Los cinco mandamientos del ‘Chachismo’

Cinco frases que resumen su estilo de entrenar y de preparar al equipo para competir

0

Desde su llegada a Vigo hace ya casi tres meses, Eduardo Coudet ha dejado muestras suficientes del identitario de sus equipos. El técnico argentino le gusta tener el control de los partidos. Pero también el del entorno. De su boca cada palabra y frase que sale lo hace con alguna intención. Se define como alguien honesto que va siempre de frente. La mayor prueba la hubo en el mercado de enero cuando invitó a irse a David Costas y Jorge Sáenz. Ambos, a pesar de ellos, decidieron quedarse.

En el campo forma con un 4-1-3-2 que ha sacado a relucir la calidad que esta plantilla siempre ha tenido y que no siempre ha demostrado. En la sala de prensa ha conseguido enchufar a todo el mundo con él, con la ‘desgracia’ de que la afición celtiña no puede mostrar ese fervor en las gradas de Balaídos. Una filosofía que se resume en cinco frases que son como cinco mandamientos y que cala en todos los estamentos del club.

Eduardo Coudet sonríe en el partido frente al Elche
Eduardo Coudet sonríe en el partido frente al Elche
  1. Sostener una propuesta de juego sea quien sea el rival: Esto es algo que se ve en el campo. A Coudet no le importan las características del rival. Se centra en maximizar que su equipo se va a mantener fiel a sus principios futbolísticos de presionar en el campo contrario e intentar ganar la batalla de la posesión para pisar el área rival el mayor número de veces.
  2. No quiero sufrir clasificatoriamente hablando: Coudet sabía de sobra a donde venía. No solo porque ya conocía el club como jugador, sino que sabía lo que había en el Celta las últimas temporadas. Permanencias agónicas muy sufridas como la del año pasado que se logró casi más por demérito de los rivales que el propio. Eso el argentino tiene como clara misión evitar que vuelva a pasar. No sabe si podrá pelear por más, pero de no hacerlo, quiere tener a su equipo tranquilo en las jornadas finales.
  3. Si no podemos jugar a lo que queremos, tener que querer jugar a lo que podamos: La frase lo dice todo y se explica especialmente en el pasado mes de enero cuando tuvo bajas notables  como las de Iago Aspas, Nolito o Renato Tapia. Jugadores básicos no ya para su propuesta de fútbol sino para cualquiera que el equipo celtiña quiera desplegar. Este próximo fin de semana en Valencia habrá un nuevo capítulo sobre este tercero de los mandamientos.
  4. Los trapos sucios se lavan en casa: Como buen controlador del entorno y del discurso, es difícil que el argentino caiga en algún renuncio de los medios de comunicación. Y no será porque no lo han intentado. Pero eso no le impide ser quizá incluso más sincero de lo que se acostumbra a ver por Vigo. Conocidas son sus ruedas de prensa donde afirmó que nadie le mintió. Tampoco, por ejemplo con el frustrado fichaje de Cervi o la marcha de un pilar del equipo como era Olaza. En público nunca toca quejarse, de hacerlo, se hace dentro de A Sede.
  5. Si corre Aspas, corremos todos; él incluido: Si algo se ha caracterizado el ‘Chacho’ es que nunca individualiza y habla siempre de equipo. Con una excepción, que tiene por nombre Iago Aspas. Con el de Moaña el trato es especial, tanto para bien como para mal. Sabe que es el futbolista diferencial del equipo como puede ser Messi en el FC Barcelona. Por eso cuando ve como Iago Aspas está de implicado con el equipo y como trabaja y corre, exige a los demás hacer lo mismo, dando él ejemplo si es necesario.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies