Las consecuencias de la vuelta de Pichu

El regreso de Cuéllar abre de par en par la puerta de salida a Mariño o Christian Joel. Un traspaso de uno de los dos podría habilitar el fichaje de, mínimo, un atacante más

0

Este domingo El Comercio desvelaba que el Sporting avanzaba en el fichaje de Iván Cuéllar Sacristán. El ‘Pichu’, que fuese portero del Sporting entre 2008 y 2017 volvería, con 37 años y cuatro después de irse. En una entrevista al mismo diario el propio portero dijo que para él, El Molinón, Gijón y el Sporting son su casa y a la que volvería siempre que pudiese.

Ahora eso está bastante cerca de confirmarse oficialmente. Pero este movimiento de mercado ha sorprendido a propios y a extraños. Todo apuntaba a que la portería no se iba a mover en estos días finales de mercado y ahora se ficha un tercer portero. Un movimiento que sin duda llevará aparejado una salida en la portería: bien Diego Mariño o Christian Joel tendrán que salir.

Ambos han tenido ofertas este verano, pero bien fueron rechazadas o han quedado paralizadas en el tiempo. Osasuna ofreció algo más de un millón de euros por Mariño y el club rojiblanco no aceptó; el Olympique de Marsella vino a por Christian Joel, pero nada más se supo de aquella oferta, que superaba los 2 millones de euros.

Lo cierto es que en el club rojiblanco siempre se ha creído mucho en las condiciones del meta cubano, pero el alto rendimiento bajo palos de Mariño no le ha dado oportunidades más que el pasado mes de enero cuando el vigués fue baja por el brote de COVID-19 que sacudió al club. Todo apunta a una salida en la portería que, probablemente, no tarde en conocerse.

Habilitar masa salarial para un refuerzo ofensivo

Dentro de lo que es el efecto dominó que provocaría el retorno de Cuéllar y la salida de un portero está que la salida de uno de los dos podría darle margen al Sporting para reforzarse en ataque. Un traspaso por uno de los dos aumentaría el margen salarial necesario para incorporar esa pieza ofensiva que se demanda como mínimo. Cristo González (Udinese) no ha salido de los planes rojiblancos y con esta operación podría encajársele en la masa salarial.

Incluso, si finalmente sale Álvaro Vázquez, delantero que no cuenta ni para David Gallego ni para el club, el mercado podría ofrecer la oportunidad de incorporar dos futbolistas. No obstante esto son castillos en el aire. La única consecuencia segura que puede asegurarse de la vuelta de ‘Pichu’ Cuéllar es que la portería tendrá que sufrir una salida; porque tres porteros es un lujo que el club no puede permitirse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies