La misión de Itoudis, sacarle el máximo rendimiento a Alexey Shved

Alexey Shved regresa al CSKA tras desvincularse del Khimki. Nueva tarea para Dimitrios Itoudis que deberá sacar el máximo partido al jugador en una plantilla donde Shved no podrá gozar de tanto protagonismo.

0

Teniendo un contrato firmado hasta 2023 con el Khimki, Alexey Shved ha decidido desvincularse del equipo. Tras seis temporadas en Khimki, Shved ficha por el CSKA dispuesto a ganarlo todo. Volverá a vestir la elástica roja y vivirá la que será su cuarta etapa en el CSKA. La primera en 2006, la segunda entre 2007 y 2009. Por último, la tercera se produjo entre 2010 y 2012 justo antes de dar el salto a la NBA y pasar por Minnesota, Philadelphia, Houston y Nueva York.

De este modo, Shved regresa al club que le formó y le vio crecer a lo largo de su carrera, a veces como jugador de su plantilla, a veces como rival. El jugador que llega es muy distinto del que se fue. Ya en 2008 consiguió ganar la Euroliga con el CSKA en un año en el que su aportación y participación en el juego eran escasas. Aquella campaña solo disputo tres partidos de temporada regular en la Euroliga. En la 2011-2012 antes de dar su salto a la NBA vimos la mejor versión de Shved en el CSKA. En 21 partidos de Euroliga promedió 10.6 puntos con un espectacular 49.3% desde el triple, unos números que le llevaron a firmar un contrato en Minnesota.

Ahora, tras varias franquicias y más de un lustro jugando en el mayor rival del CSKA en Moscú vuelve a su casa. A sus 32 años, el jugador nacido en Belgorod llega como uno de los mejores jugadores del continente. Un anotador compulsivo que ha sido ganador en dos ocasiones del trofeo Alphonso Ford como máximo anotador de la Euroliga. El primero lo consiguió en la campaña 2017-2018, el segundo en esta última temporada en la que ha promediado 19.8 puntos por encuentro.

Estos años ha sido el referente absoluto de un equipo que no ha logrado consolidarse en la mejor competición de Europa. En su estancia en el Khimki logró clasificarse para los Playoffs de la Euroliga en solo una ocasión (2017-2018). En la 2020-2021 el Khimki fue una de las grandes decepciones tras obtener tan solo 4 victorias en una campaña en la que Alexey Shved fue el MVP. Tras este desastre, se marchará de un barco hundido, un club que no jugará ni la Euroliga ni la VTB debido a sus problemas económicos.

Su incorporación para la 2021-2022 al CSKA levanta una serie de dudas. ¿Será capaz de mantener el rendimiento que ha ofrecido en los últimos años? Por un lado, muchos pueden desear que así sea pero en el caso de que ocurra y promedie 19.8 puntos por partido en un equipo con muchas estrellas, puede ser perjudicial para el rendimiento del conjunto de la plantilla. En un roster con jugadores como Clyburn, Hackett, Shengelia, Lundberg o Milutinov el juego colectivo debe primar por encima del talento de un jugador. A pesar de la salida de Mike James y Darrun Hilliard  surgen dudas del encaje que pueda tener Alexey Shved en la plantilla. La misión y gran desafío del entrenador griego Dimitrios Itoudis será conseguir que Shved se involucre en el juego y ocupe un rol protagonista sin que todo gire entorno a el.

Photo: CSKA
Photo: CSKA

 

“Estoy muy feliz de volver a casa en el club más fuerte de Europa. Espero que juntos mostremos los máximos resultados. Trabajaremos duro en esto. Espero con ansias el inicio de la temporada, quiero volver a la cancha con los colores del CSKA » han sido sus primeras palabras como jugador del CSKA.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies