Los ‘red devils’ arrasan en Turín

Un sistema rápido y a la contra fue suficiente para arrasar a una Real falta de puntería y con cero aciertos en defensa.

0
Real Sociedad 0 4 Manchester United

La Real de Imanol Alguacil quería dar la sorpresa en la Europa League y para ello deberían enfrentarse a los ‘red devils’. Solskjær y los suyos están teniendo una temporada diferente a las últimas y su segunda plaza en la Premier League así lo atestigua, pero su traspiés en la Champions League le ha hecho tener que luchar por una competición distinta a la que esperaban. El partido, por las restricciones, sería lejos del Reale Arena y habría que ver si eso era algo que le podía pesar finalmente.

Choque de trenes

No habían pasado ni dos minutos y ambos conjuntos tendrían mínimo dos ocasiones claras. Januzaj e Isak para la Real y Rashford para los suyos ponían a prueba a los dos porteros. Se notaba que los dos conjuntos salían con hambre de gol y el espacio que había permitía que cada plantilla corriera buscando los espacios a las espaldas de las zagas.

Los txuri urdin parecían ser los que más cómodos estaban. Desde un inicio, los de Imanol estaban controlando más el esférico, haciendo correr a toda la plantilla red detrás del balón mientras ellos trataban de encontrar espacios. Los de Solskjær tenían más claro que preferían mantener cerradas sus líneas y salir después con rapidez, algo que ya les había dado buenos resultados antes, pero tanto esperar atrás podía pasarles factura al final.

El problema para Alguacil era que sus jugadores estaban permitiendo a veces demasiado en los pocos balones que tenía el Manchester y eso hacía que solo un jugador pudiera salvar a los suyos. Remiro no es que tuviera mucho trabajo, pero cuando lo tenía suponía siempre en acciones de vida o muerte. Estaba claro que el inicio dejaba un partido muy abierto y cualquier cosa podía pasar sobre el césped.

Un error que puede salir caro

Sin embargo, la Real empezaba a perder poco a poco. Los txuri urdin no estaban sabiendo conectar entre ellos y el United comenzaba a saber acercarse con más peligro y facilidad. Por momentos parecía que había una guerra de trincheras por hacerse con el esférico pero, cuando los de Solskjær la dejaban correr, los ‘red devils’ sabían profundizar y encontrar portería. Esto lo terminarían pagando ya que un pase en profundidad para Bruno Fernandes permitiría que, tras una mala salida de Remiro, consiguiera adelantar a los suyos.

Bruno marca tras la mala salida de Remiro | Imagen: UEFA

El tanto de los ingleses hizo despertar a los donostiarras, quienes se echarían arriba con todo lo que tenían. Silva y Oyarzabal empezaban a asumir responsabilidades y eso hacía que los suyos generaran más peligro en el último periodo de la primera mitad. El problema estaba en que les costaba mucho salir desde atrás, ya que cuando llegaban a tres cuartos de campo si eran peligrosos, por lo que Alguacil debería encontrar una solución en el descanso.

El paso por vestuarios serviría para que los txuri urdin se metieran en el partido. La reanudación traería una imagen más activa y agresiva de la Real Sociedad, algo que continuaba la vista en los últimos momentos de la primera mitad. La zaga británica estaba sabiendo defenderse ante este empuje pero, al igual que les ocurriera a los jugadores de Imanol, todo podía pasar ante tanta insistencia.

Una tormenta perfecta

Tanta insistencia parecía que podía tener su recompensa, pero una nueva tormenta perfecta del Manchester traería su segundo tanto. La revisión del VAR tendría que determinar si no era fuera de juego, algo que se podía dudar todavía, pero Bruno conseguiría sacarle provecho a un contraataque que James no conseguía controlar bien, aunque Bruno sacaría su diestra para poner otro tanto.

Los de Solskjær sabían que estaban en su momento y sacarían provecho una vez más a su velocidad. El segundo tanto de Bruno Fernandes había hecho mella y eso haría que la defensa txuri urdin se relajara. El fuerte de los ‘red devils’ era precisamente dejar correr el balón y así llegaría el tercer tanto con un pase largo de Fred. Rashford recibía a pocos metros del área el balón y en el mano a mano no dudaría superando a Remiro.

El método era perfecto y de no ser por el fuera de juego, James hubiese puesto un cuarto tanto con el mismo tipo de jugada. La Real sufría a cada contraataque rival y parecía estar dando ya la eliminatoria al Manchester por cómo estaba afrontando la última media hora de encuentro. A esto se agregaba otra mala noticia para Alguacil, quien vería cómo un intocable suyo, Zaldua, abandonaba el encuentro por lesión.

Una puntilla para la Real

La Real no parecía encontrar solución alguna para buscar su gol particular, aquel que les diera alguna esperanza. Los ingleses se sentían muy cómodos y daban una sensación de superioridad muy distinto a lo que a priori había parecido en algunos momentos. Imanol pondría todo el peso ofensivo que tenía a su disposición con los cambios pero nada hacía pensar que podía haber un gol por la parte «local».

James presiona a Monreal | Imagen: Real Sociedad

Los minutos pasaban y el final se acercaba. La desesperación precisamente no estaba siendo la mejor consejera y, si a eso se le agrega de nuevo el peligro del Manchester, acabaría llegando otro tanto rival. James aprovecharía la relajación defensiva txuri urdin y no dudaría a la hora de batir a Remiro por abajo tras encarar la portería.

Este tanto reflejaba a la perfección el estilo de los ‘red devils’ y su forma de afrontar la eliminatoria. Nada parecía que pudiera hacerle no pasar a los cuartos de final, ya que un 0-4 parecía ser determinante. La Real Sociedad tendría que buscar el milagro en el partido de vuelta, pero el trabajo realizado por los jugadores de Solskjær reflejaba que el Manchester United era un equipo para competir hasta el final por la Europa League.

Ficha técnica
Real Sociedad: Remiro; Zaldua (Gorosabel, min. 74), Le Normand, Zubeldia, Monreal; Illarramendi (Guevara, min. 74), Merino, Silva; Januzaj (Portu, min, 80), Oyarzabal (Bautista, min. 86), Isak (Barrenetxea, min. 80).
Manchester United: Henderson; Wan-Bissaka, Bailly, Maguire, Telles; McTominay (Matic, min. 60), Fred, Greenwood (Traoré, min. 83), Bruno Fernandes (Mata, min. 83), James; Rashford (Martial, min. 70).
Goles: 0-1, min. 27: Bruno Fernandes. 0-2, min. 57: Bruno Fernandes. 0-3, min. 64: Rashford. 0-4, min. 90: James.
Árbitro: Sandro Schärer de la federación suiza de fútbol. Amonestó a Wan-Bissaka (min. 8)
Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League disputado en el Estadio Juventus Stadium, Turín.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies