El Mirandés se lleva el premio de consolación del derbi

El Burgos se impone por 2 a 1 en el derbi burgalés en el que fue el primer partido de la temporada en que encaja un gol

0

Parecía escrito en las estrellas. El derbi burgalés, con un Mirandés colista, era el escenario perfecto para que el equipo de Julián Calero perdiera su imbatibilidad. Diez jornadas se sucedieron sin conocer la derrota, sin encajar ni un mísero gol, pero el inquebrantable récord se quebró de la forma más dolorosa. En el minuto 28, José Antonio Caro fue expulsado. Su reemplazo, Dani Barrio, demostró poseer los mil brazos de Avalokitésvara y detuvo todo lo que le lanzaron, incluidos moscas y mosquitos. Hasta que vino el golpe bajo.

Un centro de Marcos Paulo en el tiempo añadido se paseó por el área grande sin encontrar opositor. Llegó a la pequeña y los brazos de Barrio dejaron de responder. El cuero terminó colándose sin permiso en la portería. Sin embargo, faltaba el giro de guion final. Mourad, en el minuto 102, puso el 2-1 en el luminoso. Gaspar Campos había inaugurado el marcador en el primer tiempo, aunque ya nadie lo recordara. Los tres puntos se quedaba en El Plantío, pero los de Joseba Etxeberria se quedaban con el premio de consolación.

Burgos CF 2 1 CD Mirandés

Guerra civil

El guion de esta semana era simplemente perfecto, una viva representación de lo que debe ser el capítulo final de una serie de televisión. El Plantío era un fortín inexpugnable gobernado por un monarca, el despótico Burgos CF, al que nadie había sido capaz de vencer. No solo eso, sino que nadie había podido infligirle ni siquiera un superficial rasguño en combate —en este caso, no había encajado ni un mísero gol en diez jornadas de liga—. Esta vez, su feudo era visitado por un amigo de la niñez que, a la par, se convirtió en su particular rival, pero el Mirandés no llegaba al derbi burgalés atravesando su mejor racha. Colista, sus malos resultados eran objeto de vilipendios por parte de sus enemigos. ¿Sería capaz el underdog de hacer saltar la sorpresa o retendría el protagonista su cetro?

Confiado de sus estratagemas, Julián Calero decidió diseñar un once sin un ‘9’ puro. Total, su insignia era su inquebrantable, titánica, invencible defensa. No había nada de que preocuparse… o eso creía. El encuentro empezó siguiendo el plan previsto. La posesión era totalmente jabata, pero José Antonio Caro bien podía aprovechar el tiempo para echarse una siesta, tomarse un daikiri, cortarse las uñas o escuchar el análisis pospartido del Clásico. Aunque el esférico sobrevolaba su área, jamás aterrizaba entre los tres palos.

El récord sigue vivo, pero ¿a qué coste? 

Sin embargo, de la noche a la mañana, todo cambió. Previsor ante el peligro, el cancerbero burgalés corrió para detener el avance de Raúl García, que había dejado atrás en la carrera a Córdoba y ya encaraba, solo, la portería. Fuera de sus dominios, barrió al delantero rojillo, mas el rechace cayó a pies de Roberto López, quien no dudó en chutar. Instintivamente, la motricidad de Caro le hizo levantar la mano para desviar la trayectoria del cuero y evitar, de esta forma, un gol cantado. No obstante, la acción estaba fuera del área. La tarjeta roja era ineludible. El portero mantendría su registro invicto una jornada más, pero ¿a qué coste?

Por suerte para Calero y sus acompañantes, el Burgos tenía un comodín. Tres minutos antes, Pablo Valcarce había adivinado el desmarque de Gaspar Campos y le envió una sonda teledirigida. El jugador cedido por el Sporting pinchó el balón y lo picó por encima de Alfonso Herrero, incapaz de detener su parábala. El tanto sirvió para que el Burgos llegara por delante al descanso, pero Dani Barrio, el reemplazo de Caro, tuvo que sudar. Y mucho. Roberto López vio una telaraña en la escuadra izquierda de la portería, mas el guardián se encargó de proteger la vida del insecto.

Soy de barrio

El balompié no es misericordioso con el Mirandés. Su posición de colista no refleja el juego plasmado sobre el césped, pero los de Joseba Etxeberria no iban a bajar los brazos ni aunque se los cortaran. Llegados al minuto 49, Dani Barrio se santificó con una doble parada a la salida de un córner, la primera de ellas, ante un disparo a bocajarro de Prados. El cancerbero, que había tenido que salir sin calentar sustituyendo al hombre récord, aún tuvo que intervenir para neutralizar las ocasiones de Pinchi y de Nico Serrano, mientras los remates de Rey y Marcos Paulo se perdían en el horizonte. Solo ante el peligro, la imbatibilidad del Burgos permanecía en pie a pesar del cambio de piezas.

Llegados al minuto 60, los servicios médicos tuvieron que atender a un aficionado en la gradería del Plantío. La rivalidad fue puesta a un lado. Locales y visitantes aplaudieron al unísono para desearle una pronta recuperación. Ya nada volvió a importar. Cuando parecía que el Burgos conseguiría mantener su imbatibilidad, vino la debacle. Los ’14’ de añadido hundieron a Dani Barrio hasta el punto de que un centro de Marcos Paulo desde el vértice izquierdo se paseó por el área sin que nadie le pusiera freno. Tampoco Barrio. Entró dentro de la portería. En el undécimo partido, una vez superado el tiempo reglamentario, los burgaleses encajaron su primer gol. Y como no podía ser de otra manera, fue ante su eterno rival. Pero la varita volvió a tocar al Burgos. Mourad, en el último suspiro, consiguió que los tres puntos permanecieran en El Plantío.

Ficha técnica
Burgos CF: José Antonio Caro; Areso, Córdoba, Zabaco, Matos (Saúl Berjón, min. 97); Curro Sánchez (Mumo, min. 75), Elgezabal, Atienza, Álex Bermejo (Raúl Navarro, min. 75); Pablo Valcarce (Dani Barrio, min. 31) y Gaspar Campos (Mourad, min. 75).
CD Mirandés: Alfonso Herrero; Raúl Parra (Javi Serrano, min. 82), Álex Martín, Raúl Navas, Salinas (Manu García, min. 93); Pinchi (Mraz, min. 73), Oriol Rey, Prados, Marcos Paulo; Roberto López (Nico Serrano, min. 46) y Raúl García.
Goles: 1-0, min. 25: Gaspar Campos. 1-1, min. 94: Marcos Paulo. 2-1, min. 102: Mourad.
Árbitro: Iosu Galech Apezteguia (Comité navarro). Amonestó a Areso (min. 49) y a Mumo (min. 91) por parte del Burgos. Expulsó con tarjeta roja directa a José Antonio Caro (min. 28).

VAR: Raúl Martín González Francés (Comité canario)

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de LaLiga SmartBank, disputado en El Plantío, Burgos, ante la presencia de 10.483 espectadores.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies