El Leipzig espanta viejos fantasmas

En un juego de oportunidades perdidas, los 'toros' logran acertar primero para derribar a un Celtic sin gol y, de paso, romper su 'maldición' en Escocia.

0
Celtic 0 2 Leipzig

El Leipzig puede sentirse tranquilo una vez que ha recuperado el terreno perdido en la UEFA Champions League. Sobreponiéndose a sus fobias, los germanos irrumpieron con fuerza para vencer (0-2) al Celtic. Completó aun así una buena actuación el cuadro británico, tan vertiginoso en sus ataques como fallón delante del arco. De este modo, en el toma y daca que fue el encuentro, la jerarquía goleadora del equipo de la Red Bull hizo valer sus quilates.

Demencia rotunda

Todos los involucrados eran conscientes de lo que estaba sobre la mesa en este partido. La Liga de Campeones no entiende de procesos ni avances, por lo que todo lo que no fuera ganar era una mala noticia. Ello lo tenía más en cuenta el Celtic. La vida en Europa no está siendo justa con el campeón escocés este curso, pero el mal cabezazo de Maeda apenas iniciar el choque deja de manifiesto el por qué de su situación. Pasado el susto, el Leipzig se dedicó a lo suyo: escalar verticalmente con la pelota. La cuestión, como se esperaba, eran tan complicada como divertida visualmente. Ambos contrincantes presionando alto, jugando a ritmo de vendaval, intensos en todo el campo y sin chistar en cada acometida. Aunque, conforme pasó el tiempo, los teutones se hicieron con el dominio.

A mayor velocidad imprimida, los ‘Celts’ no podían hacer nada. Si André Silva y Szoboszlai influían por dentro, Raum hacia lo propio por izquierda. El pobre Juranovic, vendido por sus pares, perdía en cuanto Werner o Nkunku apoyaban al lateral. Sin embargo, tanta libertad no le valía al alemán para tener tino en el toque final. Fue así que, poco a poco, el Celtic emergió. Con Furuhashi peleando cada duelo, Haksabanovic y Abada también comenzaron a hacer de las suyas. La rebeldía de los tres exigió al Leipzig. Lastima que el esfuerzo local no tenía el premio de la red. Maeda tuvo una doble ocasión bajo palos en el inicio del acoso. Sorpresa: eso no fue los más insólito. En un corner sacado en corto, O’Riley se topó con el palo y, en el rebote, Taylor mandó el balón al travesaño. Segundos después, Furuhashi rozó la madera con un cabezazo.

Celtic 0-2 Leipzig: los ‘Hoobs’ han igualado la racha del Monaco de 7 partidos perdidos como local. Fuente: Leipzig.

Werner se reivindica

Habiendo resistido sus pupilos al violento asalto e incluso terminado mejor, Rose intervino desde la pizarra. Evidenció los vacíos donde el rival les hacía más daño -las zonas de Simakan y Haidara-, las fortaleció juntando líneas y agrupando hombres, y así ató al Celtic. Las correcciones hicieron mejor al Leipzig. Seguían fallones, pues eso era cosa de tiempo y calidad. Lo importante estaba en controlar cada situación como iban haciendo. No obstante, en ese momento tampoco es que la ofensiva alemana brillara. Werner estaba errático, Nkunku no encontraba su lugar y solo André Silva tiraba del carro. Los descensos y capacidad asociativa del luso limpiaba los caminos para ambas estrellas, pero entre que disparaban a destiempo o los bloqueaban la cosa se iba exasperando.

Y en esas, cuando ya nadie daba fichas por él, Werner se lavó la cara. Un jugadón de André Silva acabó con este colocando un centro bajo que el extremo mandó a guardar (75′). De inmediato, el Postecoglou movió banquillo y su elenco se fue hacia arriba. Como es sabido, la agitación no funcionó. Porque no importaba cuantos buenos centros Turnbull haya puesto, Giakoumakis o quién sea jamás iban a perforar las mallas. No tiene el Celtic en su plantel un punta de jerarquía como un Forsberg que salió al campo y, gracias a Werner, besó el santo con un tiro inapelable (82′). A pesar de vivir en su área sobre el final, lo cierto es que el Leipzig tenía hecho el trabajo y encima logró, por fin, conquistar una Glasgow que se le resistía. Espantando viejos fantasmas, ponen rumbo hacia los octavos de final.

Ficha técnica

Celtic: Hart; Juranovic, Carter-Vickers, Jenz, Taylor; O’Riley, Hatate (Mooy, min 66); Abada (Forrest, min 42), Haksabanovic (Turnbull, min 66), Maeda (Bernabei, min 80), Furuhashi (Giakoumakis, min 66).
Leipzig: Blaswich; Simakan (Henrichs, min 76), Orbán, Gvardiol, Raum; Haidara (Diallo, min 83), Schlager; Szoboszlai (Forsberg, min 76), Nkunku (Novoa, min 88), Werner; André Silva (Poulsen, min 76).
Goles: 0-1, min 75: Werner. 0-2, min 84: Forsberg.
Árbitro: Antonio Mateu Lahoz. Amonestó a Hatate (min 34) y a Juranovic (min 90+1) por el Celtic.
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League 22-23 disputado en el estadio Celtic Park, Glasgow, Escocia.

 

Síganme en @APalomino16, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Grada3.com.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies