¡El Barça, campeón de la Copa del Rey!

El equipo blaugrana se impuso al Real Madrid por 73-88 para campeonar tras haber sido muy superiores, sobre todo en la primera mitad. Nick Calathes, MVP, con 12 puntos, cinco rebotes, nueve asistencias y dos robos.

1
Real Madrid 73 88 Barça

 

Un Clásico que no era uno más. Mis equipos, mismo escenario y mismo torneo en el que volverá a verse un choque de trenes entre Real MadridBarcelona. Más que una final de la Copa del Rey, el choque de dos ideologías y de métodos de trabajos diferentes entre los dos colosos del baloncesto español.

Un Barça extraterrestre

Desde el primer minuto se notó que ambos equipos se tenían más que estudiados. Cada detalle individual de cada jugador era cerrado. Y ya se empezaba a esbozar una final a pocos puntos en el que calidad de unos y otros fuese determinante. Un buen Nikola Mirotic, que se imponía a las defensas de Gabriel Deck, conseguía poner la primera ventaja con el 7-8 tras cinco minutos.

Las transiciones ofensivas del Barça estaban matando al Real Madrid. Los blancos, incapaces de romper la defensa blaugrana, tampoco eran duros en aro propio. Pablo Laso tuvo que parar el partido porque no veía capacidad de reacción en los suyos. Rolands Smits sentenció un 0-14 para poner el 7-18 y asestar el primer golpe. Mal cuarto de los blancos, pero con la mejor noticia de que sólo perdían por nueve con el 11-20 al final del primer cuarto.

Despertó el Real Madrid de salida al segundo cuarto, siendo más físico e intenso, y con un Carlos Alocén que se echó al equipo a la espalda en los primeros minutos en ataque y en defensa cerrando a Leo Westermann. Pero el Barça respondía con sus pistoleros para mantener la renta. Todo lo bueno de los blancos en el inicio se fue diluyendo, teniendo que vivir de coletazos para mantener a los blaugranas cerca. 23-33 a cinco minutos del descanso.

El Real Madrid conseguía empujar sin Nikola Mirotic en el campo, aquejado de un golpe en el costado que le mandó al vestuario. Y, curiosamente, sin Walter Tavares. Los blancos no encontraban ese quinteto que hiciese daño, y es que hasta Jaycee Carroll tenía la pólvora mojada. Un quiero y no puedo en los madridistas ante un Barça con unos porcentajes de tiro casi extraterrestres. Cayó el +20 en el 29-49, y con el partido prácticamente sentenciado al descanso con el final 31-52 y los jugadores marchando al vestuario del WiZink Center.

Hasta el final lo intentó el Real Madrid

No cambió nada el Real Madrid, como si el descanso no hubiese existido. El Barça más aplastante, más motivado y con la mejor versión defensiva de la temporada había aparecido en el WiZink Center para llevarse el trofeo de campeón de la Copa del Rey. Mención especial a un Álex Abrines que abandonó su faceta ofensiva para centrarse en defender a Jaycee Carroll. Un par de conatos de remontada de Sergio Llull ponía en jaque a Sarunas Jasikevicius, que tuvo que parar el partido. Edy Tavares llevó la diferencia hasta el 40-56.

Nada de nada para el Real Madrid. Cuando mejor estaban los blancos aparecía Álex Abrines para romper la buena dinámica, Edy Tavares cometía la cuarta falta en el tercer cuarto… Como si el destino no quería que se rompiese la maldición del anfitrión. Muchas faltas, técnicas, protestas… Todo un Clásico en estado puro. Daba igual lo que hicieran los blancos, que el Barça siempre encontraba la solución. Poco partido quedaba con el 50-69 en el marcador al final del tercer cuarto. La Copa del Rey tenía nuevo dueño.

Lo intentaría el Real Madrid hasta el último segundo, pero la desventaja era demasiado grande. Con los blancos, encima, muy enfadados y desquiciados con el arbitraje, parecía incluso más quimera la remontada. Gran seriedad de un Barça que firmó prácticamente el partido perfecto. El mejor en la Copa del Rey, sin duda.

Sarunas Jasikevicius no quería dejar nada al azar. En cuanto el Real Madrid entraba en una dinámica positiva, coincidiendo con un par de triples encadenados, paraba el partido. Y, de manera inmediata, Kyle Kuric rompía ese ritmo, como un resorte. Alberto Abalde hacía posible el sueño colocando, tras un parcial de 10-4, con el 62-75 a cinco minutos para el final del partido.

Y, como a lo largo de todo el partido, cuando mejor estaba el Real Madrid, llegaba alguna falta en contra muy protestada o una acción de calidad de alguna de las muchas estrellas de la plantilla del Barça decidía y volvía a acercar el marcador sobre los 20 puntos. Serían los blaugranas los que levantarían, al final del partido, la Copa del Rey, volviendo a coronarse en el escenario donde lo hicieron la última vez, y comenzando a asustar a Europa con el súperequipo que ha formado Sarunas Jasikevicius.  

Ficha técnica
Real Madrid- 73: Sergio Llull (8), Fabien Causeur (5), Alberto Abalde (15), Gabriel Deck (9), Trey Thompkins (8) -banquillo- Alex Tyus (-), Nicolás Laprovittola (-), Felipe Reyes (2), Carlos Alocén (9), Usman Garuba (-), Jaycee Carroll (-), Walter Tavares (17).
Barça- 88: Nick Calathes (12), Cory Higgins (20), Adam Hanga (3), Nikola Mirotic (12), Artem Pustovyi (2) -banquillo-  Brandon Davies (10), Leo Westermann (-), Leandro Bolmaro (-), Rolands Smits (13), Pierre Oriola (2), Álex Abrines (8), Kyle Kuric (6).
Parciales: 11-20 | 20-32 | 19-17 | 23-19
Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Carlos Pegura y Antonio Conde.
Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey Madrid 2021, disputada en el WiZink Center, Madrid, España.

 

1 comentario
  1. […] Real Madrid no pudo redimirse de la derrota en la final de la Copa del Rey ni del anterior clásico europeo, pero luchó hasta el final. El Fc Barcelona estuvo más fino y […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies