El Granada debe indemnizar a Siqueira con 200.000 euros

El Granada, en cualquier caso, ha anunciado que agotará la vía judicial llegando al Tribunal Supremo en un proceso que lleva más de seis años abierto

0

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado al Granada a abonar a su exjugador Guilherme Siqueira 200.000 euros pendientes de pago desde 2013. Una cuantía pactada en concepto de indemnización por su cesión al Benfica portugués. La sentencia de la Sala Social del alto tribunal, confirma el fallo emitido por el Juzgado de lo Social 7 de Granada y desestima las alegaciones presentadas por el club rojiblanco contra las pretensiones del que fue su jugador.

La causa arranca en 2013 después de que el Granada Club de Fútbol acordara con el que era su jugador una cesión temporal al Benfica. En virtud del contrato de trabajo de jugador profesional entre el demandante y el club, la cesión incluyó una indemnización a Siqueira en un acuerdo que rubricó como presidente Enrique Pina.

Un año después, en julio de 2014, la relación laboral de Siqueira y el club se acaba por su traspaso al Atlético de Madrid. Según la sentencia, resulta indudable que este cambio de club tras la cesión no modifica los acuerdos anteriores. Cuando el jugador se marcha definitivamente del Granada firma un contrato en el que dice estar al corriente de todos los pagos “a excepción de la cantidad de 240.000 euros netos en concepto de indemnización pagaderos”. Un importe pendiente desde su cesión, un acuerdo que se registra además en la Liga Nacional de Fútbol Profesional.

Desde entonces, las reclamaciones del pago de la cuantía se han repetido. Guilherme Siqueira presentó una reclamación ante la AFE para exigir el pago; una actuación que retiró ante un plan de pagos del club que solo entregó los primeros 20.000 euros.

El Granada anuncia que irá al Supremo

En octubre de 2016 y ante las reclamaciones del jugador, el Granada mandó un documento asegurando su “total desconocimiento” del documento de reconocimiento de la deuda con el jugador. Argumentó el club nazarí que la titularidad del club había cambiado y que, la nueva, no daba validez a dicho documento. Un argumento que el TSJA no ha dado por válido.

Éste ha condenado al club a abonar al que fue su jugador los 200.000 euros adeudados en concepto de indemnización por la cesión. La sentencia, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, también condena al club a perder los depósitos efectuados para poder recurrir y a abonar 600 euros al letrado del demandante. El Granada tiene pensado agotar la vía judicial y llegará hasta el alto tribunal buscando que la justicia le dé la razón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies