La hora de la verdad

Chelsea y Manchester City buscarán la gloria en Oporto en la final de la Champions League

0

Finalmente, el Estádio do Dragão va a ser el escenario del partido más importante de la temporada: la final de la UEFA Champions League. Chelsea FC y Manchester City se enfrentarán en un partido completamente histórico para ambos conjuntos. Los blues están en busca de su segundo título después del que consiguieron en 2012 con los Lampard, Terry, Drogba, Cech y cía. Por su parte, los citizens pisarán por primera vez una final de Champions y lucharán por su primera corona europea en este duelo inglés.

Guardiola y sus cuentas pendientes

Las malas lenguas siempre han achacado a Pep Guardiola que no ha ganado ninguna Champions desde que separó caminos con Lionel Messi. En el tiempo que lleva en Manchester, ha sufrido eliminaciones muy dolorosas: fue eliminado en octavos de final por el Mónaco de Jardim, por el Liverpool en cuartos con un contundente 5-1 global, por el Tottenham también en cuartos con un gol anulado por el VAR y por el OL la pasada temporada con remontada final. Pero por primera vez desde 2011, el de Santpedor entrenará en el partido más grande del año. Es su gran oportunidad de triunfar a nivel continental por primera vez desde que se marchó de su casa.

El camino a Oporto

Los citizens acabaron primeros del grupo C por delante de Porto, Olympiakos OM en este orden, con 5 victorias y 1 empate. En los octavos de final se cruzaron con el Borussia Mönchengladbach, al que eliminaron con facilidad con un contundente 4-0 en el global. Las cosas se complicarían para los mancunianos al verse las caras con el Borussia Dortmund de Haaland, pero un decisivo Phil Foden decantó la eliminatoria. Su último paso antes de llegar a la cita del sábado fue eliminar a un PSG que venía de cargarse al vigente campeón, pero el gran control de las estrellas ofensivas de los parisinos que ejerció la defensa sky blue  y la gran actuación de Riyad Mahrez les hizo llegar a la gran final de Oporto.

El Chelsea y el partido a partido

Nadie se imaginaba que el Chelsea fuese a llegar hasta la final de la Champions. Ni hasta cuando se las pintaban muy felices gastando millones de euros sin reparo este verano sin saber la que se les venía encima. El equipo no empezó mal la temporada, pero se vino abajo, se cayó de los puestos europeos en liga y parecía que el vestuario estaba roto. Frank Lampard lo acabó pagando y llegó Thomas Tuchel para sustituirlo. Desde entonces, el equipo londinense no ha parado de crecer partido a partido. El objetivo nunca fue llegar donde han llegado, pero a través de un juego colectivo y de una demostrada fortaleza defensiva, Tuchel ha llevado a los suyos a la gran cita.

El camino a Oporto

El Chelsea accedió a los octavos de final tras liderar el grupo E por delante de Sevilla, Krasnodar Stade Rennais. Allí se encontró al «coco» del sorteo: el Atlético de Madrid de Simeone. Partiendo como underdog, acabó eliminando a los madrileños con un 3-0 en el marcador global y una demostración de lo que era capaz. En octavos el sorteo no fue benevolente, pero en cuartos de final la suerte se puso de su parte y fue emparejado con el Porto, evitando a los mejores equipos del mundo. Eliminó a los portugueses sin gran lucidez y la generación de jóvenes blues se enfrentaba a su primer gran reto europeo: eliminar al Real Madrid, el equipo más laureado de la competición, en semifinales. El Chelsea se impuso en todo momento a los blancos y, con un 3-1 global pese a no estar nada acertado de cara a puerta, hacía las maletas hacia la final.

Las claves

La plena recuperación de Kanté es clave para el Chelsea si quiere controlar los movimientos entre líneas de los centrocampistas y falsos delanteros del Manchester City. Aún y así, los blues  deberán evitar las superioridades por dentro con otro jugador sumándose al doble pivote para defender en estático, que todo apunta que será Mason Mount. El City no debe dejar que el Chelsea le robe el balón o se defienda con este, ya que se siente muy cómodo así. Una fuerte presión tras pérdida sería clave para impedir esos constantes reinicios del Chelsea que hacen tan incómodos los partidos para los rivales, con los tres centrales en amplitud más los dos pivotes muy cerca para dar una salida de balón totalmente limpia. Si los de Guardiola consiguen constantes ataques posicionales, el Chelsea va a sufrir mucho sin balón.

Posibles alineaciones (según WhoScored.com)

Manchester City (4-3-3): Ederson; Walker, Stones, Días, Zinchenko; Silva, Rodri, Gündogan; Mahrez, de Bruyne, Foden. Entrendor: Pep Guardiola.

Chelsea FC (3-4-2-1): Mendy; Azpilicueta, Silva, Rüdiger; James, Jorginho, Kanté, Chilwell; Ziyech, Mount; Werner. Entrenador: Thomas Tuchel.

Colegiado: Antonio Mateu Lahoz

@oriolcorraal en Twitter.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies