Un bigote y un pirata alejan al Mallorca del descenso

Abdón Prats y Vedat Muriqi anotaron los dos goles que permitieron al Mallorca sumar tres puntos contra el Deportivo Alavés

0

Un whisky y a dormir. Si la presentación de Javier Aguirre como nuevo entrenador bermellón resultó con una meritoria victoria contra el Atlético de Madrid, la visita del Alavés terminó con idéntico destino. Los goles de Abdón Prats —titular por primera vez desde enero— y Vedat Muriqi fueron suficientes para que los baleares sumaran tres puntos clave para escapar de la zona de descenso. Los pupilos de Julio Velázquez recortaron distancias en la segunda mitad mediante el tanto en propia de Raíllo, pero resultaron esclavos de la maldición de Nahuel Tenaglia: todos los partidos en que ha sido suplente desde su llegada a Vitoria han resultado en derrota babazorra.

RCD Mallorca 2 1 Deportivo Alavés


Las novedades marcan la diferencia

Javier Aguirre y Julio Velázquez son dos entrenadores con similitudes. La más obvia: ambos firmaron en la recta final de la temporada, con dos semanas de diferencia, con dos nuevos equipos con el único y primordial objetivo de alejarlos de los infiernos. Los dos se estrenaron con una derrota, pero mejoraron sus prestaciones de cara al segundo partido, lo que les permitió llevarse los tres puntos. Tal es su conexión que, de cara al duelo de la jornada 33, ambos introdujeron un par de cambios en sus respectivos onces iniciales.

El mexicano le otorgó la titularidad a Take Kubo por primera vez desde su llegada al banquillo bermellón, mientras que el salmantino optó por sentar a Nahuel Tenaglia por primera vez desde el 5 de febrero. El funesto precedente fue una derrota por 3 a 1 ante el Elche. Quizás era una premonición de lo que estaba por venir. Sin embargo, la diferencia más inmediata la marcarían las otras dos novedades de las escuadras.

El joven Manu García, de 24 años, llevaba sin salir de inicio desde el 9 de enero. Desde entonces, tan solo volvió a vestir la zamarra babazorra en tres ocasiones, pero su entrada en el campo el pasado fin de semana resultó determinante: suya fue la asistencia que permitió a Joselu anotar y darle los tres puntos al Deportivo Alavés contra el Rayo.

En el Visit Mallorca Estadi, corría el minuto 5 cuando García se encargó de lanzar un saque de esquina. Lejeune remató en la espalda de Dani Rodríguez, pero el rebote lo favoreció. Bajó el esférico, chutó y superó la estirada de Sergio Rico. Alejado de la celebración vasca, Salva Sevilla se acercó al colegiado Soto Grado. Reclamaba unas posibles manos. El árbitro lo fue a revisar. Efectivamente, el central francés se había ayudado de su codo para controlar la pelota. Gol anulado.

Un bigote de película 

En el otro lado de la cancha aguardaba un ídolo de culto en las Baleares. Abdón Prats, con su característico bigote de Tom Selleck, anotó diez goles en su estreno en LaLiga, pero esta temporada le estaba costando encontrar la regularidad. Solo había visto puerta en una ocasión y perdió la titularidad en favor de Muriqi. Es más, vio los últimos tres partidos desde el banquillo. Sorprendió su inclusión en el once. No quería dejar escapar la titularidad.

A sus 38 años, Salva Sevilla sigue siendo clave. Logró que el colegiado revisara el 0-1 y de sus botas nació el 1-0. El veteranísimo centrocampista botó una falta que despejó de cabeza Joselu. Maffeo acudió raudo a recibir la pelota en el segundo palo, libre de marca, pero no quiso rematar a bocajarro. Fintó con un pase hacia atrás. En el punto de penalti aguardaba Abdón. De primeras, con la zurda, tal y como le vino; casi con un espuelazo, estirando la pierna, remató. Anonanado quedó Fernando Pacheco ante la antiestética del disparo cuya efectividad estaba fuera de dudas. El Mallorca se adelantaba en el marcador.

Desde ese momento, los bermellones empezaron a dominar las áreas, pero Vedat Muriqi no pudo aprovechar las tres aproximaciones de que dispuso. Por su parte, aunque el Alavés combinaba y combinaba en el centro del campo, Sergio Rico podía respirar tranquilo. Hasta que en la recta final de la primera mitad, los vitorianos se pusieron las pilas. Un cabezazo alto de Escalante y un disparo de Joselu demasiado centrado obligaron al guardameta a estar atento. Cuando el cronómetro agonizaba, Muriqi demostró que el que sigue, la consigue. El delantero kosovar controló de espaldas dentro del área; con un sutil giro de cadera, cambió de dirección, dejó inmóvil a Lejeune y perforó la portería de Pacheco.

Un poco de todo y mucho de nada 

El juego tras la reanudación fue letárgico. Si bien ambos bandos tuvieron oportunidades para penetrar en el área y acercarse a las porterías, las lanzas no estaban del todo afiladas. La mejor ocasión babazorra vino con un disparo de Joselu desde la media luna que Sergio Rico desvió a córner. Por su parte, el Mallorca dispuso de un contraataque con una situación de ventaja. No obstante, Pablo Maffeo intentó recortar demasiado y, cuando buscó a Muriqi, Lejeune ya estaba situado en el centro de la zaja esperando para despejar.

Cuando el partido parecía haber llegado a un punto de no retorno, el destino quiso igualar las cosas. Una jugada a trompicones permitió a Mamadou Loum introducirse en el área. El senegalés se asoció con Joselu a su derecha, el ariete centró y Raíllo, al intentar alejar el peligro con un testarazo, introdujo el cuero en su propia portería, haciendo inútil la estirada de Sergio Rico. 2-1 a falta de un cuarto de hora por jugar.

Ya en el tiempo añadido, Fer Niño desaprovechó un uno contra uno contra Pacheco, disparando directo al muñeco, aunque había partido en posición adelantada. En el minuto 96, Facundo Pellistri dispuso de la última ocasión del encuentro, con un potente remate desde el punto de penalti, rodeado por hasta seis camisetas rojas, que Rico pudo detener con seguridad.

El partido terminó con victoria local por 2 a 1. Tanto Mallorca como Deportivo Alavés tuvieron aproximaciones de peligro para tontear con el gol, pero ninguno de los guardametas estuvo realmente en asedio constante. De esta manera, los bermellones ascienden hasta la decimosexta posición, con 32 puntos, y establecen un colchón de tres dígitos respecto a la zona de descenso. Por su parte, el Deportivo Alavés sigue colista, con 25 puntos, a seis de la salvación que marca el Cádiz.

Ficha técnica
RCD Mallorca: Sergio Rico; Maffeo, Raíllo, Valjent, Brian Oliván (Kang-In Lee, min. 68); Dani Rodríguez, Baba (Battaglia, min. 54), Salva Sevilla (Antonio Sánchez, min. 82), Take Kubo (Fer Niño, min. 82); Abdón Prats (Giovanni, min. 68) y Muriqi.
Deportivo Alavés: Pacheco; Ximo Navarro (Martín Aguirregabiria, min. 90), Laguardia, Lejeune, Rubén Duarte; Escalante (Miguel de la Fuente, min. 59), Mamadou Loum (Tomás Pina, min. 73); Édgar Méndez (Pellistri, min. 59), Manu García, Luis Rioja (Guidetti, min. 90); Joselu.
Goles: 1-0, min. 10: Abdón Prats. 2-0, min. 45+3: Muriqi. 2-1, min. 73: Raíllo (p.p.).
Árbitro: César Soto Grado (Comité riojano). Amonestó a Baba (min. 23) y Muriqi (min. 83) por parte del Mallorca y a Manu García (min. 34), Escalante (min. 45+2), Édgar Méndez (min. 57), Mamadou Loum (min. 73), Laguardia (min. 96) y Martín Aguirregabiria (min. 96) por el Deportivo Alavés.

VAR: Ignacio Iglesias Villanueva (Comité gallego)

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el Visit Mallorca Estadi, Palma de Mallorca.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies