Efes sobrevive a sus fantasmas y se mete en la Final

El conjunto turco evitó la increíble remontada del CSKA y luchará por el título el domingo

0
CSKA Moscú 86 89 Anadolu Efes

Anadolu Efes estará en la final de la Euroliga tras derrotar al CSKA en un partido completamente imprevisible y donde llegaron a mandar por más de 20 puntos. Los turcos, volvieron a encontrarse con los fantasmas de la eliminatoria ante el Real Madrid, y desperdiciaron una gran ventaja en el último cuarto, para acabar sumando un triunfo que les mete en el partido por el título. La gran exhibición de Micic, fue suficiente para imponerse a un CSKA irreductible, y que tuvo tiro para ganar el partido en las manos de su mejor hombre, Will Clyburn, que finalizó con 26 puntos, gran parte de ellos en la segunda mitad.

Efes marca el ritmo desde el inicio

El equipo dirigido por Ergin Ataman saltó al parqué del Lanxess Arena con una marcha más que el CSKA, dispuesto a no dejar opción al conjunto de Itoudis, que no pudo hacer nada para contener el vendaval Micic, el protagonista absoluto de la primera parte. El partido iba al ritmo del base serbio y el Efes se movía a placer en estas aguas, donde el conjunto ruso apenas podía agarrarse a Clyburn como salvavidas para mantener las opciones de remontada.

Con un primer cuarto prácticamente inmaculado, con 5/6 en triples y una sensación de superioridad de los otomanos, los vigentes campeones de Europa desde 2019, sufrían para aguantar el ritmo de su rival, y se mantenían en el encuentro gracias a los puntos de Will Clyburn y Johannes Voigtmann desde el banquillo. El parcial de 15-25 tras los primeros 10 minutos reflejaba esa superioridad de los turcos, demasiado cómodos para el plan de partido que le favoreciera al CSKA, sabiendo que con 25 puntos por cuarto es prácticamente imposible ganarle a un equipo con Micic y Larkin.

CSKA no encuentra la clave para desactivar a Micic

Trataron los moscovitas cambiar un poco el guion de partido e incomodar a Micic y Larkin con defensores frescos desde el banquillo, pero el dúo dinámico del serbio y el estadounidense se movían a placer sobre la pista, dejando un clínic tras otro en cada acción ofensiva del Anadolu Efes. Y por si fuera poco, en defensa, los de Ataman tampoco bajaban el nivel, y con Sanli como hombre más destacado con dos tapones, dejaban a los rusos sin buenas opciones de tiro, y solo podían anotar por la calidad individual de hombres como Clyburn o Voigtmann, además de un Shengelia que no se encontraba nada cómodo ante Singleton y el propio Sanli.

Tras este auténtico festival de primera parte que se marcaron los turcos, lo mejor era el marcador, 37-49 tras un canastón final de Clyburn, pero con una sensación de gran superioridad por parte de los de Estambul.

Clyburn contra el Efes

El alero estadounidense del CSKA se había echado el equipo a las espaldas en la primera parte, pero en la segunda se convirtió en el faro para los de Itoudis, que solo conseguían anotar por medio de él. Pero enfrente tenía a todo un Anadolu Efes, jugando a placer y contando cada ataque por una delicatessen de juego ofensivo, con un Micic en absoluto estado de gracia y sus 4 compañeros en pista, aprovechándose de su excelente lectura del pick&roll.

La ventaja no hizo sino aumentar durante el cuarto llegando a sobrepasar los 20 puntos, pero ahí aparecieron de nuevo los fantasmas del Real Madrid, los miedos a desperdiciar una ventaja en un partido absolutamente controlado, y que florecieron y de qué manera en el último cuarto. Con 55-71, se llegaba al final del tercer cuarto, pero con un CSKA que parecía que había despertado, y amenazaba con complicarle el camino a la final a los turcos.

Los fantasmas atenazan al Efes

Otra vez más, otra gran ventaja desperdiciada del Anadolu Efes en los últimos cuartos de los partidos, y el encuentro que cambiaba por completo de panorama. Del 55-71 inicial, se pasó rápido al 61-71, que acercaba a los de Itoudis a tan solo 10 tras un triple de Ukhov y otro de Lundberg. Pero eso solo era el principio de una remontada impresionante que se quedó a tan solo un pequeño paso de llegar a buen término.

Con el cansancio y los problemas de faltas en la pareja Micic-Larkin, los ataques de los turcos se concentraban en la figura de Beaubois, que aparecía para resolver los problemas con sus puntos, pero ante el aumento de la intensidad defensiva de los rusos, los de Ataman empezaron a ver cómo sus ataques acababan en nada y la distancia empezaba a decrecer conforme se acababa la arena en el reloj. La distancia que hasta hace nada era de 20 puntos o más, ahora era solo de 3, con casi 3 minutos por disputar, y Micic eliminado por faltas personales en el banquillo.

Una final en 3 minutos

Larkin emergió de superhéroe con sus acciones individuales, pero aparecía Clyburn en el otro lado para mantener vivos a los suyos con canastones de mucho mérito, y tras 2 tiros libres de Kurbanov, se llegaba al último minuto con 86-87. Beaubois quiso sentenciar el encuentro con un triple, pero el lanzamiento se estrelló contra el hierro, y pese a que el rebote cayó en manos de Dunston, Larkin no pudo anotar en segunda oportunidad, y le llegaba la oportunidad al CSKA de ponerse por delante después de no hacerlo desde el 0-2 inicial.

Clyburn quiso ser el héroe y buscó un triple, pero también se encontró con el hierro, y en la segunda oportunidad tras el rebote de Voigtmann, el balón cayó en las manos de Hilliard, que sin saber que aún quedaba tiempo para un mejor tiro, lanzó un triple completamente desequilibrado que cayó en las manos de Larkin, que recibió una falta tras un intento de penetración para sentenciar el encuentro.

El base del Efes anotó solo uno de los lanzamientos y dejó la opción al conjunto ruso de llevarse el encuentro o al menos forzar la prórroga, con casi 8 segundos por jugar. La responsabilidad recayó de nuevo en Clyburn, que lanzó un triple bien defendido por Singleton, que besó el hierro para acabar en la mano de Larkin, ante la desesperación de todo el CSKA, que veía cómo se le escapaba el partido después de la histórica remontada que habían protagonizado.

Ficha técnica
CSKA Moscú: Lundberg (15), Hilliard (0), Ukhov (8), Hackett (17), Antonov (0), Strelnieks (2), Voigtmann (6), Clyburn (26), Shengelia (10), Kurbanov (2), Eric (0)
Anadolu Efes: Larkin (11), Beaubois (15), Singleton (1), Balbay (0), Sanli (19), Moerman (6), Micic (25), Anderson (2), Dunston (0), Simon (10)
Parciales: 15-25, 22-24, 18-22, 31-18
Árbitros:  Sasa Pukl, Juan Carlos García, Gytis Vilius, eliminaron por faltas personales al jugador de Efes Vasilje Micic y al jugador de CSKA, Gabriel Iffe Lundberg
Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales de la Final Four de la Euroliga disputado en el pabellón Lanxess Arena de Colonia

@c_herranz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies