Un empate de intensidad y kilates

Castellón y Nàstic empatan a 1 en un partido con escasas ocasiones y marcado por un juego duro, intenso y trabado

4

CD Castellón y Club Gimnàstic de Tarragona empataron en partido marcado por la dureza y la fisicalidad. Los chicos de Sergi Escobar se adelantaron en el marcador en los primeros compases del duelo y dispusieron de oportunidades para ampliar las distancias en la primera mitad. No obstante, el Nàstic reaccionó en la reanudación e insistió hasta conseguir el empate. Todo, en medio del caos provocado por las lesiones de Vicente Esquerdo y César Díaz, la expulsión de Dani Torres y la tangana formada tras una falta de Jannick Buyla frente al banquillo albinegro.

CD Castellón 1 1 Nàstic

Pam, pam, orellut

El partido empezó con el guión previsto. La asfixiante presión inicial del Nàstic provocó una pérdida de Kevin Sibille en campo propio con solo 90 segundos jugados. No obstante, Robert Simón no consiguió aprovechar el regalo de Javi Bonilla y su volea fue directa a las manos de Álvaro Campos con escasa potencia.

La reacción no tardó en llegar. En la siguiente jugada, el avance albinegro fue frenado con una falta. Salva Ruiz centró, Sibille dejó el balón hacia atrás y César Díaz, de primeras y desde una posición central, lo envió al fondo de la red. El CD Castellón se adelantaba con su primera aproximación.

Los pupilos de Raül Agné no se encontraban cómodos sobre el césped ante un conjunto orellut que estaba aprovechando la permisividad del colegiado Bueno Prieto. La presión tarraconense es característica, pero el Castellón no iba a ser menos. Los contraataques y el balón parado tuvieron que ser la principal fuente de peligro grana, aunque el guardameta rival no tuvo problemas en detener los remates de cabeza de Pablo Fernández y Javi Bonilla.

El minuto 18 fue el momento de la locura. Tras una buena combinación, el Nàstic se presentó en el área. Joan Oriol recibió en la banda izquierda, recortó ante dos defensores y disparó a puerta. Álvaro Campos consiguió repeler el chut, pero la posesión siguió siendo visitante. No obstante, la presión albinegra provocó que el balón se fuera retrasando cada vez más hasta llegar a los dominios de Aythami Artiles.

Asfixiado, el central buscó a su portero y fue en ese momento que Juanto Ortuño aprovechó para robarle la cartera. Al plantarse cara a cara con Manu García, el ’10’ se mostró dubitativo y, cuando estaba cargando la pierna, el mismo Aythami apareció para poner el pie e impedir el 2-0.

Una muralla en el centro del campo

El partido era muy errático. El Nàstic de Tarragona parecía tener la posesión, pero Dani Torres y Carles Salvador se encargaban de interrumpir cualquier intento de jugada. El balón circulaba como si de un rondo se tratara cuyo objetivo siempre era el área defendida por Manu García.

El desborde provenía de las botas de los jugadores albinegros, aunque tampoco se encontraban especialmente cómodos. Koné y Salva Ruiz estaban haciendo que Pol Domingo, quien fue de menos a más, no pudiera distraerse ni un solo segundo. Del marfileño provino el centro que a punto estuvo de rematar César Díaz a bocajarro. Juanto Ortuño fue el siguiente en probar fortuna tras penetrar, también por la izquierda, y deshacerse de su marcador con un par de bicicletas, pero el guardameta grana bloqueó su intento de gol.

El Nàstic tan solo disfrutó de una única ocasión más antes de llegar al descanso. Javi Bonilla se sacó un as bajo la manga en forma de un lejano zambombazo que sorprendió a Álvaro Campos, que tuvo que lanzarse al suelo para desviar con los pies el disparo. El rechace a punto estuvo de caer en la testa de uno de los delanteros grana, pero el capitán albiceleste pudo reaccionar y alejar el peligro. Al descanso se llegó con la victoria del Castellón por 1 a 0 en un encuentro trabado y con escaso movimiento.

Interrupciones por doquier

A los seis minutos de la reanudación, Vicente Esquerdo cayó al suelo fruto de un lance fortuito. El extremo se levantó rápidamente, pero no tardó en notar que algo estaba mal. Volvió a tumbarse en el césped con la mano en los isquiotibiales. Al ser atendido por el equipo médico, Esquerdo no podía apoyar su pierna izquierda, por lo que se vio obligado a abandonar el terreno de juego. Ya empezó la temporada sin poder jugar por lesión y el duelo contra el Nàstic era apenas su segunda presencia en la presente campaña.

La fortuna no sonreía al Castellón y el autor del 1-0, César Díaz, notó molestias en su cuádriceps cinco minutos más tarde. Incluso la camilla se preparó, temiendo lo peor. Por suerte, el asunto no fue a más y el delantero pudo seguir compitiendo hasta que Sergi Escobar decidió sustituirlo para reforzar el centro del campo. Entre el reguero de infortunios, Robert Simón protagonizó el primer disparo de la segunda mitad al rematar, demasiado alto, un saque de esquina.

La segunda parte parecía destinada a durar una eternidad. En el minuto 62, Dani Torres golpeó con el codo a Pedro del Campo cuando el mediocentro grana intentaba llevarse el balón. A pesar de que el colombiano también cayó dolorido sobre el campo, el árbitro presenció la infracción con sus propios ojos y lo tuvo claro: tarjeta amarilla. Al ser la segunda del partido, Dani Torres fue expulsado.

El empate desencadena el caos

El Nàstic jugó los 30 minutos restantes con superioridad numérica y consciente era de ello. Todos los goles de los grana esta temporada habían llegado en la segunda mitad y contra el Castellón no fue la excepción. Fran Carbia recibió el balón en la frontal del área, envió de espaldas un servicio aéreo perfecto para Édgar Hernández y el ’16’, tras superar a Edu Luna, empató con un misil salido de su derecha. La conexión rojinegra volvía a hacer las delicias del respetable, esta vez, enfudada con la camiseta del eterno rival.

La segunda parte estaba al rojo vivo y ya solo podía faltar una tangana. Que se conviritó en una realidad en el minuto 74. Jannick Buyla cometió una falta delante del banquillo local, lo que hizo que un miembro del staff del Castellón saltara al terreno de juego, enfurecido, para encararse con el jugador grana. Édgar Hernández lo increpó; Álvaro Campos plantó cara al delantero visitante y le propinó un fuerte empujón. La discusión no fue a más, pero el árbitro amonestó a ambos jugadores y al infractor de la falta. El miembro del cuerpo técnico, por su parte, fue expulsado.

En medio del caos, Fran Carbia a punto estuvo de certificar al remontada del Nàstic con un perfecto remate de cabeza que hizo volar al capitán albinegro. Ya en los últimos instantes, Salva Ruiz quiso regalar la victoria a los aficionados presentes en Castalia con una falta directa que salió lamiendo el travesaño. 9 minutos fueron añadidos después del tiempo reglamentario en los que pareció que era el Castellón quien jugaba con superioridad numérica. No obstante, y a pesar del frenesí grana en la recta final, el luminoso ya no se movió.

El partido terminó con empate a uno. El Castellón se adelantó en el marcador en los primeros compases del duelo y optó por desplegar un juego físico para evitar el avance rival. En la segunda mitad, el Nàstic logró empatar mediante las botas de Édgar Hernández en medio de un caos de lesiones, faltas y tarjetas. De esta manera, los albinegros se colocan en décima posición, con 11 puntos. Por su parte, el Nàstic se irá a cenar tercero, con 14 puntos.

Ficha técnica
CD Castellón: Álvaro Campos; Moyano, Sibille, Edu Luna (Yac Diori, min. 80), Salva Ruiz; Dani Torres, Carles, Esquerdo (Mario Barco, min. 55); César Díaz (Borja Martínez, min. 64), Juanto Ortuño (Kandoussi, min. 55) y Koné (Aarón, min. 80).
Nàstic: Manu García; Pol Domingo (Pedro Martín, min. 83), Quintanilla, Aythami Artiles, Joan Oriol; Robert Simón, Pedro Del Campo, Ribelles (Jannick Buyla, min. 67), Bonilla; Pablo Fernández (Édgar Hernández, min. 60) y Fran Carbia (Pol Prats, min. 83).
Goles: 1-0, min. 3: César Díaz. 1-1, min. 70: Édgar Hernández.
Árbitro: Fernando Bueno Prieto (Comité madrileño). Amonestó a Dani Torres (min. 30 y min. 63), Koné (min. 45), Álvaro Campos (min. 74) y Carles (min. 90) por parte del Castellón y a Jannick Buyla (min. 74), Édgar Hernández (min. 74) y Pedro del Campo (min. 84) por el Nàstic. Expulsó a Dani Torres (min. 63) por doble amonestación y a un miembro del staff del Castellón por saltar al terreno de juego y encararse con Jannick Buyla (min. 74).
Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de Primera División RFEF, disputado en el Estadio Municipal de Castalia, Castellón de la Plana.
4 Comentarios
  1. […] el pasado fin de semana.  El conjunto orellut viene de empatar a un gol en Castalia frente al Nástic de Tarragona. El CD Castellón es undécimo tras haber logrado tres triunfos, dos empates y tres […]

  2. […] hasta el pasado fin de semana a excepción de su último partido como local en el que empataron con Nástic de Tarragona.  El conjunto orellut viene de vencer al San Fernando a domiclio. El CD Castellón es octavo con […]

  3. […] que han disputado hasta el pasado fin de semana a excepción del duelo en el que empataron con Nástic de Tarragona.  El conjunto orellut viene de vencer al Atlético Baleares en casa. Un triunfo clave que deja CD […]

  4. […] que han disputado hasta el pasado fin de semana a excepción del duelo en el que empataron con Nástic de Tarragona.  El conjunto orellut venció al Atlético Baleares en casa y empató a domicilio ante el […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies