VCF vs Alavés: como anillo al dedo

El estilo de juego que Javi Calleja ha implantado en el Alavés se acopla perfectamente a las características del sistema, de los jugadores y del estilo que su colega Bordalás todavía está intentando implementar en el Valencia CF

1

El rival perfecto

Valga la expresión como anillo al dedo para definir la facilidad con la que la pareja Alderete-Paulista anuló a Guidetti y a Joselu

Analizábamos la semana pasada la concatenación de errores en el gol que recibió el Valencia CF frente al Granada y como la velocidad y visión de juego de Luis Suárez y Carlos Bacca no maridaban bien con la robustez y rigidez de los centrales valencianistas a campo abierto.

Sin embargo, esta semana vivimos un partido plácido en Mestalla, sin apreturas en el marcador, sin un rival  que supiera descubrirle las costuras al equipo che en forma de delanteros escurridizos, móviles o con buena visión de juego.

Delanteros facilones como anillo al dedo

El adjetivo no desmerece las cualidades de los delanteros babazorros, pero habla de la idoneidad de su juego para facilitar la labor de Paulista y Alderete, dos centrales muy físicos, con dificultad para salir de su zona y para girarse hacia su portería. Tanto Joselu como Guidetti son dos delanteros poderosos en el cuerpo a cuerpo, en el juego aéreo y en los centros laterales. Es ahí donde sí estuvo más firme la defensa valencianista y donde la labor de los laterales fue más importante. Tanto Gayà como Correia estuvieron firmes a la hora de taponar a Pellistri por un costado y a Manu García por el otro. Digamos que los delanteros vitorianos son el anillo perfecto para los dedos centrales del equipo de la capital del Turia.

Quizá la movilidad de estos jugadores de banda y una mayor profundidad por los costados hubiera sido un remedio para el mal juego de los de Calleja, que se vieron superados en todo momento por los locales.

Jugar en campo contrario.

Esta es una de las premisas del equipo que dirige Bordalás. Presión alta, bloque alto y jugar en campo contrario. Es por esto que las condiciones físicas y técnicas de los delanteros blanquiazules fueron perfectas para que los defensas valencianistas empujaran a sus compañeros hacia adelante sin mucho temor a los espacios que se generaban a su espalda. Mamardashvili, por el contrario, seguía demasiado alejado de su línea defensiva en algunas fases del partido.

Con los espacios controlados, siempre es más fácil mandar a tus centrocampistas 20 m más adelante y tirar a los delanteros sobre el área contraria. Si a esto le unimos una alta eficacia de cara al gol y una buena intensidad en todas las zonas, el resultado es el que vimos en Mestalla.
Se juntaron muchos factores a favor para que el resultado fuera el que fue. Veremos si ante otro equipo con otros delanteros diferentes, el juego de los blanquinegros es capaz de adaptarse y buscar otras maneras de llegar a la portería contraria.

 

@VicentSarrion

1 comentario
  1. […] por cuadratura del círculo conseguir algo imposible de alcanzar. En artículos anteriores analizamos las maneras de proceder de este nuevo Valencia de la mano de José “Nuestro Pastor”Bordalás […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies