asombro y el absurdo.

Lo que decantó la balanza fue, como era de esperar, el fondo de armario de los Nuggets. Y sí, Wiggings, Oubre Jr. y Wiseman firmaron actuaciones decentes. El problema es que los otros seis integrantes de los Warriors que jugaron solo sumaron 21 puntos. Y en Denver, por el contrario, más allá del triple doble (23-14-10) de Jokic, contaron con los 17 puntos de Murray y de Barton, los 15 de JaMychal Green, los 12 de Millsap, los 11 de Morris y los 10 de PJ Dozier. Así, después de unos primeros partidos que generaron dudas en Colorado, el equipo comienza a carburar y pone ya el 6-6 en su balance de temporada.

Golden State, curiosamente, también tiene un balance de 6-6 después del partido de ayer. Sin embargo, es ya recurrente asistir a grandes partidos de Curry que no son suficientes para tumbar a los mejores equipos de la liga. Y, lógicamente, eso frustra mucho.

Indiana Pacers 111 87 Portland Trail Blazers

Una temporada más, Indiana demuestra ser uno de los equipos más solidos y que mejor juega de toda la NBA. Una temporada más, este hecho pasa prácticamente desapercibido.

La premisa es clara. Todo ha de girar en torno al pick-and-roll entre Brogdon y Sabonis. Es lógico, pues es difícil encontrar una pareja de jugadores que lo ejecute mejor. A partir de ahí, movimiento de balón. Eso en estático, porque también es un equipo que sale muy bien al contrataque. El partido de ayer fue excepcionalmente bueno en ese sentido, anotando 27 puntos a raíz de solo 12 pérdidas. Aunque es cierto que la defensa de Portland esta temporada es… bueno, digamos que mejorable, no ha de empañar el buen hacer de los Pacers, que ganaron en Oregón por primera vez en 14 años.

Por otra parte, este año Miles Turner está siendo una auténtica pesadilla para todo jugador rival que ose poner un pie en la zona. Es tan bestia lo suyo que ayer puso 4 tapones, ¡y le bajó la media de la temporada!

Los Blazers perdieron cuatro partidos después. Lillard y McCollum, sin acercarse a los números de récord de su último partido, cumplieron (44 puntos entre los dos). El resto del equipo, no. Lo peor, sin duda, que Jusuf Nurkic se rompió la muñeca. Está por ver el alcance de la lesión.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies