Diego López ya no detiene bombardeos

El portero blanquiazul encaja la mitad de sus goles en lanzamientos lejanos desde fuera del área

0

El Espanyol pasó de ser a principios de temporada un equipo al que hacerle gol era casi quimérico a, ahora mismo, ser un equipo muy vulnerable. Cierto es que sus cifras de goles encajados, 18 en 28 encuentros disputados, siguen siendo más que notables son números que engañan bastante. Sobre todo si miramos solamente los de la segunda vuelta, donde se llevan disputados únicamente siete encuentros.

Siete partidos en los que el club perico ha encajado ocho goles. Solo ha logrado dejar en un encuentro la portería a cero (frente al Sabadell, que le chutó cinco veces entre palos). Unos datos que hablan de que el conjunto de Vicente Moreno empieza a desangrarse en el punto más crítico y en el momento más importante de la temporada: por la defensa y la portería.

Pero de esos ocho goles, varios tienen un mismo patrón: son lanzamientos lejanos desde fuera del área. Si cogemos las estadísticas que proporciona LaLiga de los lanzamientos desde fuera del área en toda la segunda vuelta (un total de 77 partidos) vemos que solo el 11,11 de los disparos desde más de esos 18 metros que delimitan el área acaban en gol. Es decir, un total de 26 goles en 234 intentos. Esos 26 goles son el 15,85% de todos los goles en estas siete fechas de la segunda vuelta del campeonato.

Sin embargo para el Espanyol esos números son más dramáticos. De los ocho goles encajados en la segunda vuelta, cuatro han sido desde más allá del área; su porcentaje sube hasta el 50%. Con excepción del gol que logra Isi Palazón de falta directa, lo cierto es que en los demás se observa un mismo patrón. En los otros tres la defensa perica deja al lanzador chutar con comodidad. Una ventaja que el equipo no debe conceder si quiere volver a

Después está que Diego López esta campaña no se ha mostrado excesivamente fiable en los lanzamientos lejanos. Quizá al veterano guardameta, que aún con todo sigue estando en la élite de la categoría, ya le esté pesando también su edad y haya decaído en algunas de sus capacidades. El lucense ya no está para soportar bombardeos desde más allá del área. Un motivo más por el que el Espanyol debe solucionar ese problema defensivo o seguirá teniendo un problema de larga distancia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies