Barça 2021/2022: Una temporada decepcionante

El equipo no ha respondido a las expectativas, aunque también hay que señalar al cuerpo técnico, con Saras Jasikevicius a la cabeza

0

El Barça ha cerrado una temporada decepcionante, con un toque a fracaso despues de la derrota en la final de liga frente al Real Madrid, el propio entrenador lituano comentaba que la temporada no habia sido tan mala ya que habian luchado por todos los titulos hasta el final, pero para gran parte de la aficion el año no ha sido muy bueno despues de las espectativas que se habian depositado en la seccion de basket. Lo que parecia un sueño de cuento de hadas en los primeros meses de temporada, se ha convertido en una pesadilla.

Es de recordar que este equipo meses atras era una apisonadora, partidos como el jugado en campo del Madrid en Febrero donde el primer cuaro acabo con un 8-28, la remontada historica ante Unics Kazan, ante el actual campeon de europa gano ambos partidos de la fase regular, a finales de Marzo y principios de Abril, este grupo habia ganado la copa del Rey y era lider tanto en España como en Europa.

Una plantilla diseñada para ganarlo todo y la concluye con una solitaria Copa del Rey. Muy poco bagaje para el conjunto de Jasikevicius, con uno de los presupuestos más altos de Europa, y que deja escapar los dos títulos más importantes, como la Euroliga y la Liga Endesa, este último a manos de un equipo al que hacía unos meses todo el mundo daba por muerto. La realidad es que la temporada concluye con tintes realmente negativos de la sección blaugrana. El Barça llegó al momento determinante de la temporada, donde se deciden los títulos, en una mala dinámica, sin la confianza que había demostrado durante muchos meses, y con varios jugadores sin la energía ni la determinación necesaria que se espera de estrellas de ese nivel. Con el equipo de capa caída, Jasikevicius no encontró respuestas en la Final Four donde el Madrid fue mejor en la semifinal, ni tampoco en la final de la Liga Endesa donde los blancos han sido superiores.

 

 

El Barça realizó  incorporaciones que debían acabar de apuntillar la plantilla blaugrana, y dos de ellos han resultado especialmente decepcionantes, como el pívot turco Sertac Sanli y el alero NIgel-Hayes Davis. Laprovittola si que ha resultado productivo aunque no ha sido un gran final de temporada, mientras que el joven Jokubaitis dio un pase al frente durante la lesión de Calathes, pero apenas ha contado en esta fase final. Por el contrario, Sertac Sanli debía aportar defensa e intimidación, pero en ningún caso determinante.  Y Hayes que llego al Palau tras peticion de Saras, no ha dado el resultado esperado.

El equipo se ha mostrado blando mentalmente, acusando demasiado la responsabilidad cuando ha llegado el momento determinante de la temporada. Este equipo estaba diseñado para ganar la Euroliga y lo hizo bien durante el trayecto de la Fase regular, pero la cosa ya se complicó con el primer cruce de cuartos para descarrilar en la semifinal. En la Liga Endesa, de nuevo el grupo demostró poca fiabilidad, sufriendo mucho ante el Joventut y luego no supo aprovechar la ventaja de pista en la final.  Contar con la mayor estrella europea en el equipo azulgrana y no lograr ni la Euroliga ni tampoco la Liga Endesa, solo se puede catalogar como un fracaso. Y es que el montenegrino, si el año pasado estuvo ciertamente irregular, en esta campaña sí se ha mostrado decisivo, pero solo no puede ganar los títulos. Y MIrotic se ha sentido decepcionado porque jugadores que debían arroparlo lo han dado la talla. El propio jugador mostró su frustración tras perder la Liga en Madrid, y reconoció que esta temporada es un fracaso. Veremos cómo afronta la nueva campaña y con los cambios que se avecinan.

 

 

El Barça ha echado en falta en los últimas semanas la mejor versión de los jugadores que vertebran el equipo como Brandon Davies, Nick Calathes y Cory Higgins. Ninguno de ellos ha estado a la altura en los dos últimos meses de la temporada, especialmente el pívot que parece haberse borrado mentalmente de la final. El conjunto azulgrana ha llegado a la final de la Liga Endesa totalmente desfondado, incapaz de presentar batalla al Madrid, que se mostró siempre más entero, con más energía y con mayor disposición para luchar por cada balón dividido. Con una intensidad bajo cero, era imposible igualar a los blancos. Se logró la victoria ajustada en el Palau, sacando lo que le quedaba al grupo, pero en Madrid fue imposible. Sin la grada que tirara de ellos, la tarea fue, sencillamente imposible.

El técnico azulgrana ha querido imprimir al equipo el carácter que siempre tuvo él en la pista, pero no ha podido, simplemente porque él es el que debe sacar el máximo a sus jugadores, y no que la plantilla completa se adecúe a él. Cuando dijo que necesitaba “unos cuantos cabrones”, lo soltó sinceramente aunque fue una falta de respeto a la plantilla que ha repetido en múltiples declaraciones y quizá ha ido degradando la relación con algunos pesos pesados del vestuario. El lituano siempre se ha quitado de encima las culpas aunque ahora también hay que incluirlo como en la lista de los que  no han estado a la altura en momentos clave de la temporada.

 

Laprovittola. El base argentino se convirtió en un revulsivo del equipo mediada la temporada, aunque su confianza en su juego se disipó en las últimas semanas, aunque ha demostrado ser el jugador que vimos en Badalona y tan criticado fue en Madrid injustamente Nota: 6,5  

Jokubaitis: El joven base lituano aportó minutos de calidad y se ganó la confianza de Saras, aunque también acabó relegado por el técnico en la final, y perdió ese ímpetu que mostró para suplir la ausencia de Calathes. Nota final: 6,5  

Calathes: El norteamericano sufrió una fractura de peroné que lo tuvo varias semanas apartado del equipo y a su vuelta, no acabó de ser el jugador decisivo que marca el ritmo del equipo y decisivo como se espera de su liderazgo fallido. Nota final: 6

Dante Exum: Llegó como  un parche’ para cubrir la baja de Abrines y Calathes y acabó siendo un jugador importante para Saras. Un jugador versátil, con fuerza y espectáculo, al que Saras prefirió dejar fuera de la final de manera incomprensible. Nota Final: 7 

Cory Higgins: Un problema de la fascia plantar le tuvo apartado bastante tiempo y no le ha permitido ser el jugador determinante de la pasada temporada. A su vuelta, le costó coger el ritmo y no ha sido decisivo. Nota final: 6 

Kyle Kuric: El escolta empezó con fuerza la temporada pero en las últimas semanas una racha negativa en el tiro exterior le mermó la confianza, y empezó a remontar demasiado tarde. Nota final: 6 

 

 

Sergi Martínez: El joven alero de Rubí no ha tenido demasiadas oportunidades pero siempre que Saras le ha dado minutos ha aportado energía, aunque aún le falta experiencia. Nota:7 

Nigel Hayes Davis: llego al Palau respaldado por Jasikevicius, y lamentablemente no ha dado el resultado esperado. Nota: 5

Alex Abrines: Su lesión al inicio de temporada le ha condicionado por completo su vuelta y a Saras también le costó darle continuidad cuando ya estaba recuperado. Nota: 6  

Rolands Smits: El letón ha sido uno de los mejores en la final de la Liga Endesa, siendo uno de los pocos que demostró energía. Al final, tuvo que jugar de pívot ante la inoperancia de Davies. Nota: 7

Pierre Oriola: Otro jugador que los problemas físicos en la espalda no le han dejado desarrollar su juego y ya no ha entrado en los planes de Saras desde la Final Four. Nota: 5

Nikola Mirotic: La estrella del Barça ha tirado del carro demasiado solo. El montenegrino ha firmado una gran temporada, pero no ha podido decidir por su cuenta. Nota: 8

Brandon Davies: El pívot ugandés ha sido la gran decepción en el tramo final de la campaña. Perdió ascendencia en el juego colectivo y quiso resolver demasiadas veces por su cuenta. Uno de los señalados. Nota: 3

Sertac Sanli: El pívot turco tampoco ha dado lo que se esperaba para un jugador de su talla, actuaciones de merito como contra su ex equipo en Turquia contrarestadas con partidos muy flojos.  En la final ante el Madrid, mostró sus carencias ante Tavares y Poirier aunque le lastrara un tobillo renqueante: Nota: 5.

Jasikevicius:  El técnico azulgrana no ha sabido dosificar al equipo y con una exigencia máxima en todo momento, el equipo ha llegado ‘quemado’ a la recta final, la más importante. El lituano debe reflexionar para ver qué parte de ‘culpa’ ha tenido en el desaguisado final. Nota: 5

 

@chemilinqui

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies