Borja Jiménez, nuevo entrenador del Deportivo

El entrenador vuelve a Galicia donde su gran campaña en el Rápido de Bouzas le hizo dar el salto y lograr un doble ascenso con Mirandés y Cartagena

0

El Deportivo ha hecho oficial la contratación de Borja Jiménez para ocupar el banquillo de Riazor en Primera RFEF y lograr el ascenso a Segunda objetivo primordial para el cuadro herculino.

Borja Jiménez llega avalado por el doble ascenso a LaLiga SmartBank logrado con Mirandés y Cartagena, así como su vasto conocimiento del mercado de la Segunda División B. Dos hechos que jugaron a su favor en esa pequeña competición por sentarse en el banquillo de Riazor. Una carrera en la que también estaban estaban Yago Iglesias, Juan Carlos Carcedo y Julián Calero.

Borja Jiménez Sáez (Ávila, 21/01/1985) comenzó a formarse como entrenador en su tierra natal con el Real Avilés, equipo que en la temporada 13/14 le dio la oportunidad de ponerse al frente del primer equipo con el cual llegó a disputar play-off de ascenso a Segunda ‘B’. Esa experiencia le abrió las puertas del Real Valladolid, entrenando en las categorías inferiores hasta que a mitad de la temporada 15/16 le llegó la oportunidad de ponerse al frente del Promesas tras el ascenso de Rubén Albés como segundo entrenador al primer equipo, logrando la salvación del filial pucelano.

La siguiente temporada firmó por el CD Izarra, equipo con el que también logró salvar la categoría, y en 2017 le llegó la oportunidad de dirigir a un recién ascendido como el Rapido de Bouzas, firmando una excelente temporada en la que el conjunto gallego se quedó a las puertas del play-off de ascenso a Segunda, firmando una meritoria quinta posición con 61 puntos, a solo dos de la promoción de ascenso.

Esa brillante temporada con el Rápido de Bouzas le abrió las puertas de uno de los conjuntos más importantes de la categoría, el CD Mirandés, al que logró colocar en puestos de play-off, tercero con 69 puntos, y firmó una gran fase de ascenso en la que venció a Atlético de Madrid ‘B’, Recreativo de Huelva y en la última ronda al Atlético Baleares, consumando el ascenso de los de Miranda de Ebro a Segunda División.

En verano firmó con el Asteras Tripolis griego, pero su andadura en la Liga griega no fue tan bien como quisiera ya que, a pesar de haber clasificado al Asteras Tripolis para la siguiente ronda de Copa, en la competición liguera no logró ser regular, situándose al borde del descenso y siendo sentenciado por su última racha liguera, donde en cuatro partidos solo logró dos empates.

Así llegó al Cartagena para un final de temporada en el que logró meter al equipo en Playoff y de nuevo lograr un ascenso a Segunda. Su andadura en el conjunto albinegro llegaría precisamente a su fin en la categoría de plata al no encontrar el club los resultados esperados. Ahora le llega la oportunidad de lograr un nuevo ascenso en esta ocasión con un histórico como el Deportivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies