«Con miedo o sin miedo»: España y Alemania ajustan la clasificación

Los conjuntos internacionales han protagonizado un encuentro físico, intenso, aunque la balanza no se ha decantado para nadie

0
        España 1 1 Alemania
Previa: Factores psicológicos y disputas históricas

Un protagonista (Luis Enrique), juventud y una revelación. Así se presentaba España ante Alemania para disputar uno de los partidos más esperados por el público en Catar.

Tras el 7-0 ante Costa Rica, no había apenas reproches y la selección del asturiano, tras entrenar una hora para preparar los aspectos destacables de Alemania (tal como explicó el entrenador en su último directo) llegaba al Al Bayt Stadium con un único objetivo: seguir siendo vistosos, divertidos, clasificarse a octavos y continuar sorprendiendo en un Mundial muy disputado.

La selección germana de Hansi Flick, por su parte, llegaba sin margen de error al campo. Después de perder ante Japón (1-2) y de la victoria de Costa Rica hoy, día 27, la «Mannschaft» se veía totalmente condicionada ante España, pues cualquiera de los cuatro equipos podía clasificarse.

Además, el factor psicológico, según aseguraba Luis Enrique, también sería importante, y sin duda esperábamos un partido disputado, luchado y bruto en el que todo podía pasar.

Primera parte: Intensidad a partes iguales 

Ambos equipos forjaban, nada más empezar, un «telón de acero» entre ellos, tratando el partido con la mayor delicadeza posible y con total constancia de su importancia; Alemania, muy conservadora en defensa, y España, muy delicada en cada pase vertical.

Aunque el medio ofensivo del RB Leipzig, Dani Olmo, daría el susto a los 7 minutos con un balón que salvaría Neuer desviando su trayectoria, que claramente se dirigía a la escuadra.

De esta manera se romperían las barreras, y aunque conservando la prudencia, los ataques comenzarían a ser recurrentes para ambos equipos, con Gnabry como referente alemán y Ferrán, Olmo y Asensio como abanderados españoles.

Tras 20 minutos de juego, las dos selecciones lo intentaban, aunque con dominio español en la posesión (72%) y en las ocasiones de ataque (11 ataques finalizados en 2 tiros a puerta). Y a pesar de algún error defensivo en ambas líneas, los de Flick y los del ‘Lucho’ no bajaban la intensidad y se asfixiaban en las presiones, obligándose a avanzar.

Alemania sufriría algunas desconexiones que aventajarían a España, casi todas ellas con Ferrán Torres como protagonista, pero lo inesperado llegaba en el minuto 40, cuando el defensa madridista, Rüdiger, anotaría un gol, que finalmente, resultaría anulado.

La primera parte sería una amalgama de acciones ofensivas por parte de las dos selecciones, y el peso de sus «estrellas», tanto en el escudo como en el campo, las posicionaba en una situación de tensión que deberían resolver en la segunda parte.

De momento, veíamos un partido más que disputado con varios protagonistas, entre ellos el veterano Thomas Müller y Serge Gnabry, un combo mortal en el ataque alemán; Por parte de la Furia Roja destacaban Ferrán y Olmo y sus guías mediocampistas: Pedri, Gavi y Busquets.

Segunda parte: El físico lo es todo

El segundo tiempo daría inicio sin cambios para ninguno de los conjuntos, que se veían con fuerzas de igualar la intensidad de la primera parte. El nivel, desde la perspectiva del espectador o del analista, no mancaba de nada, y menos de espectáculo. Ninguna de las líneas defensivas dejaban errores o detalles a destacar, salvo por el nerviosismo del partido, que ya de por sí pasaba factura en algunos instantes.

España sufriría por unos instantes y la Mannschaft lo aprovecharía para infundir el miedo entre los defensas, pero, de nuevo, el partido se mostraba inamovible en su intensidad y, siguiendo la filosofía que Luis Enrique ha querido aplicar durante este Mundial, «con miedo o sin miedo, las cosas deben hacerse».

Así pues, tras varias idas y venidas, Jordi Alba volvía a asistir en un partido internacional para que Morata pusiese el 1-0 en el marcador, sumando su número ‘2’ en este Mundial. Muy poco después, con la alegría en el cuerpo, Dani Olmo remarcaba su buena actuación y daba el pase a Asensio para que el madridista lo intentase, aunque el balón se marchaba por encima del larguero de Neuer.

Amos equipos incorporaban cambios para refrescar unas piernas al rojo vivo, aunque aún eficientes en el campo, y Alemania incrementaba la apuesta con una muy buena jugada combinada que Musiala no conseguiría finalizar gracias a un hombre: Unai Simón y su gran partido bajo palos.

Observábamos en los minutos finales cómo el partido se transformaba en ese «telón de acero» inicial. Los dos equipos extremarían el cuidado con sus pases y, sobre todo en las avanzadas, donde cualquier contraataque podía resultar fatal.

Llegados los 80 minutos de encuentro, se cernía la polémica sobre el terreno con varias faltas seguidas a favor de Alemania y unas manos no interpretadas como penalty por el colegiado Makkiele y el VAR, aunque el juego continuaría y, de nuevo, con la misma intensidad y ritmo.

La entrada de Alejandro Baldé era una apuesta arriesgada para Luis Enrique, que buscaba sentenciar el encuentro aportando más ofensividad, pero a poco más de 5 minutos para finalizar el encuentro, Niclas Füllkrug remataría con fuerza un balón internado desde las botas de Musiala para igualar el encuentro y cambiar los planes del técnico asturiano.

Nico Schlotterbeck interceptaría una de las mejores acciones que tendría España en la segunda parte y aumentaba la frustración del banquillo rojo. Alemania, obviamente, no daba nada por perdido y el partido volvía a igualarse físicamente y con la presión de llegar a la siguiente fase.

Sufría España, y Sané tenía la última para dar un golpe encima de la mesa en la clasificación, pero Alemania solo conseguiría agarrarse a un clavo y llevarse un único punto, pues Makkelie pitaba el final y dejaba descansar a los jugadores.

Conclusión: Objetivo «octavos de final»

Los germanos y la Furia nos dejaban un partido memorable, de mucha intensidad y esfuerzo físico. Catar sería testigo de como el Grupo E se convertía en un volcán del que cualquier cosa podía salir el día 1 de diciembre, donde todos los equipos aún tenían opciones de estar entre los mejores 16 equipos del mundo.

Volviendo al día de hoy, los protagonistas de ambos conjuntos nos han dejado un muy buen sabor de boca y la apuesta por el juego ofensivo, obviamente, ha desestabilizado el defensivo en algunos. aspectos. Un ejemplo fue el gol de Niclas Füllkrug en un despiste de la defensa española, o las internadas de Morata en la segunda parte debido al deterioro físico alemán.

A pesar de todo, el conjunto de Flick ha conseguido mantener la postura y demostrar que están en el Mundial de Catar para luchar hasta las fases finales, así como el equipo de Luis Enrique, que se desdobla y sigue impresionando alrededor del mundo haciendo frente con sus opciones (muy bien aprovechadas).

Desde luego, destaca el gran aspecto físico de ambas selecciones, sobre todo de una Roja tan joven y con tanto talento, como son el ejemplo de Dani Olmo, Pedri, Gavi o Nico Williams, que ha destacado en el último cuarto de hora.

Ahora, toca centrarse y descansar para definir una clasificación apretada y costosa para todos los equipos, que no quieren dejar escapar un tren que pasa cada 4 años.

Ficha técnica
Selección Española: Unai Simón; Dani Carvajal, Rodrigo Hernández, Aymeric Laporte, Jordi Alba; Sergio Busquets, Pedri González, Pablo Gavi (Koke Resurrección, min. 66); Marco Asensio (Nico Williams, min. 66), Dani Olmo, Ferrán Torres (Álvaro Morata, min. 54).
Selección Alemana: Manuel Neuer; Tilo Kehrer (Lukas Klostermann, min.70), Niklas Süle, Antoino Rüdiger, David Raum )Nico Schlotterbeck, min.87); Joshua Kimmich, Leon Goretzka, Serge Gnabry (Jonas Hoffman, min.87), Thomas Müller (Niclas Füllkrug, min.70), Ilkay Gundogan (Leroy Sané, min.70); Jamal Musiala.
Goles: 1-0: Morata, min. 62; 1-1: Fullkrug, min. 83
Árbitro: Danny Makkelie. Amonestó a Tilo Kehrer (Amarilla/min. 37), Leon Goretzka (Amarilla/min. 58), Joshua Kimmich (Amarilla/min.60) por parte de Alemania. Y a Sergio Busquets (Amarilla/min. 44) por parte de España.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del Mundial de Catar 2022, disputado en el Al Bayt Stadium, Catar.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies