Un gran Athletic Club obliga a doblar la rodilla a la Real Sociedad

El Athletic Club fue muy superior a la Real Sociedad y se llevó un derbi en el que solo un equipo fue reconocible. Los rojiblancos realizaron un segundo tiempo inmaculado doblegando a su rival a base de entrega, ímpetu, intensidad y verticalidad. El balón parado fue clave para abrir la lata y con el duelo roto los rojiblancos disfrutaron de una noche mágica junto a su parroquia

0

Athletic Club y Real Sociedad protagonizaron un derbi de claro color rojiblanco. Los locales fallaron un penalti en el primer tiempo pero no se vinieron abajo y  firmaron un segundo acto muy completo que se transformó en cuatro goles que dejaron claro quien puso más y mejor sobre el verde de San Mames. El balón parado hizo mucho daño a los txuriurdines. Los goles de Dani Vivian, Sancet, Williams y Muniain fueron muy celebrados y sirven para cobrarse algunas facturas pendientes.

Athletic Club

4

 0

Real Sociedad

 

Dos equipos dispuestos a batallar

El derbi comenzó con mucha chispa pero si ocasiones reseñables. Noche grande en San Mames entre dos equipos con algunas cuentas pendientes que aspiraban a lograr un triunfo que mantuviese intactas las opciones de luchar por Europa. Los leones salieron a mandar con una presión alta que incomodaba al conjunto txuriurdin.

El toma y daca era una constante, los contendientes no eludían el contacto y en momentos puntuales salieron a relucir chispas y nerviosismo.  El primer tiro entre los tres palos no llegó hasta cumplidos los primeros veinte minutos de juego,  Dani García desde larga distancia. intentó poner en aprietos a un Alex Remiro muy concentrado.

El duelo trascurría sobre el guion prefijado, el Athletic quería un partido de ida y vuelta, mientras que la Real intentaba bajarle pulsaciones al choque mediante la posesión del esférico. Las contantes imprecisiones afeaban un encuentro que ni el mejor vidente podría augurar por donde se podía romper.

Gran oportunidad desperdiciada

A la media hora de partido llegó una jugada que pudo clarificar el panorama del encuentro,  pero ni por esas. Disparo de Iñaki Williams que impactó en las manos de David Silva. Juan Martínez Munuera tras la pertinente consulta en el VAR entendió punible la acción para decretar pena máxima.

Iker Muniain decidido cogió el esférico, pero no pudo materializar la oportunidad para adelantar a los suyos. Gran parte de culpa, por no decir toda la tuvo Alex Remiro, que realizó una gran estirada  abortando la celebración de la parroquia local. El guardameta de Cascante adivinó la intención del 10 rojiblanco y mantuvo a los suyos en el partido.

A renglón seguido tuvo que aparecer de nuevo el meta visitante para frenar un buen disparo cruzado de Yuri Berchiche que entró en la zona de seguridad realista, como el cuchillo en la mantequilla. El primer tiempo agonizaba y la Real en ataque missing. Los Leones fueron un puntito mejores y mostraron interesantes intenciones a través de darle al partido la intensidad necesaria y la concentración oportuna para no destaparse demasiado.

Remiro frenó las acometidas rojiblancas convirtiéndose en el mejor del partido en el primer acto

El Athletic más intenso

Tras el paso por vestuarios ambos equipos volvieron a adoptar su papel sin discusiones. Los vizcaínos queriendo mandar dando verticalidad al juego y los guipuzcoanos buscando una buena combinación que destrozase el entramado defensivo. La balanza se inclinaba a favor de los de Marcelino García Toral que en los primeros minutos del segundo acto hicieron méritos para obligar a juntar líneas a su rival.

Alex Berenguer fue el primero en intentarlo, Williams también quiso probar a un Remiro que estaba siendo el mejor de los suyos y quizá de los veintidós protagonistas. El campo se inclinaba a favor de los Leones pero no acababa de llegar una situación clara para estrenar el marcador.

El Athletic continuaba ahogando la salida de balón de los de Imanol Alguacil. Mucha presión y recuperaciones en campo contrario que no terminaban de culminarse en ocasiones. El derroche físico estaba siendo generoso. De Marcos estaba siendo un ejemplo de entrega y fe realizando un encuentro de los de quitarse el sombrero ante el voluntarioso lateral diestro.

Premio merecido 

Fruto del empuje rojiblanco el Athletic logró adelantarse en el marcador. Córner sacado con mucha precisión por Alex Berenguer que Dani Vivian de excelente testarazo mando a la red. El central ganó el segundo palo y cruzando el balón hizo imposible la estirada de Remiro. La Real Sociedad estaba grogui y la superioridad de los locales presagiaba mayor castigo.

El balón parado estaba siendo una tortura para los donostiarras y poco después la renta se aumentó por esa vía. Jugada ensayada de los Leones, Muniain mandó el esférico al primer palo y Oihan Sancet entrando como un cohete anotó el segundo ante la impotencia realista para frenar las acometidas bilbaínas. San Mames era una fiesta y el ambiente en la gradas en comunión con los futbolistas era de los de poner la piel de gallina.

Williams puso la  puntilla 

Los de Alguacil tuvieron una tímida reacción pero cada vez que el Athletic cogía el balón descosía a un equipo que ya agachaba la cabeza ante la superioridad local. La entrada de Sancet y Vencedor se notó y mucho, en una gran internada de Berenguer por el costado diestro llegó el tercero. Buena asistencia del extremo navarro que Williams recogió en el interior de área para meter el tercero y finiquitar el derbi.

La algarabía en San Mames era mayúscula. El equipo fue un rodillo y en los últimos minutos jugaron a placer. En otra gran combinación llegó el cuarto. Muniain se coló como Pedro por su casa en el área donostiarra y se desquitó del penalti fallado batiendo por cuarta vez a Remiro de tiro cruzado. El segundo tiempo del Athletic Club era de los que no se olvidarán en mucho tiempo, por el juego, por el rival, por la goleada. En definitiva un partido que los Rafael Moreno «Pichichi», Gorostiza, Zarra, Gainza, Mauri, Canito, Fidel Uriarte, Koldo Aguirre y compañía les hubiese encantado y hubiesen disfrutado como niños. El Athletic recuperó su esencia en un momento idóneo para ridiculizar y caricaturizar a una Real Sociedad que cogerá la A-8 con el rabo entre las piernas.

Ficha técnica
Athletic Club de Bilbao: Unai Simón, Yuri Berchiche (Balenziaga 90´), Iñigo Martínez, Daniel Vivian, Óscar de Marcos (Petxarroman 90´), Iker Muniain, Dani García, Vesga (Unai Vencedor 61´), Berenguer, Iñaki Williams (Villalibre 86´) y Raúl García (Sancet 61´).
Real Sociedad: Remiro, Ahien Muñoz, Robin Le Normand, Zubeldia, Gorosabel, Zubimendi, Mikel Merino (Guridi 62´), David Silva (Rafael 62´), Oyarzabal (Lobete 87´), Portu (Martin 73´) y Sorloth (Djouahra 73´).
Goles: 1-0 Dani Vivian 68´. 2-0 Sancet 72´. 3-0 Iñaki Williams 80´. 4-0 Muniain 88´
Arbitro: Juan Martínez Munuera. Comité territorial Valenciano. Amonestó por parte local a Raúl García, Iñigo Martínez, Dani Garcia, Berenguer. Por parte visitante a David Silva
Incidencias: Domingo 20 de febrero de 2022. Partido correspondiente a la  jornada 25ª de LaLiga Santander disputado en  San Mames a las 21:00 horas ante 40.648 espectadores

Imágenes : @AthleticClub

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies