La nueva era de Messi muestra las dos caras de la luna

0

El tema de Leo Messi ha dado mucho de qué hablar, si bien es un escandalo su salida del Barcelona, su llegada al PSG también causa un impacto brutal en el futbol mundial. Pero más allá del por qué se fue, del si se pudo hacer algo más, la llegada del astro argentino a París nos deja dos realidades totalmente distintas para los equipos implicados en esta novela.

 

Por un lado deja a un Paris Saint-Germain fortalecido, más de lo que ya era, con una muy inteligente planeación deportiva, que sin duda ha conformado a uno, si no es que al mejor equipo del futbol mundial, al menos por la plantilla debe de entrar en esa discusión. Del otro lado tenemos a un Barcelona en crisis, al borde del colapso económico y muy probablemente del deportivo.

 

Todos algún día pensamos ¿Qué será del Barcelona sin Messi?, bueno, quizá la respuesta la nos la encontramos unos años antes de lo esperado. Ahora el Barcelona tiene dos problemas gigantescos, el primero es renovarse deportivamente y comenzar a navegar sin el mejor futbolista de la , y el segundo y quizá todavía más importante, reconstruir al club económicamente. La combinación de estos dos retos mayúsculos nos dirán qué tan bien o qué tan mal le irá al Barça.

 

Por ahora el Barcelona es un equipo que no genera muchas esperanzas, que no está en los pronósticos para llevarse algún título importante y que todo lo que le rodea huele a preocupación y desesperanza. Es increíble que va a iniciar La Liga y no hayan podido inscribir a sus fichajes, es un escandalo que un equipo de tal categoría tenga que pasar este tipo de penumbras.

 

Pasando al lado claro de la luna, tenemos un PSG empoderado, crecido, que puede jactarse de tener tres de los cinco mejores futbolistas del planeta, tener una portería de lujo, una defensa de autentica colección y un medio campo plagado de talento. Todos hablan del París Saint-Germain, de sus fichajes, de su próxima Champions, están en el momento soñado, todos hablan del equipo parisino y ellos lo saben, así lo querían.

 

El PSG ya no tiene excusas, así como Al-Khelaïfi le mandó un mensajito a Mbappé en la presentación de Messi sobre que ya no tiene excusas para irse, nadie al interior del club tiene excusas para no ganar la Champions. Este equipo sí o sí tiene que ser campeón, se han quedado tan cerca, que solo faltaba Messi para hacer que la consiguieran y ya lo tienen.

 

Esto representará también una presión grande para entrenador y jugadores, literalmente los ojos del mundo van a estar sobre ellos, lo están desde el momento en que Messi se unió a sus filas. Nadie se va a querer perder un partido del PSG, tienen la obligación de ganar todo lo que se les ponga en frente. Sin duda el PSG se ha sacado la lotería sin comprar boleto, ahora toca demostrar ese poderío del que tanto se habla en la cancha, donde de verdad vale.

 

Y para el Barcelona, por ahora estará en el lado oscuro de la luna, tendrán que encontrar la manera de sacar lo mejor del equipo con lo que tienen, porque no nos hagamos tontos, si la afición tenía esperanza en los fichajes era porque Messi haría funcionar al equipo. Ahora les queda un ‘Kun’ lesionado, fichajes sin ser inscritos todavía y con mercenarios que no se quieren ir del club por más que todo un estadio les chifle.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies