La espalda de Duarte complica su renovación

Aunque dada su importancia es de esperar que el Levante se la ofrezca igualmente, el tico necesita de jugar varios partidos más para renovar automáticamente

0

Óscar Duarte tiene que parar. Los problemas musculares en su espalda no cesan y desde hace semanas juega con molestias o infiltrado. Este viernes, en el derbi frente al Valencia, fue esa segunda opción pero no sirvió para que esas dolencias hiciesen que antes del cuarto de hora del segundo tiempo tuviese que ser sustituido por Rober Pier.

La buena noticia es que una contractura lumbar no es grave. Con reposo y una carga de trabajo menor debería recuperarse sin problemas siempre que no se haya agravado de más. Pero es una lesión de la que es imposible anticipar un tiempo de baja, ya que todo dependerá de las sensaciones del propio Duarte en los próximos días o semanas.

A cuatro partidos con 55 minutos jugados de renovar

Al Levante le quedan esta campaña un total de once partidos por jugar. Habrá que ver hasta donde llega el alcance de sus molestias en la espalda y cuanto le obligan a parar. Porque Duarte sabe que tras los 58 minutos disputados ayer frente al Valencia, le quedan cuatro partidos en los debe disputar 55 minutos (60% de los minutos) para renovar automáticamente. Dada la importancia que tiene para Paco López, es de imaginar que el tico recibirá en caso de no llegar una propuesta de renovación. Pero mejor para todos que Duarte pueda lograrla por sí mismo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies