Lucas Boyé hace que todo sea más bonito

El delantero argentino del Elche CF está siendo una de las sensaciones de la temporada debido a su evolución futbolística

0

El fútbol que está practicando Lucas Boyé, como jugador del Elche, está siendo tan bonito que provoca que los partidos del Elche sean ilusionantes.

Lucas Boyé nació el 28 de febrero de 1996 en la localidad argentina de San Gregorio. Desde bien pequeño empezó a jugar a fútbol en Argentina en la cantera de River Plate. En la temporada 2014/2015, ascendió al primer equipo de River y ahí comenzó su carrera profesional. En su primera temporada no tuvo unos grandes números debido a que todavía era un chaval y no había desarrollado su nivel de juego que hoy en día, sí está pudiendo demostrar.

Una temporada después, Boyé salió cedido a Newell´s, otro equipo de Argentina.

Después de su paso por Argentina decidió emprender su carrera en el extranjero. Probó suerte en el Torino, en el Celta de Vigo, en el AEK Atenas y en el Reading. Prácticamente se pasó 7 temporadas de cesión en cesión buscando la fortuna de poder encontrar un buen nivel de juego y de goles. Pero no lo encontraba.

Después de esos siete años dando brincos por Europa, encontró suerte en Elche. El 21 de septiembre de 2020 aterrizó en el equipo ilicitano dirigido por Jorge Almirón. Llegaba cedido del Torino con opción de compra a final de temporada. Tuvo la oportunidad de defender la camiseta del Elche durante 36 partidos (34 de Liga y 2 de Copa del Rey). En ellos, anotó ocho goles y repartió tres. No son cifras goleadores enormes pero hay que tener en cuenta el contexto del equipo y del entrenador. De Jorge Almirón se pasó a Fran Escribá, uno de los entrenadores más importantes de la historia del club.

El Elche se salvó del descenso en la última jornada de la temporada pasada en San Mamés, en su enfrentamiento contra el Athletic. Lucas Boyé disputó los 90 minutos, como venía siendo habitual durante la temporada, y metió un gol y dio el otro. Una actuación impecable del delantero centro argentino. En verano, el Elche ejecutó la opción de compra por 3 millones de euros.

Tras este repaso a la carrera del bueno de Lucas, llegó la temporada actual y Boyé ha dado un salto de calidad enorme. Ha jugado 18 partidos en liga y ha marcado siete goles y ha dado tres asistencias. De este año se podrían destacar varios partidos suyos que son de delantero de alto nivel. Recuerdo el Elche – Real Madrid, donde el Elche perdió 1-2, pero Boyé dejó múltiples movimientos y destellos de calidad. En el Real Madrid – Elche de la segunda vuelta, Lucas anotó el 0-1 y dio el 0-2 a su compañero Pere Milla. En Mestalla, salió desde el banquillo y anotó el empate a uno que desequilibró Piccini. Hay más partidos a destacar como contra el Villarreal, donde dio la victoria a su equipo con su gol o el partido frente al Alavés, que fue una exhibición.

Debido a sus grandes actuaciones, durante el pasado mercado de invierno fue objetivo de varios equipos grandes de Europa. Cierto es que había rumorología a su alrededor pero FC Barcelona y Atlético de Madrid tuvieron interés en el delantero argentino. Ese interés fue real. El Elche pedía 25 millones de euros por él y tiene pinta que la próxima temporada tendremos a Boyé vistiendo otra camiseta.

Su estilo de juego es encantador. Midiendo 1´83 y siendo tan corpulento te da la sensación que es un delantero torpe y que únicamente puede jugar dentro del área. Pero no. Es todo lo contrario. Lucas Boyé tiene buen juego aéreo debido a su estatura y anchura pero donde más destaca es con el balón en los pies. Es una maravilla la cantidad de gestos técnicos que deja en cada partido. Demuestra agilidad con balón y sabe dónde estar colocado cuando recibe el esférico y eso le hace favorecer la jugada de su equipo. Es inteligente dentro del campo y  el paso del tiempo hace que esté acaparando nuevos aspectos futbolísticos que tenía por descubrir. Todo lo que está consiguiendo esta temporada me está llenando la boca y, para mí, es una de las relevaciones de esta temporada en LaLiga.

Lucas Boyé es uno de los culpables de la buena racha de partidos que ha conseguido Francisco como entrenador en el Elche. 14 partidos lleva en el cargo y solamente ha perdido cuatro. Esos cuatro fueron contra Barcelona, Real Madrid (en la prórroga de Copa del Rey), Valencia y Sevilla. En esos 14 partidos, Lucas Boyé ha sido pieza clave y ha sido el factor clave para la resurrección del Elche CF. El Elche ha marcado 15 goles a favor en estos 14 partidos y, de esos quince, Boyé ha anotado tres goles y ha repartido tres asistencias.

Una reflexión final que puede rodear a la figura de Lucas es que es un delantero que genera espacios, crea juego y hace jugar al resto del equipo pero no es un delantero de talla mundial con números impresionantes. Tiene aspectos del juego muy buenos y que irá mejorando temporada tras temporada. Espero poder disfrutarle lo que queda temporada y ojalá verle en un equipo grande. Boyé ha hecho que el Elche juegue de forma más bonita.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies