Grandes patrocinadores: cómo alteran la estructura de una liga deportiva

0

El deporte como industria no ha hecho más que crecer en las últimas décadas. Con cada vez más fans y seguidores en todo el mundo que se mantienen atentos a los movimientos de sus equipos y deportistas preferidos. También grandes patrocinadores.

 

Pero aún más allá de la práctica y arte de cualquier deporte, la popularidad de diferentes ligas ha abierto las puertas a un abanico de oportunidades para que las ligas, los equipos e incluso los deportistas en sí mismos logren monetizar su relevancia a través de patrocinios y diferentes contratos que pueden añadir sumas inimaginables de dinero, solo hay que ver los números de los equipos de fútbol más valiosos del mundo para comprenderlo, pero ¿cuánto afecta esto a la estructura de las ligas deportivas?

CASO ESTUDIO: EL FUTBOL

Por ejemplo, al enfocarnos en el fútbol, basta ver cómo casinos y casas de apuesta en línea se han convertido en un elemento clave de diferentes ligas internacionales, ya que incluso los operadores mejor puntuados por los más distinguidos sitios de opiniones y reseñas como CasinoTopsOnline, han volcado los ojos al ámbito deportivo. Después de todo, no hay mejor forma de atraer a apostadores deportivo. A través de patrocinios a equipos y ligas completas, tal y como vemos en diferentes competencias del fútbol europeo y latinoaméricano.

 

Si bien los patrocinadores no tienen ninguna influencia sobre lo que ocurre en el terreno de juego, sí tienen la capacidad de brindar a equipos de cualquier liga en cualquier disciplina deportiva el poder financiero para costear la preparación del elemento más fundamental de un equipo: los deportistas. Y aún por delante de la preparación, la financiación puede marcar la diferencia para equipos más pequeños que pueden aprovecharla en el mercado de fichajes, equipos e insumos para poder nivelar la balanza al medirse contra los equipos más fuertes de la liga.

 

Ya sea que hablemos de fútbol, béisbol o baloncesto, es evidente que el deporte genera atención masiva en todo el mundo. Crea un sentido de pertenencia en los aficionados con un gran potencial de capitalización, tanto para los equipos como para las marcas que los patrocinan.

 

Pero como ya hemos visto, esto va más allá de lo que vemos en la cancha.

BENEFICIOS

Los beneficios de los patrocinios permiten a los atletas centrarse en el entrenamiento y desarrollo de sus habilidades. Gracias a la seguridad financiera que este tipo de contratos ofrece. E incluso, hablando desde el punto de vista operativo, viendo los equipos como empresas será mucho más sencillo reconocer que la entrada de dinero extra permitirá financiar una mejor operatividad orientada al rendimiento y resultados del equipo.

La otra cara de la moneda

Si bien, los patrocinios deportivos implican sumas enormes de dinero para la financiación de los equipos. Los fans han cuestionado la influencia del patrocinador en el rendimiento de los equipos. Esto ocurre especialmente en el caso de algunos equipos y atletas de élite en deportes como el fútbol, baloncesto o el béisbol. Gracias a su popularidad y cobertura mediática, pueden generar patrocinios aún mayores que hacen que el patrocinador pueda influir sobre las actividades del equipo o el rendimiento de los jugadores.

 

Sin embargo, la verdadera desventaja del patrocinio suele pasar mucho más desapercibida. Para algunos fans, los patrocinadores suelen centrarse solo en los equipos populares. Dando una ventaja adicional que puede llegar a ser injusta para equipos más pequeños.  Que obviamente cuentan con menos fuentes de financiación y, por tanto, tienen un rango de trabajo mucho más limitado.

 

Después de todo, es evidente que los patrocinadores buscarán llegar al mayor número de personas posible. Los equipos y atletas de alto rendimiento suelen ser el canal perfecto para lograrlo, lo que les da una capacidad para monetizarse como marcas mucho mayor que los rivales más pequeños.

El futuro del patrocinio deportivo

El marketing deportivo es capaz de mover año tras año cifras impresionantes. Tan solo en 2019, se facturaron más de 250 millones de dólares por patrocinios. En diferentes disciplinas y no se espera que esta tendencia cambie en los años por venir.

 

De hecho, gracias a los avances tecnológicos, la masificación de internet y una base de fans en aumento, el marketing deportivo y los patrocinadores que fueron fieles a los equipos están por vivir un repunte tras la coyuntura vivida entre 2020 y 2021. Gracias a la digitalización del marketing deportivo, se han encontrado nuevos canales para monetizar aún más la presencia de marcas y generar nuevas fuentes de financiación para equipos y tener así un mejor rendimiento en el terreno de juego.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies