El periplo del Real Betis Féminas en Primera Iberdrola

El periplo del Real Betis Féminas en Primera Iberdrola: del estrellato, a ¿estrellarse?

0

El Real Betis Féminas: periplo por la Primera Iberdrola

La campaña 16/17 se incorporaba a la Primera Iberdrola el Real Betis Féminas, para culminar su periplo desde Nacional hasta la máxima categoría del futbol femenino español. Llegaban a esta situación de la mano de María Pry, una entrenadora con ideas firmes y un modelo y sistema de juego que destacaban en aquél momento. Tenían una identidad reconocible, y un nivel bastante alto para ser un equipo recién ascendido.

Y empezarían con buenas sensaciones su periplo por la Primera Iberdrola, dejando buenas impresiones y presentando a varias futbolistas muy interesantes al gran público. Y en dinámica positiva iban a seguir por tres temporadas. Casi cada campaña lograban finalizar en posiciones más altas, llegando incluso a certificar una sexta posición. Y llegaron a disputar la Copa de la Reina también. Durante estos años varias de sus futbolistas comenzaron a aparecer en las convocatorias de las categorías inferiores de la Selección española – y fueron capaces también de atraer talento nacional e internacional (de renombre) para ocupar posiciones de peso en el equipo. Pero algo iba a empezar a cambiar…

Despedidas, renovación y sorpresas

Llegó el momento en que la timonel del proyecto se marchó a buscar nuevos retos. María Pry abandonaría la entidad para poner rumbo a Valencia para dirigir al Levante UD Femenino. Para sustituirla llegaría Antonio Contreras, un histórico entrenador en el futbol femenino. Se pretendía establecer un proyecto continuista, y se traía a alguien que parecía cuadrar con esta idea. Pero también se produjo una renovación en la plantilla, con varias llegadas para suplir algunas importantes bajas en todas las líneas. Ahí empezaría un periplo por la zona de descenso: lesiones, irregularidad, falta de concentración que pasaban factura. Una sorpresa para un equipo que hasta la anterior temporada estaba en clara trayectoria ascendente.

Parecía que la planificación de la temporada no se había realizado hasta la llegada del nuevo entrenador. Con esto se dificultó el trabajo de ensamblaje y compenetración de las jugadoras. Y no ayudaba a acabar de explotar el cambio de sistema y modelo de juego. Y los malos resultados, las dificultades, y el descontento de la afición le costaron al entrenador su puesto. Así, Antonio Contreras, puso fin a su periplo en el cuadro bético en diciembre, apenas cuatro meses después de su llegada al banquillo. Para suplirle llegó Pier Cherubino, que fue capaz de sacar al equipo del descenso poco antes de que se suspendiera la competición.

Más sorpresas al llegar el verano: bajas sensibles, retiradas (y reciclaje hacia otras tareas dentro del Club), y… fichajes inesperados y sorprendentes. El timonel seguía, pero tenía la ardua tarea de montarse un equipo con una plantilla con muchas novedades en la época del coronavirus.

El periplo hacia el reencuentro con el mejor nivel: idas y venidas

Vuelta a las andadas tras regresar la competición: dificultades, irregularidad, pequeños errores que costaban puntos. Lesiones graves, lesiones leves, mal ensamblaje de las piezas y… frustraciones. No salían las cosas. Tanto es así que salieron el míster y alguna futbolista antes de terminar la primera vuelta. Y no se logró fichar ningún refuerzo, algo que entre lesiones y bajas, parecía necesario. Quien sí llegó fue Juan Carlos Amorós, un nuevo entrenador para el cuadro sevillano.

Pero al finalizar el mercado, y tras regresar el equipo a la senda de la victoria, apareció otra noticia inesperada: la secretaria técnica perdía su puesto. Tras haber vuelto a ganar y poco antes de enfrentarse a un rival complicado. El Club y la afectada comunicaban esta decisión con unos pocos minutos de diferencia.

¿Quo vadis, Real Betis Féminas?

El Club, y el equipo, parece necesitar un cambio de rumbo. Un trabajo de búsqueda de futbolistas adecuadas para apuntalar y mejorar el proyecto. Una directiva que apoye las decisiones de la dirección técnica y que busque las soluciones necesarias para encontrar la forma de contentar a todas las partes: cuerpo técnico, dirección técnica, futbolistas… y afición. Si no, su periplo por la máxima categoría del futbol femenino español podría verse interrumpido. Y el proyecto, ¿truncado?

En los próximos días se disputará uno de los partidos más importantes para intentar lograr el que ha terminado siendo el objetivo: salvar la categoría. Deberán competir, y derrotar, a los rivales directos en la zona de descenso e intentar arrancar puntos a rivales más duros. ¿Quo vadis, Real Betis Féminas? ¿Veremos el fin del periplo verdiblanco por la Primera Iberdrola? ¿Qué ha llevado al Club a esta situación? ¿Se puede salir del bache y aprender de los errores para mejorar y avanzar?

Todo esto y mucho más queda por ver en estos meses restantes de competición.

Por Helena García (@hgamo18)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies