Un agujero negro en la zaga blanca

El Madrid pierde la solidez defensiva que caracterizó las temporadas anteriores

0

Que aún no ha comenzado octubre y es pronto para hacer saltar las alarmas, es evidente. Que Carlo Ancelotti tiene mucho trabajo por delante, principalmente en lo defensivo, también. En campañas pasadas, el Real Madrid se caracterizaba como un equipo rocoso, al que costaba mucho no sólo marcar goles, sino también hacer ocasiones. Sin embargo, acudiendo a las estadísticas, los blancos parecen haber perdido esa condición.

Si bien es cierto que los resultados cosechados hasta la fecha están lejos de ser catastróficos, la derrota frente al Sheriff debe ser un toque de atención para Carletto y sus hombres. Lo de ayer se puede considerar un desafortunado accidente, ya que el conjunto blanco remató ni más ni menos que 31 veces a la portería rival. De todos esos disparos, 13 fueron a puerta, y salvo el gol, se toparon una y otra vez con Athanasiadis, que salió a hombros del Santiago Bernabéu.

Pero resumir el partido con el tópico «la pelota no quiso entrar», es quedarse en la superficie. Es verdad que en el 99% de los escenarios, en un partido como el de ayer la balanza se habría inclinado para el lado blanco. También es cierto que el equipo moldavo lanzó entre palos en tres ocasiones y dos de ellas subieron al marcador. Pero la fragilidad defensiva del Madrid es algo que viene siendo habitual en esta segunda etapa de Ancelotti.

Tal es así, que Thibaut Courtois solo ha mantenido su portería a cero en tres ocasiones. Frente al Inter Villarreal, curiosamente dos de los partidos en los que el conjunto rival dispuso de más ocasiones, y frente al Betis. Y de poco se puede culpar al belga, que ha sido el pilar del equipo con paradas salvadoras en más de una ocasión.

Unas cifras poco tranquilizadoras

En las siete jornadas de La Liga Santander disputadas, el conjunto blanco ha encajado ocho goles. Esto le convierte en el equipo más goleado entre los ocho primeros. Sin embargo, su solvencia en ataque ha permitido paliar estos desajustes y mantener al Madrid en cabeza. Pero más allá de lo que encaja, a Carletto le preocupa lo que concede su equipo. La facilidad con la que los rivales se plantan en el área de Courtois.

Las lesiones tampoco ayudan a asentar las bases en la zaga. Las lesiones de los laterales titulares, Carvajal Mendy -quien aún no ha debutado a las órdenes Ancelotti- han sido quebraderos de cabeza para el italiano a la hora de conformar un once titular. Sumado a su decisión de mantener a Alaba en el centro de la zaga, el baile de laterales en el inicio de la temporada ha sido desconcertante. Hasta el punto de que ayer finalizaron cerrando las bandas dos centrocampistas puros, Valverde Camavinga.

El técnico italiano aún esta por dar con la tecla defensivamente hablando, y el tiempo empieza a apremiar. Un buen ataque comienza por una buena defensa, y para dar más solidez al fútbol ofensivo y vertical que pretende ejecutar Carlo, primero hay que lograr una solidez defensiva que el conjunto blanco parece haber olvidado.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies