Tebas vs. Rubiales: misión fútbol femenino profesional

Tebas vs. Rubiales: otra batalla en la misión de hacer al fútbol femenino profesional

0

Tras la debacle del sorteo de la Primera Iberdrola como competición profesional quedaba otra misión por cumplir. Y ésta no era otra que lograr patrocinadores y marca comercial. En aras de no decepcionar a la afición, la Liga Profesional de Fútbol Femenino ha elegido al agente comercial que más iba a gustar a la RFEF: LaLiga. Un nuevo enfrentamiento entre Tebas y Rubiales en la misión de hacer profesional el fútbol femenino. Vamos a proceder a analizar el comunicado de la LPFF y lo que esto puede conllevar para el fútbol femenino y todos sus estamentos en España.

Misión (im)posible: profesionalizar el fútbol femenino español

Tras años de vaivenes, con negociaciones, huelgas, conflictos y dificultades de seguimiento, la profesionalización tuvo un encontronazo con el fútbol femenino español. Tras lograr este hito – a pesar de todos los impedimentos y de todas las controversias – era necesario seguir adelante con la misión de conseguir los medios económicos y estructurales necesarios para que la LPFF pueda subsistir. Esto lo lograron, el 17/08/2022, cuando emitieron un comunicado que rezaba: «La Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF) y LaLiga han llegado a un acuerdo por el cual esta se convierte en agente comercial exclusivo de todos los derechos y activos comerciales y de patrocinio de la LPFF durante (…) las próximas 5 temporadas. (…) LaLiga será la encargada de comercializar, entre otros, el title sponsor de la competición, el balón oficial, así como todo tipo de patrocinios oficiales y licencias de la competición».

De Tebas a Rubiales y de Rubiales a Tebas: la historia de amor entre RFEF y LaLiga

Las andanzas hacia la profesionalización del fútbol femenino comenzaron de manos de LaLiga y su presidente, Tebas, hasta que la RFEF dio un paso adelante y tomó – forzosamente – las riendas de las competiciones profesionalizadas y no profesionales del fútbol femenino español. Cabe recordar que las competiciones profesionalizadas no existen en la normativa española, pero esto es otra cuestión. Se obligó a LaLiga a separarse del proyecto del fútbol femenino y de su misión de emanciparse del yugo de la Real Federación Española de Fútbol. Mas… al tomar algo de poder la recientemente creada y constituida Liga Profesional de Fútbol Femenino, y tras el último encontronazo con el entre federativo, la LPFF ha vuelto a cobijarse – y con ello el fútbol femenino español – bajo el confortable paraguas de LaLiga.

¿Cuál podría ser el objetivo de este movimiento? Pues, teniendo en cuenta la historia de amor entre LaLiga y RFEF, desde hace ya un lustro, se pueden hacer cábalas. El título de la película final de la saga sería: «Tebas vs. Rubiales: misión fútbol femenino profesional».

¿Cuál es la misión de la LPFF?

Viendo el comunicado… no queda nada claro exactamente qué hace la LPFF, cuáles son sus responsabilidades y el por qué de las decisiones tomadas. Debemos preguntarnos, y tratar de responder, la siguiente cuestión: «¿Cuál es la misión de la LPFF?»

Examinemos la situación: el Consejo Superior de Deportes dio competencia a RFEF para sortear el calendario en detrimento de la LPFF. La LPFF escenificó una separación de la RFEF y de los sindicatos por este conflicto. La LPFF busca amparo en LaLiga, ¿como gestora? «(…) esta se convierte en agente comercial exclusivo de todos los derechos y activos comerciales y de patrocinio de la LPFF durante (…) las próximas 5 temporadas. (…) LaLiga y la LPFF ya trabajan conjuntamente en una ambiciosa estrategia con el objetivo de incrementar el valor de la competición y desarrollar un producto atractivo para marcas y fans. En este sentido ya se ha cerrado un acuerdo para el balón oficial de la Competición que se anunciara próximamente. De igual forma, ambas partes vienen trabajando y avanzando en el que será el primer Title Sponsor de la primera Liga Profesional Femenina de la Historia».

Pudiera parecer que se ceden las responsabilidades a LaLiga, y que la LPFF sólo espera obtener beneficios de la relación. Pero la LPFF nos desengaña en ese mismo comunicado, respondiendo respecto a cuál es su misión: «Este acuerdo confirma la decidida apuesta y visión de la LPFF y sus Clubes por trabajar con el objetivo de situar la máxima competición profesional de fútbol femenino de nuestro país como una referencia a nivel mundial».

El porvenir: ¿malos augurios? Opinión

Para muchos esta noticia es un motivo de celebración y alegría. Pero no para todo el mundo, la autora incluida. Examinemos ambas posturas, y posicionémonos.

Alegría, buenas sensaciones y progreso en el proceso

Los motivos de alegría son las promesas de ingentes ingresos y de que se invertirán en mejorar la competición, y el ver que se producen avances. Además, el prestigio de LaLiga y su influencia en el mundo de los negocios, pueden ser muy beneficiosos para el nuevo proyecto.

El tener a un colaborador como LaLiga es un paso adelante, pues la experiencia de este ente, y su capacidad de expansión y comprensión del negocio del fútbol, pueden contribuir positivamente y diferencialmente en el fútbol femenino español. Además, demuestra capacidad negociadora e iniciativa de parte de la LPFF, algo también a valorar después de los últimos reveses.

Pesimismo, nerviosismo y desilusión

Mas los motivos de nostalgia, nerviosismo y pesimismo no deben ignorarse. Pues, viendo los ciclos y los conflictos en el fútbol femenino español, hacerse excesivas ilusiones es pernicioso. ¿Cuáles son esos motivos? Pues la aparente falta de proyecto, la difícil relación entre los distintos estamentosCSD, RFEF, LaLiga, LPFF -, y los antecedentes recientes en el desarrollo del fútbol femenino español, o lo apresurado de su planificación aparentemente. Y, otro punto importante, ¿se piensa seguir viviendo de subvenciones? Ese sería un proyecto destinado a la extinción.

Por cada información ilusionante, podemos observar varias sombras que se ciernen sobre la competición y sobre el proyecto. Por cada avance, podemos llegar a esperar diversos conflictos entre estamentos. Y por cada estadio de la evolución del fútbol femenino español, podemos esperar un culebrón y la necesidad de intervención Estatal o de la Justicia para resolverlo. Y… ¿podría terminar la LPFF diluyéndose en LaLiga?

Opinión: misión supervivencia

En opinión de esta autora aún nos quedan muchos conflictos por vivir en el fútbol femenino español. Dependiendo de cómo se gestionen, tendremos o no máxima competición de fútbol femenino que pueda cumplir el contrato con LaLiga. Explicaciones: en Estados Unidos se necesitaron tres intentos para que la liga profesional de fútbol femenino patria fuera un proyecto y un producto capaz de subsistir. Y todo ello debido a la falta de patrocinadores e inversores, por la no intervención de otros estamentos (Federación y Asociaciones) y por la falta de seguridad en equipos y futbolistas. Rings a bell, anybody?

Habrá que ver como se desarrolla todo, pero habrá que aplicar, por el momento, el principio de prudencia.

 

Por Helena García (@hgamo18 en Twitter)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies