Victoria cántabra en un choque de estilos en Andorra

Un Racing con una rentabilidad absoluta en ataque gana a un Andorra con mucho toque pero nula pegada

0
FC Andorra 0 1 Real Racing Club

Duelo de recién ascendidos en el Estadi Nacional de Andorra. Por una parte, los andorranos llegaban a este choque habiéndose adaptado a la categoría a las mil maravillas y siendo en su feudo su arma vital para estar haciendo un gran inicio de campaña. Por contra, los cántabros aterrizaban en tierras del Principado con la necesidad de tener que sacar algo positivo y así poder salir de la zona complicada que está habitando el cuadro verdiblanco durante este comienzo de temporada.

Dos equipos bien diferenciados en cuanto a su filosofía futbolísticas. El míster del Andorra Sarabia exigiendo a los suyos el dominio del esférico, y el entrenador del Racing Romo dando la iniciativa y saliendo a la contra con verticalidad. El partido desde el principio comenzó con dos avisos de ambas escuadras, primero fueron los locales por mediación de Carlos Martínez que ponía el susto a la zaga racinguista tras un disparo fuera del área,, y posteriormente Eneko Satrustegui después de un saque de esquina botado por Vicente y en el que el jugador visitante remataba solo de cabeza a las manos de Ratti.

Los andorranos no estaban cómodos ante el entramado que Guillermo Fernández Romo había dispuesto en el partido. Su circulación de balón no estaba siendo tan alegre como en partidos anteriores. Al Racing quizás este periodo le faltaba un poco de verticalidad ofensiva en las bandas estaban más pendiente de defender. los santanderinos querían en todo momento hacer el encuentro largo y así crear una pequeña trampa a los de Sarabia. Sin embargo, no caían en ese cebo los locales.

El choque cogía tintes de aburrimiento ya que no había mucho juego ofensivo, parecía más una partida de ajedrez. Al cuadro del Principado le costaba crear en la sala de máquinas ya que los cántabros dejaban fijados en el concepto defensivo hasta seis jugadores en campo propio. El peligro de los verdiblancos llegaba al final del primer tiempo en un saque de esquina en el que Arturo remataba en plancha y ponía el corazón alterado a la parroquia andorrana. Una primera mitad donde los dos equipos cocieron a fuego lento sus propuestas y en el que las fuerzas estuvieron muy igualadas.

Al comienzo de la segunda mitad el Andorra intentó en todo momento salir con una marcha más. Sabían que para sorprender a la telaraña impuesta por los racinguistas era primordial dar más rapidez a sus jugadores. Por todo ello, Rubén Álves sacaba en línea de gol un disparo andorrano que en el que ya se cantaba el gol en las gradas del Estadi Nacional de Andorra. No obstante, el Racing de igual manera había salido más atrevidos.

El Racing daba una vuelta de tuerca e intentaba arriesgar más que el periodo anterior. Camus y Vicente estaban mucho más activos y su velocidad complicaba a la zaga del Andorra. Incluso Fausto Tienza se atrevía habitar en campo contrario y tenía una clara oportunidad en un disparo que el guardameta local despejaba a saque de esquina. Y las cosas del fútbol, en la siguiente jugada Pol Moreno después de un corner remataba al fondo de la red.

Cada equipo usaba sus armas, y los santanderinos intentaban por todos los medios romper el ritmo que intentaban dar los locales pero que no conseguían. Los balones parados eran un constante sufrimiento para los andorranos que no sabían cómo parar dichas acciones. Arturo lo intentaba en el minuto 71 en una falta que casi sorprendía a Ratti.  Los de Sarabia si querían hacer daño a la zaga racinguista tenían que ser más directos y eso en la filosofía de Sarabia es complicado de ver. Y es que, las contras del Racing eran muy peligrosas. Sin embargo, Germán la iba a tener en el 76´en una jugada personal que rompió perfectamente a la zaga cántabra.

En el tramo final, el Andorra abusaba en demasía en sus jugadas ofensivas de jugar por dentro y eso a los centrales verdiblancos en principio les hacía bien a su juego y de esa manera no sufrían mucho. Las ordenes de Romo eran claras a sus pupilos tener las líneas bien juntas e intentar no tener ningún sobresalto. El oficio que tenían los jugadores del Racing era una auténtica evidencia en el terreno de juego y ante eso poco se puede hacer. Es cierto que la posesión del encuentro el Andorra ganó por goleada con un 71% pero lo importante en el fútbol son los goles y los del Principado en esta ocasión no pudieron conseguir ninguno.

Ficha Técnica
FC Andorra: Nico Ratti; Mika Marmol, Adri Vilanova, Marc Aguado, Héctor Hevel, Iván Gil (Sinan Bakis, m.71), Carlos Martínez, Martí Vilá, (Jacobo, m. 81), Dani Morer (Germán Valera, m. 64), Bundu (Marc Fernández, m. 81), Christos (Jandro Orellana, m. 81).
Real Racing Club: Miquel Parera, Dani Fernández, Rubén Alvés, Pol Moreno, Satrustegui (Saúl García, m. 87), Fausto Tienza, Iñigo (Matheus, m. 60); Iñigo Vicente, Arturo (Medina, m. 87), Marco Camus (Mboula, m. 60); Jorge Pombo (Aldasoro, m. 68)
Goles: Min 58: Pol Moreno, 0-1.
Árbitro: Galech Apezteguía del comité navarro. Mostró tarjetas amarillas al local Mika Mármol
Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadi Nacional de Andorra (Andorra La Vella).
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies