El Girona anestesia al Zaragoza, pero el golpe duele igual

Stuani transformó un más que polémico penalti tempranero que durmió el partido en favor de los locales

0
Girona FC
3 0 Real Zaragoza

El Girona ha conseguido los tres puntos tras endosarle tres goles a un Zaragoza tocado después de encajar un penalti a los cuatro minutos del pitido inicial. El partido estuvo abierto durante buena parte del tiempo reglamentario, pero los maños apenas generaron ocasiones para empatar y el Girona supo aprovechar su ventaja y controló el encuentro hasta el final.

El partido comenzó no agitado pero sí sobresaltado. A los cuatro minutos, en una internada del Girona, López Toca pito penalti a favor del conjunto catalán. A pesar de que el partido se mantuvo unos minutos en vilo, finalmente el colegiado decretó penalti por mano de Jair y desde los 11 metros Cristian Stuani inauguró el marcador.

Con el gol, el conjunto gerundense se sintió cómodo con el balón, aunque fue desde la esquina desde donde metió el primer susto al conjunto aragonés con un remate que se marchó cerca de la puerta visitante. En la jugada posterior, el árbitro señaló obstrucción al delantero uruguayo por interrumpir el saque del meta argentino, pero no le sacó tarjeta alguna.

Cerca de los 20 minutos, un pase largo de Tejero buscando la espalda de los defensas locales encontró a Narváez, aunque el cafetero no pudo controlar el balón y la ocasión quedó en nada. El reloj siguió corriendo sin apenas ocasiones, con mucha posesión de balón por parte de ambos equipos y la balanza equilibrada en lo que a juego se refiere. Lo que se podía ver de manera clara era el juego de un Girona que conseguía ejecutar unos cambios de juego espectaculares y no paraba de buscar a sus hombres de arriba.

A los 40 minutos Adrián introdujo el balón en la portería contraria en segunda instancia tras una jugada por banda izquierda de Zapater, que conectó con Sanabria para que Tejero le pegara fuerte entre los tres palos, pero la jugada quedó invalidada por fuera de juego del jugador cedido por el Atlético de Madrid.

Sin más ocasiones y tras un minuto de añadido, el árbitro decretó el final de una aburrida primera parte. Ya en la segunda, entró Iván Azón por el “Toro” Fernández, y fue precisamente el 31 maño el que intentó meterse en el área catalana en la que fue una de las pocas ocasiones de los blanquillos; aunque se fue al suelo y la jugada no tuvo peligro alguno.

En el primer córner que el Girona botó en el segundo tiempo, Cristian avisó de que había que proteger el punto de penalti, y aunque parecía que no había peligro, el balón se envenenó y Mahmadou Sylla sacó un disparo que tuvo que atajar el portero rosarino.

En el minuto 57 Zapater intentó poner las tablas con un disparo de falta directa, pero el disparo se fue por la parte izquierda de la portería local. El partido seguía con el dominio del Girona, que conseguía llegar más a portería y asustar a base de córneres, y en uno de ellos fue Mumbau quien tras recibir en corto, se la puso a Nahuel Bustos, que remató de cabeza y puso el dos a cero en el marcador en el minuto 65.

El nuevo gol del conjunto catalán aumentó la presión del encuentro, lo avivó, como cuando cocinas algo a fuego lento y poco antes de servirlo a la mesa le subes la potencia a la vitro para servirlo en el punto de cocción exacto. Esa fue la sensación tras el nuevo tanto gerundense, que hizo que el Zaragoza se viera obligado a ir a por todas en vez de esperar la ocasión para empatar ese gol que llegó de penalti con un Zaragoza al que prácticamente no le había dado tiempo a sentarse a la mesa.

A pesar de que el Zaragoza no cesaba en el intento de maquillar el resultado, ya en los últimos diez minutos, Mahmadou Sylla definió al palo largo desde el centro del área rival y puso el 3-0 en el luminoso a seis minutos del noventa. A un minuto del final, Peybernes corrió la misma suerte que Adrián: tras introducir el balón dentro de la portería local, el árbitro revisó el VAR y anuló el tanto, dejando al Zaragoza sin el sabor de haber maquillado el resultado y con una derrota que rompe la dinámica del equipo maño.

El próximo enfrentamiento del Girona tendrá lugar en el Carlos Tartiere frente al Oviedo el domingo 25. Mientras, el Zaragoza recibirá al Sporting en La Romareda dos días antes.

Ficha técnica
Girona FC: Juan Carlos; Yan Couto, Bueno, Juanpe, Arnau, Aday (Luna, 60); Cristóforo (Terrats, 74), Gumbau (Kebé, 74); Monchu, Sylla (Bárcenas, 86) y Stuani (Nahuel Bustos, 60).
Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Tejero, Peybernes, Jair, Nieto; Zapater (Eguaras, 65), Francho (Igbekeme, 82); Sanabria (Alegría, 82), Adrián González (Bermejo, 65), Narváez; y Gabriel Fernández (Iván Azón, 46).
Goles: 1-0, min. 6: Stuani, de penalti. 2-0, min. 64: Nahuel Bustos. 3-0, min. 83: Sylla.
Árbitro: López Toca (Comité cántabro). Amonestó a Gabriel Fernández (min. 17) y Tejero (min. 59) por el Zaragoza y a  Aday (min. 52), Bueno (min. 57), Gumbau (min. 66) y Luna (min. 77).
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo quinta jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio Municipal de Montilivi, Girona.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies