El Almería B, experto en encajar remontadas

El Huétor Tájar logra empatar en el anexo con un triplete de Esteban, remontando un resultado de 3-1 al descanso

0

El Almería B retornaba a los terrenos de juego después de descansar el pasado fin de semana con el dulce sabor de boca de la victoria in extremis en el derbi de semanas atrás. Los rojiblancos recibían la visita del Huétor Tájar con la tercera plaza en juego ante dos conjuntos que se presentaban en el anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos con 21 puntos en su casillero. Un encuentro de vital importancia para ambos en su lucha por el ascenso de categoría.

El filial almeriense actuaba de local, pero eran los visitantes quienes golpearían primero. Corría el minuto dos cuando el Huétor Tájar se adelantaba en el tanteador. El capitán visitante, Esteban, sería el encargado de abrir la lata con un lanzamiento de falta esquinada del costado diestro que se colaba por la escuadra de la meta defendida por Lluís Tarrés.

Los granadinos, que hoy vestían con indumentaria negra, no daban respiro a un conjunto almeriense que no había comenzado con buen pie el partido. Les costaba generar ocasiones a los pupilos de Nandinho, quien veía el choque desde la grada al cumplir sanción, mostrándose un tanto incómodos. Eran los visitantes los que llevaban mayor peligro, pero cuando apenas se superaban los primeros veinte minutos  todo cambió. Los rojiblancos iban a disfrutar de una pena máxima cometida sobre Jordi Escobar y que Fermín no perdonaría.

Una acción que se traduciría en el cambio de mandos en el partido. Si durante los primeros compases los granadinos gozaban de cierta superioridad, ahora los almerienses se hacían con el control del partido. Corría el minuto 28 cuando el conjunto indálico se adelantaría en el marcador con un centro de Javi Robles que no llegaba a rematar Jordi Escobar y se acababa colando en la meta defendida por Fidel. Más tarde los rojiblancos disfrutarían de una nueva ocasión, esta vez en las botas de Cristian Olivera, pero su disparo no encontró portería.

Los almerienses llevaban la batuta del partido. Fruto de ello en el minuto 39 Jordi Escobar, quien debutaba con el filial tras su paso por el primer equipo, firmaba el tercero. El catalán recibía el pase de Caballero, quien veía el desmarque de su compañero, le salía al paso un defensor que esquivaba con un amago. El delantero entonces ya tenía solo al meta visitante, con lo que cruzaba la bola para llevar la tranquilidad a las filas almerienses. Con el resultado de 3-1 se llegaba al descanso.

El encuentro parecía sumamente encarrilado para los almerienses. Pero ni mucho menos estando involucrado un Almería B ya experto en sufrir remontadas. Los rojiblancos tendrían opciones de aumentar su renta, pero se encontraron con un increíble Fidel que realizó paradas de gran mérito. En el minuto 49 la tenía Jordi Escobar a pase de Olivera que le dejaba solo ante meta pero este realizaba una sensacional estirada para negarle el cuarto a los rojiblancos.

Responderían los visitantes en el 55′, pero Aitor Puñal sacaba la bola sobre la línea para evitar que los granadinos se metieran en el partido. Más tarde, en concreto en el minuto 62, la tendrían nuevamente los locales con un Jordi Escobar que se quedaba solo, pero después de irse del portero se casi perdía el balón, pero acabaría chutando casi sin ángulo y su disparo se estrellaba en la madera.

Aquí se acabaría el dominio almeriense. Corría el minuto 70 cuando los granadinos gozaban de una pena máxima que Esteban no perdonaría. Los visitantes recortaban distancias y se metían de lleno en el partido. El capitán hueteño no se conformaría con el doblete. En el 77′ Javi Robles tendría una de las últimas ocasiones locales, pero el arquero le sacaba el disparo.

Minutos más tarde llegaría el 3-3 obra de un sensacional Esteban que firmaba su hat-trick para sellar el empate en tierras almerienses. Moncho se internaba en el área, un defensa despejaba y la bola le caía al capitán visitante que fusilaría a Lluis para evitar la derrota. Tal como sucediera hace casi un mes, los rojiblancos veían como le remontaban un 3-1 al descanso. Si en aquella ocasión el Maracena hacía lo propio, ahora el Huétor Tájar no quería ser menos.

Los almerienses perdonaron demasiado y lo terminaron pagando en el momento en el que, en el minuto 80, Esteban hacía un hat-trick mandando a la red un rechace de la defensa. Ya apenas habría más ocasiones para ningún equipo. Con el resultado de 3-3 el colegiado decretaba el final del partido que permitía a los visitantes conservar la tercera plaza a la espera del resto de los resultados de la jornada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies