Milagro con sabor a cantera

Un Real Murcia deshecho en la segunda mitad ganó sin merecerlo ante un Cádiz B que tuvo méritos y ocasiones para llevarse la victoria a casa. Rognny apareció de la nada para salvar los muebles y mantener tímidamente la esperanza de los murcianistas.

0
Real Murcia 2 1 Cádiz CF ‘B’

La tarde de hoy era de relativa importancia para el Real Murcia. Sí había algo en juego, era el no ser el farolillo rojo del grupo, ya que tanto murcianistas como cadistas tenían bastante alejado el ascenso a 1ª RFEF. El Real Murcia venía de una justa derrota ante un Linense que había sido superior en la mayor parte del encuentro. El Cádiz B también venía de perder, pero fue en una abultada derrota ante el lider del grupo: el Sevilla Atlético. Ambos equipos eran conscientes de que si algo les podía dar esperanzas, era una victoria en este difícil momento.

El comienzo del encuentro tuvo un protagonista claro: el conjunto pimentonero. El equipo de Loreto dominaba como pocas veces y ahogaba al filial gaditano. Las primeras ocasiones del encuentro llegaron en el área amarilla, como un disparo de Carrillo que acabó deteniendo en dos tiempos. Las llegadas al área visitante se acumulaban y el Murcia parecía estar cada vez más cerca del gol. El cedido del Castellón de siguió intentándolo y acabó consiguiendo un merecido gol por toda la escuadra. En el minuto 17, la joven promesa, totalmente rodeada, se sacó un derechazo de grandísima calidad que ponía a los murcianos por delante, merecidamente.

A partir del gol, los de Loreto dejaron de actuar con la misma intensidad, y, como viene siendo costumbre, dejaron a los visitantes tomar las riendas del encuentro. El Cádiz B, hasta ahora desterrado del encuentro, comenzó a sacar a relucir su juego y las ocasiones no tardaron en llegar. Antes de que sonara el pitido del descanso, el filial cadista tuvo las ocasiones de Iván Chapela y Kiko Carrasco para ponerse por delante. Destaca la primera, en la que ya estaba batido Nereo Champagne y el delantero gaditano erró el disparo, que se fue muy desviado. Ángel Lopez se llevaba el silbato a la boca e indicaba el final del primer tiempo, ese que el Murcia deseaba que llegara. Desde el gol, el conjunto murciano estuvo K.O. y sin síntomas de mejoría, pero aún seguía vivo gracias a la falta de contundencia de su rival.

Daba comienzo la segunda parte en la que los pimentoneros anhelaban un cambio de guion. Nada más lejos de la realidad, los de Alberto Cifuentes tuvieron una ocasión clarísima nada más comenzar el segundo tiempo. Kiko Carrasco, que ya había avisado en los últimos instantes de la primera mitad, repitió la alerta con un disparo que impactó en el poste. El conjunto murciano continúo con amagos de recuperar el dominio del juego y alguna débil ocasión, como un disparo de Carrillo que se marchó desviado. El Real Murcia había perdido el protagonismo hacía ya tiempo y ahora el encuentro estaba roto. Cada córner y balón parado de los visitantes era un sufrimiento para la zaga grana, que difícilmente podía igualar esos lanzamientos de esquina. 

Precisamente del balón parado llegaría el empate de los cadistas. En una falta lateral, el central Saturday, sin oposición, saltó y cabeceó a placer para batir a un Champagne mal colocado. El central lo celebraba con todos sus compañeros: ahora estaban más metidos que nunca en el encuentro y aún podían apurar sus opciones de entrar en el ascenso de 1ª RFEF, aunque fuera casi imposible. La hinchada del Real Murcia estaba cada vez más nerviosa y los pitos no tardaron en sonar. Si su equipo no iba a lograr el ascenso, lo mínimo era hundirse con honor.

El partido fue perdiendo revoluciones progresivamente y, conforme avanzaban los minutos, todo apuntaba a que el resultado iba a ser un nuevo empate para los locales. Ya serían 4 de los últimos 5 partidos. Pero, por si cabía mayor debacle, el Cádiz B aún amenzaba con la derrota en algún córner y falta. Parecía que la situación podía empeorar para los murcianos, pero un disparo lejano de Abenza reactivó al equipo. Fue lejano y Garrancho no tuvo ninguna complicación para pararlo, pero fue más que suficiente para despertar de nuevo a los pimentoneros.

La hinchada murciana animaba por desesperación: todo lo que no fuera una victoria implicaría el final del sueño. Carrillo disparó de lejos, pero Garrancho fue más rápido que la bola y la mandó a córner. Se acercaba el minuto 90 y el Murcia se relamía los labios, como muchas otras veces, la sensación de que un gol estaba cerca en los últimos instantes se notaba.

El tiempo se agotaba y ya se llegaba al minuto 90. Parecía imposible que diera tiempo para nada más, pero, en un balón alto de Yeray, Rognny luchó un esférico en el área con Marc Baró. El jugador del Imperial ganó el esférico y en apenas un segundo se perfiló y disparó, pillando desprevenido a Garrancho. El meta cadista la paró, pero sus manoplas estaban blandas y el balón acabó entrando. El joven canterano celebraba eufórico, pocas veces en su vida había pensado que realmente un gol suyo podría levantar a tanta gente de sus asientos. El Murcia supo retener el esférico y ganó el encuentro, con poco mérito, pero mucha casta. Un encuentro que parecía que podía acabar hasta en derrota concluyó con una victoria en la que Rognny tiró de épica para dar una alegría a la afición después de 5 meses sin ganar en casa con público.

Ficha técnica
Real Murcia: Champagne; Molinero (Baro, 77′), Miguel Muñoz, Edu Luna, Gurdiel; Mario Abenza (Rognny, 77′), Guille Lozano (David Segura, 68′), Verza (Yeray González, 77′), Carrillo; Alberto Toril y Adrián Fuentes (Youness, 60′).
Cádiz CF ‘B’: Garrancho; Marc Baró, Saturday, Momo (Javi Pérez, 80′), Espindola (Martín , 55′); Duarte, , Momo, Juanma Boselli; Nieto. Kike Carrasco (Vazquez, 64′) e Iván Chapela (Gudelj, 80′).
Goles: 1-0, Carrillo, 18′; 1-1, Saturday, 68′; 2-1, Rognny, 90′.
Árbitro: Angel López Del Amo Franco (Colegio balear) amonestó a Miguel Muñoz, Verza, Molinero y Adán Gurdiel del Real Murcia. También amonestó a Momo y Saturday del Cádiz B.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la segunda fase en la lucha por la 1ª RFEF disputado en el Enrique Roca de Murcia (Murcia).
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies