Haaland saca oro del Sánchez-Pizjuán

Los sevillistas terminaron pagando su bajo rendimiento durante gran parte del encuentro, algo que supo aprovechar la gran ofensiva del Borussia.

0
Sevilla FC 2 3 Borussia Dortmund

Una dura lucha se iba a celebrar en el Ramón Sánchez-Pizjuán entre Sevilla y Borussia Dortmund. Los de Lopetegui querían seguir soñando y para ello deberían superar al tan difícil conjunto alemán. Para ello, los sevillistas volverían contar con Navas en la defensa y tendrían el debut del Papu, pero en frente tendrían a un tridente ofensivo que podía temer cualquier equipo y encabezado por Haaland.

Dos pesos pesados

El conjunto alemán saldría con las cosas muy claras y su intención no sería otra cosa que avasallar a los andaluces desde un principio. La característica básica del Sevilla es la de poseer el balón todo lo posible pero los jugadores de Terzic pretendían realizar esto, además de presionar arriba su rival. Esto surtiría efecto durante los primeros minutos pero los de Lopetegui necesitarían poco para reaccionar y ejecutar su plan.

Los sevillistas se echarían arriba y en la jugada que parecía hecha para la zurda de Suso, el gaditano sorprendería para adelantar a los suyos. Una gran finta le generaba el espacio suficiente para atreverse con su derecha, una pierna que no acostumbra a usar, pero que serviría para chutar con fuerza. El balón golpearía en Hummels, quien desviaría el esférico lo suficiente para que Hitz no pudiera reaccionar a tiempo y ver cómo entraba en la portería.

El partido estaba muy disputado, teniendo ambos conjuntos presencia cerca de las áreas rivales, y eso podía traer un tanto que nadie esperaba. No era la jugada más elaborada, ni la más peligrosa, pero Dahoud encontraría el espacio suficiente para sacar a relucir su gran golpeo con la derecha desde la frontal del área. El balón volaría para entrar por la escuadra izquierda de Bono, quien ni llegaría a acercarse al esférico.

El Borussia desata su tormenta perfecta

Haaland todavía no había hablado pero la dinámica de su equipo dejaba ver que en cualquier momento podía aparecer. El delantero noruego arrancaría con una galopada desde el centro del campo y, tras una pared perfecta con Sancho, batiría a Bono en el mano a mano. El gol de Suso no había servido de mucho hasta el momento y se estaba demostrando que el potencial ofensivo de los alemanes era descomunal.

Fernando intenta parar a Dahoud | Imagen: BVB

Lopetegui estaba esperando que llegara lo antes posible el descanso para poder reajustar a su equipo ante tal avalancha, pero los de Terzic tenían una última sorpresa antes del pitido que mandaba al vestuario. Un robo en el centro del campo al Papu Gómez serviría para una contra de tres jugadores contra Diego Carlos. El central aguantaría todo lo posible pero Haaland sabría desmarcarse para que Reus le diera un pase con el que realizar un gran tiro a contrapié que mandaba a los equipos al descanso con un 1-3 en el marcador.

Con la reanudación, Lopetegui trataría de meter a su equipo en el partido con la entrada de Gudelj, dando más peso a su centro del campo, pero sobre todo haría que los suyos se echaran arriba para buscar los goles que les metieran en la eliminatoria. Sin embargo, lo que parecía al principio que podía ser el despertar de los sevillistas, se vería de nuevo cómo el conjunto alemán era capaz de generar peligro con nada.

Un intento de remontada

El Sevilla seguía intentando entrar en el sistema del Dortmund pero no parecía tarea sencilla. Los minutos iban pasando mientras los pases horizontales sevillistas no encontraban hueco, mientras que los del Borussia eran para llegar hasta el área de Bono. Mientras a unos les costaba la misma vida generar, otros parecían estar en un entrenamiento cómodamente intentando lo que querían.

Al borde el último cuarto de hora, Óscar Rodríguez podría haber puesto a un solo gol a los suyos, pero el palo evitaba ese tanto. Aunque era en un saque de falta, la acción del mediocentro reflejaba el ansia de gol que tenían los andaluces y cómo iban a luchar hasta el final. Los cambios habían traído aires de revancha pero solo faltaba que se produjeran más ocasiones de peligro, además de convertirlas. Esa insistencia tendría premio finalmente y un centro al área permitiría que Luuk de Jong marcara sin oposición de la defensa rival.

Faltaban muy pocos minutos por disputar y lo sevillistas habían probado la sangre, por lo que querían aún más. Los sevillistas se estaban encomendando a Óscar, quien ya había dado una asistencia y había dado al palo, todo desde faltas al borde del área. Sin embargo, los jugadores de Terzic querían parar esta remontada y harían lo imposible para que el balón estuviera más parado que rodando. Los sevillistas verían que el agregado era menos de lo perdido, pero el tiempo era el que era y no sería aprovechado finalmente, dejando un 2-3 muy duro de cara al partido de vuelta.

Ficha técnica
Sevilla FC: Bono, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Escudero, Fernando, Jordán (Óscar Rodríguez, min. 72), Suso (De Jong, min. 60), Rakitic (Gudelj, min. 46), Papu Gómez (Óliver Torres, min. 60) y En-Nesyri (Munir, min. 60).
Borussia Dortmund: Hitz, Morey, Akanji, Hummels, Guerreiro (Passlack, min. 76), Dahoud (Meunier, min. 89), Emre Can, Bellingham, Sancho, Reus (Brandt, min. 80) y Haaland.
Goles: 1-0, min. 7: Suso. 1-1, min. 19: Dahoud. 1-2, min. 27: Haaland. 1-3, min. 43: Haaland. 2-3, min. 84: De Jong.
Árbitro: Danny Makkelie de la federación holandesa de fútbol. Amonestó a Hummels (min. 73), Óscar Rodríguez (min. 88), Haaland (min. 90+1)
Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League disputado en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, Sevilla.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies