El Eibar obligado a ganar más de la mitad de los partidos que le quedan

De los nueve partidos que le restan al Eibar, cinco deberán disputarse en Ipurua. Recobrar la fortaleza en su feudo se antoja vital para los armeros en su intento por protagonizar un milagro llamado permanencia

0

La cuenta atrás en LaLiga Santander ya ha comenzado. A falta de nueve partidos para la conclusión del campeonato, la SD Eibar se encuentra en una situación crítica. Penúltimos con 23 unidades e inmersos en una racha de doce partidos sin conocer la victoria, llegar a los 38 puntos que “garantizarían” la permanencia obliga a los armeros a cambiar de manera radical el desempeño mostrado hasta el momento. Cuando esta el agua al cuello, todo el mundo aprende a nadar y son varios los equipos de la zona baja de la clasificación que ya están dando sus primeras brazadas con el objetivo de llegar a la orilla fuera de la zona roja. A los armeros les esta costando una barbaridad lograr ese triunfo que cambie la dinámica y los ánimos. La victoria en Ipurua ante el Levante UD se antoja imprescindible para que las cuentas salgan.

Calendario complejo e inquietante

Los de José Luis Mendilibar, tras caer derrotados frente al Real Madrid la pasada jornada, afrontan un tramo final de liga con enfrentamientos ante varios equipos que tienen aún sus objetivos deportivos en el alero. El primer escollo será el mencionado Levante, un equipo que aun no ha certificado su continuidad en la categoría y querrá hacerlo cuanto antes para evitar los nervios de las últimas jornadas.

A renglón seguido visitarán el Wanda para medirse ante un Atlético de Madrid necesitado de puntos en el afán de mantener el pulso por la liga, duelo a priori complicado para los guipuzcoanos por lo que en la siguiente jornada que disputarán en Granada, lo harán con la con la necesidad perentoria de sumar y no dejar escapar en demasía el tren de la permanencia.

Tras estos desplazamientos, Ipurua vivirá dos encuentros claves para calibrar las opciones reales de los armeros de continuar un año más en la máxima categoría. Dos derbis ante una Real Sociedad, flamante campeón de Copa inmersa en la lucha por los puestos europeos y ante el Deportivo Alavés, un conjunto con las mismas urgencias clasificatorias que los de Ipurua.

A cuatro para el final, visitarán Getafe, otro partido que se prevé duro y complejo por cómo se están complicando la existencia los de Bordalas. El siguiente rival en casa será el Real Betis seguro que con opciones de meterse en competiciones europeas, por lo que como sus anteriores rivales, no irán de pachanga.

La penúltima jornada la disputarán en Mestalla ante el Valencia en un duelo que puede ser dramático.  Cerrarán la competición ni más ni menos que frente al FC Barcelona en Ipurua, un equipo que querrá llegar al partido final con opciones de levantar el título.

Una racha con precedentes

El Eibar ya ha superado su peor racha de partidos sin ganar en Primera División. Es su peor campaña en esta categoría, la del debut, estuvieron hasta once encuentros sin saborear las mieles del triunfo. Aunque finalizaron ese curso entre los tres últimos, el descenso administrativo del Elche les otorgo una bola extra a la que han sabido sacar mucho jugo durante las siguientes temporadas.

Mendilibar por su parte ya ha vivido situaciones similares a la que actualmente esta padeciendo su equipo, pero quizá no tan dramáticas por la altura de la temporada en la que nos encontramos. Con el Real Valladolid ya estuvo en las temporadas 2008/09 y 2009/10 hasta once partidos consecutivos sin ganar pudiendo revertir la situación en ambos casos y salvando a la postre al equipo. En el Athletic Club también permaneció nueve jornadas consecutivas si conocer la victoria, lo que significo su salida de la entidad de manera prematura.

En definitiva, el Eibar debería ganar cinco de los nueve partidos que le restan para tener opciones reales de lograr la permanencia. Viendo los rivales que le esperan se antoja complicado sumar esos quince puntos que le separan de jugar por octava temporada consecutiva en Primera.

La empresa comienza a tornarse en milagro

Es posible que este año la salvación quizá este más barata que en temporadas anteriores, pero de los cinco equipos que están actualmente con el agua al cuello, el armero es indudablemente de los que presenta uno de los calendarios mas complejos.

En los alrededores de Ipurua ya no se habla de machada o de remontada ya se habla directamente de milagro. Pero si algún equipo esta capacitado para este tipo de resurrecciones este es el Eibar. Porque sus jugadores, cuerpo técnico, aficionados y directivos viven mentalizados para ello desde el primer instante de la pretemporada. Son sabedores de que va a tocar sufrir hasta el último minuto del último día; algo que viene en sus contratos y en su grito de guerra Ezina Eginez (haciendo lo imposible).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies