España comienza con buen pie el viaje a Tokio

El mejor de España sería Alberto Abalde con 13 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias y 3 robos.

0
ESPAÑA 88 61 IRÁN 

 

Pau Gasol enciende la Fonteta

Tenía ganas el público valenciano de poder disfrutar de baloncesto presencialmente. Qué mejor ocasión para resarcirse que tener el privilegio de acudir a la Fonteta para ver a la actual campeona del mundo: la Selección Española.

Tras las efusivas presentaciones, con especial cariño para Pau Gasol, empezó la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio. Tantas eran las ganas de hacerlo bien de los jugadores que el cámara de pista sufrió en sus carnes tanta energía. Juancho Hernangómez sería el responsable de tumbar al técnico después de una entrada a canasta. Él no quería.

Así pues, el responsable de estrenar el marcador sería el MVP del último Mundial: Ricky Rubio. Aunque el que pronto volvería a recibir el calor de la grada sería Pau gracias a un 2+1.

Remontada iraní

El segundo cuarto continuó con la Selección fluyendo sobre el parqué. Sergio Rodríguez sería el encargado de dar una asistencia magistral para el alley oop  de Álex Abrines y el disfrute de los aficionados. Acto seguido le picó la envidia sana a Marc Gasol y dio un pase por la espalda para que Usman Garuba machacara el aro a placer.

El equipo de Sergio Scariolo estaba muy cómodo en la pista: anotando con facilidad y poniendo mucha atención en defensa. Fruto de esta superioridad, Mehran Bahintas (seleccionador iraní), se vio obligado a pedir tiempo muerto tras una contra solitaria de Sergi Llull.

El parón visitante parecía haber dado resultado. Garuba falló dos mates casi consecutivos y los iranís lo aprovecharon para reducir distancias en el marcador. Habían elevado una marcha más en defensa, ahora era Scariolo el que detenía el partido. Los siete puntos seguidos de Irán los colocaba solo a cuatro y tras el tiempo muerto lo redujeron solo a uno tras un triple.

Irán se resistía a ser un testigo en la fiesta de España y apretó los dientes para ponerse por delante en el marcador a falta de tres minutos para el descanso (30-31). Para seguir con el aturdimiento español llegaría Juancho emulando a Garuba para fallar un nuevo mate. Pero al rescate llegaría el de siempre, la leyenda, E.T. (como le llamaba Andrés Montes): Pau Gasol. Su mate no saldría repelido por el aro iraní.

A partir de aquí el partido entró en una tensión que provocaba muchas impreciones en los dos equipos. Solo unos tiros libres de Claver, en la que fuese su cancha, devolvería la ventaja al combinado español.

España va rodada

Tras el paso por vestuarios, Scariolo dio paso a jugadores menos habituales como Alberto Abalde, Darío Brizuela y Pierre Oriola. Sería el escolta de Unicaja Málaga quien tirara del carro con los cuatro primeros puntos de su equipo. Mucha calidad individual y fundamentos los del vasco.

Tras el estreno anotador de Abalde, Brizuela volvería a sacar a pasar su muñeca con un triple. España volvía a coger aire e Irán se veía obligado a parar el encuentro. El parcial del tercer cuarto era de 10-2.

Los locales volvían a coger velocidad de crucero tras el espejismo del segundo cuarto. Abalde metía un triple y confirmaba el buen momento español. Irán se veía sobrepasada en los dos lados de la cancha.

El buen ambiente en la Fonteta servía para rendir homenaje a Fernando San Emeterio durante un tiempo muerto. Parcial de 28-10 y 65-46 en el luminoso de la Fonteta.

Competencia sana

Usman Garuba se alzaría como protagonista del principio del último cuarto. La energía del madridista arrasaba con cualquier rival que se antepusiera en su camino.

Abalde y Brizuela también demostraban una motivación extra. Un puesto en la convocatoria final se antoja muy caro y los jugadores deben darlo todo ante la atenta mirada de Scariolo. El quinteto español en el último cuarto representaba esa hambre de los candidatos a formar parte de la expedición española en Tokio. Fruto de esta voluntad adicional, España, siguió ejerciendo un ritmo alto, buscando acabar rápidamente las contras después de las fuertes defensas sobre los iranís.

Al final de cuentas España se impondría por 27 puntos en su debut en la preparación a unos Juegos Olímpicos que pueden suponer el broche de oro a una de las mejores generaciones de la historia de baloncesto.

 

Ficha técnica

España (88): Ricky Rubio (3), Rudy Fernández (6), Juancho Hernangómez (5), Víctor Claver (4) y Marc Gasol (1) – Sergio Rodríguez (2), Alberto Abalde (13), Carlos Alocén (), Darío Brizuela (9), Álex Abrines (5), Usman Garuba (9),  Pau Gasol (7), Willy Hernangómez (), Segi Llull (4), Xabi López-Arostegui (3), Sergi Martínez (4), Pierre Oriola (2) y Sebas Saiz (3).
Irán (): Mohammad Jamshidi (10), Mohammadsamad Nikkah Bahrami (7), Aaron Geramipoor (11), Arsalan K. Naeini (6), Benham Yakhchali (12)- Mohammadsina Vahedi (2), Pujan Jalalpour (2), Mohammad Hassazadeh (), Saeid Davarpanah (3), Rouzbeh Arghavan (), Hamed Haddadi (4), Navid Rezaeifar (4) y Michaelil Rostampour (0).
Parciales: 19-13|18-23|28-10|
MVP del partido: Alberto Abalde (13 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias y 3 robos).
Incidencias: Partido correspondiente a la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio disputado en la Fonteta.

 

Síganme en en Twitter en @mpouscas y sigan para más información y actualidad sobre baloncesto a @G3Basket.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies