El Rayo suda la gota gorda para superar a un recio Mollerussa

El Rayo Vallecano de Iraola no salió a especular en la pequeña ciudad ilerdense y trajo de vuelta a Madrid una victoria trabajada ante un Mollerussa que dio guerra hasta el final

0
CFJ Mollerussa 1 3 Rayo Vallecano

La magia de la Copa del Rey regresó ayer. Y lo bonito, lo especial de estos partidos es la posibilidad de ver a grandes nombres jugando contra equipos desconocidos que han tenido que luchar para ganarse el derecho de jugar ese partido. Hoy, esta pequeña ciudad de la provincia de Lleida de apenas 15 000 habitantes ha tenido el honor de recibir al equipo que hace unos días venció con honores al vigente campeón de Champions League: el Real Madrid.

Probablemente se esperaban que trajeran al filial o a que toda la alineación estuviera compuesta por jugadores que cuentan con menos minutos, pero Iraola no quiso salir a especular en Mollerussa. Tenía las espaldas bien cubiertas con grandes jugadores de la primera plantilla por si se torcía el encuentro. Y por si no fuera suficiente, Bébé salía de inicio. Al otro lado del verde tenían a un equipo de primera catalana, que no tenía nombres, pero sí hombres dispuestos a comerse el césped.

El partido comenzó con el guion esperado: el Rayo Vallecano quería un gol rápido y el Mollerussa se defendía a base de achicar balones e intentaba acercarse al área rayista, pero con muchas dificultades. La primera ocasión de peligro la tuvo Bebé, que disparó de primeras desde fuera del área un derechazo muy rápido que aun así Puiggròs logró parar. En la siguiente ocasión, el ’10’ franjirrojo no perdonó. En una falta al borde del área, Bebé no dudó y clavó el balón en la escuadra.

23 minutos había tardado el conjunto de Vallecas en ponerse por delante y parecía que iba a seguir así el resto del partido. Sin embargo, la magia de la Copa apareció poco después. En uno de los pocos acercamientos con peligro con los que contó el humilde equipo catalán, Graells lograría irse de dos defensas rayistas, y pondría un buen centro. Nico Magno puso la cabeza lo justo para que el balón se colara en el palo derecho de Diego López, mal cubierto por el meta. El Camp Municipal d’Esports de Mollerussa celebraba con júbilo el gol, y hasta el final de la primera parte, los ilerdenses se creían capaces de ganarle al Rayo.

El partido siguió igual de intenso, con pocas ocasiones de peligro pero mucha disputa por el balón. Llegamos al descanso y el Mollerussa seguía soñando. En la reanudación del partido, los de Iraola fueron con todo, se habían acabado los juegos para los vallecanos, obligando a los locales a no parar de achicar balones. A los 6 minutos, sin embargo, un disparo inocente con el exterior de Diego Méndez superó a todos los hombres que se aglutinaban en el área. No solo superó a los del área, sino también a Puiggròs, y acabó colándose en la esquina derecha de la portería. El Rayo Vallecano se ponía por delante y ahora tenían el partido de cara, pero el conjunto irlendense no iba a rendirse tan fácilmente.

Y es que aunque fueran por debajo del marcador, los locales no dejaban de defenderse como leones, achicando balones con la esperanza de que alguno de esos despejes llegaran a sus aislados delanteros y que pudieran acercarse a la portería visitante. En una ocasión estuvieron cerca de conseguir una ocasión muy clara de gol. Totti casi recibe un balón en el borde del área, pero en el último momento los zagueros franjirrojos se anticiparon y le pusieron freno.

Parecía que el Mollerussa podía ponerle picante al partido, pero por desgracia su defensa no resistió para siempre. En el minuto 77, Sergio Camello puso la sentencia en una muy buena triangulación de los visitantes e incluso mejor pase final a la espalda de la defensa del equipo de primera catalana. Con la entrada de los jugadores del banquillo, el Rayo se aseguraba que no hubiera sustos. Por otro lado, el Mollerussa siguió apretando los dientes y logró dejar un resultado final de bastante honor. Con un 1-3 final, se reflejaba la superioridad del Rayo Vallecano, pero también la buena lucha del humilde conjunto catalán.

Ficha técnica
CFJ Mollerussa: Puiggròs; Romero (Jordi Bernat, 72′), Nico Magno, Font (Kiko, 81′), Rocky, Genis; Putxi, Jordi (Totti, 64′), Guillem (Delgado, 80′); Adrià, Graells (Sousia, 72′).
Rayo Vallecano: Diego López; Chavarria, Mumin, Saveljich, Hernández; Pablo Muñoz (Isi Palazón, 65′), Mario Suárez (Unai López, 83′), Diego Méndez (Comesaña, 77′), Bebé (Álvaro García, 77′); Sergio Camello, Nteka. (Trejo, 64′).
Goles: 0-1, Bebé, 23′; 1-1, Nico Magno; 33′; 1-2, Diego Méndez, 51′; 1-3, Sergio Camello, 77′.
Árbitro: Soto Grado no amonestó a ningún jugador de ninguno de los conjuntos.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey, disputada en el Camp Municipal d’Esports de Mollerussa  (Mollerussa, Lleida).
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies