Las aficiones del Badajoz y del Linares son de las que ganan puntos

CD Badajoz - Linares Deportivo | Domingo, a las 17:00h | Décimo séptima jornada de la Primera Federación | Estadio Cívitas Nuevo Vivero, Badajoz | Árbitro: Rodríguez Recio| Un Badajoz dolido por la derrota en el derbi extremeño, recibe a un Linares que aspira a todo esta temporada.

0

El 25 de junio de 1978, se jugó la final del primer gran evento futbolístico mundial que conservo en mi retina. Era un niño, evidentemente. Un poco más pequeño que son mis hijos ahora. A un sólo día de vivir ellos la que, probablemente, va a ser la primera final de un gran evento futbolístico mundial, que ellos van a conservar en sus respectivas retinas. Es curioso, pero se da el paralelismo que puede salir campeona la misma selección, que en aquellos lejanos setenta. La que lleva el blanco y el celeste en su indumentaria y el nombre de la Plata hasta en el nombre. En fin, casualidades de la vida. Que sin duda pueden hacer que se cierre un círculo intergeneracional, al menos en nuestra familia tan futbolera.

Aquella final -que recuerdo ver con mi padre, que me apuntaba todos los detalles que se podían escapar a un zagal de mi edad- fue tan intensa e igualada que necesitó de una larguísima prórroga. Qué, como siempre, no fue apta para cardíacos. En dicha final, como también pasa siempre, hubo vencedores y vencidos. Y de los primeros, evidentemente, salió una estrella mundial. Es lo que suele pasar con el jugador franquicia -por hacer uno de los símiles baloncestísticos que me encantan-, que hace campeón del mundo a su selección y a su país. Pero, por contra, en esa final pasó algo inusual con los perdedores. A la historia siempre pasan los vencedores -ya sabemos la retahila y los tópicos del fútbol, que si las finales no se juegan, se ganan, etc-, pero en ese mundial también pasaron los perdedores. Y es que en el fútbol, como en la vida, más importante que cosechar un triunfo puntual, es dejar un LEGADO.

Y en medio de toda esta vorágine mundialista, tienen que jugar mañana en el estadio Cívitas Nuevo Vivero, dos de los equipos con mejores aficiones de la división de bronce del fútbol español. No es una opinión. Vean los desplazamientos de ambos equipos y observen el apoyo que llevan detrás, tanto pacenses como linarenses. El partido de mañana -que por fin iba a ser a la hora torera de las 5 de la tarde y la que más gusta a los blanquinegros- ha tenido que modificarse, por culpa de esa final mundialista de la que les hablábamos al principio. Por lo que el encuentro entre extremeños y andaluces se jugará en horario matutino, a las 12 de la mañana. El enésimo despropósito de la RFEF. Qué sigue maltratando con total impunidad a su propia competición estrella.

Para ese partido de mañana, el CD Badajoz llega herido después de su dura derrota en el derbi extremeño. El equipo de la capital del Guadiana -que sigue con la baja de Valcarce-, continúa sin ser capaz de mantener una cierta regularidad, tanto en su juego como en los resultados. Es cierto, siendo objetivo, que el once pacense salió a por el partido, ante su eterno rival, desde el pitido inicial. Y aunque no tuvo excesivas ocasiones de gol en esos primeros minutos, sí hizo méritos suficientes para adelantarse en el marcador a domicilio. Ahí entró en juego la tercera pata del partido – o malapata-, que fue el pésimo arbitraje que sufrió el conjunto de los «lobos». Anulándole un gol legal, a  todas luces, por un balón que nunca rebasa en su totalidad la línea de córner. Y, lo que fue más clamoroso, no pitándole un penalti de libro en el que un jugador del equipo local desplaza a Francis Ferrón más de 5 metros dentro del área.

Esto no es excusa para justificar la falta de actitud de algunos de los jugadores blanquinegros durante la segunda mitad. En la que el otro equipo extremeño fue superior en todas las facetas. Y logró sacar rédito de ello, consiguiendo un gol y llevándose los tres puntos que había en juego. Lo que sí es obvio es que el conjunto que entrena el almeriense Salmerón, sí hizo un desgaste mayor en la primera mitad. Llevando todo el peso del partido. Ante un rival que anduvo agazapado, esperando a su rival y con dificultad para sacar el balón de su campo. Y cuando haces ese desgaste y no obtienes recompensa, eso se suele pagar en forma de derrota en multitud de ocasiones.

 

Imagen de la afición del Badajoz bajo la lluvia, en la derrota del club pacense en el estadio Romano frente al Mérida. Fotografía del CD Badajoz.

 

Por lo que esa es la cara que tiene que mostrar el once que mañana salte al verde del Nuevo Vivero. El equipo que vimos presionar con energía la salida de balón de su eterno rival o en la segunda parte del encuentro ante el Deportivo de la Coruña. Haciéndose fuerte en las bandas, donde es superior en casi todos los partidos. Con sus dos mejores extremos, Alfaro y Adilson. Y, por supuesto, con David Soto de inicio. El trabajo que hace el jugador navarro de desgaste de la defensa rival, es muy importante para su equipo. Intentar doblar en las bandas, como hicieron en los primeros minutos en su banda izquierda. Con Adilson y Edu Sánchez, que fueron un quebradero de cabeza para el jugador Larrubia en el primer tiempo. Por ahí tiene que insistir el Badajoz, pues son sus armas más fuertes. Y, por supuesto -porque esto es fútbol y se gana jugando al fútbol-, no dejándose ganar una vez más el centro del campo. Como pasó el pasado domingo, en el que el mediocampista Luís Acosta -sin duda el jugador que marcó el cambio del rumbo del partido-, se hizo dueño y señor del centro del campo. Y ahí tiene que hacerse fuerte también el Badajoz,  si quiere imponerse en los partidos.

Y tendrá que empezar a hacerlo mañana mismo. Pues visita Extremadura uno de los equipos más completos de la categoría, el Linares Deportivo. El conjunto de la «Ciudad de las minas», acaba de salir de puestos de play off. Pues lleva una dinámica negativa en las últimas cinco jornadas, donde no ha conseguido ganar. Bien es cierto que ha salido derrotado ante rivales como Córdoba, RM Castilla o Racing de Ferrol. Quizás los mejores conjuntos en lo que llevamos de campeonato. En cualquier caso, el conjunto entrenado por el malagueño Alberto González, no está en su mejor momento. Sin ir más lejos, la semana pasada tuvo que remontar hasta dos veces su encuentro ante el colista Ceuta, en Linarejos. Para, al final, sólo conseguir un empate. Donde se vio especialmente nervioso y dubitativo a su guardameta, Ernesto. Que tuvo un fallo clamoroso en el primer gol ceutí.

En cualquier caso, los «azulillos» tendrán que agarrarse a sus puntos fuertes, si quieren obtener rédito en una plaza tan difícil como Badajoz. Y agarrarse a su extremo derecho Álex Sancris. Que viene de hacer un doblete la semana pasada. Y que es un jugador con una gran llegada y mejor pegada. O a su capitán Rodri, que es el timón de los «mineros». O recuperar la racha de 4 goles que llevaba su delantero, Hugo Díaz. Por ahí puede venir la vuelta a la senda de la victoria del conjunto linarense.

 

Imagen del empate del Linares la semana pasada ante el Ceuta en Linarejos. Fotografía del Linares Deportivo.

 

En todo caso lo que no nos cabe la menor duda, es que ambas aficiones, blanquinegra y azulilla, no van a dejar solos mañana a los equipos de sus vidas: CD Badajoz y Linares Deportivo. Por mucho que tengan que soportar la maldita coincidencia, de que sus equipos tengan que jugar el mismo día que se juega la final de un mundial de fútbol. Aunque juegue la misma selección que ganó aquella final del ´78 y que vieron estos ojitos. En la que  Argentina se proclamó campeona por primera vez en su historia. Y Mario Alberto Kempes, se consagró como su estrella y el mejor jugador del mundo.

Aunque tengo que decirles que algo está cambiando en el fútbol doméstico.  Pues mis hijos no están dispuestos a cambiar el partido de su equipo del alma, por ver la final. Verán los dos partidos por el cambio de hora -cambio por el que los aficionados al fútbol auténtico sentimos vergüenza ajena-, pero igualmente hubiesen visto a su equipo, de coincidir con esa final. Como estoy seguro que van a hacer mañana, todos los niños y niñas que llevan enfundadas a diario a sus coles, las camisetas blanquinegra o azulilla, de Badajoz y Linares.

Total, si hay veces en las que por fortuna es más importante el LEGADO, que ganar el título de campeón. Y si no hagamos retrospectiva a esa final ese 25 de junio de 1978 entre Argentina y Holanda. La albiceleste se llevó su mundial. Que no deja de ser un mundial más, con todo lo que supone, sí. Pero la Orange dejó para la posteridad el legado incalculable de una forma de jugar y ver el fútbol. ¿A qué todos la conocen? La NARANJA MECÁNICA, el FÚTBOL TOTAL. ¡Ah! Por cierto, el fútbol y los mundiales le siguen debiendo un mundial a Holanda. O a Países Bajos. Que, para el caso, viene a ser lo mismo.

 

Ficha técnica
Posible XI del CD Badajoz:  Kike Royo, José Mas, Edu Sánchez, Borja García, Mariano, Raúl Palma, Mancuso, Adilson, Alfaro, Carlos Soto y Ferrón.
Posible XI del Linares Deportivo :  Ernesto, Edu Viaña, Alfonso, Lolo González, Caro, Rodri, Fran Callejón, Álex Sancris,  Abeledo, Fermín y Samu Corral.
Árbitro: Álvaro Rodríguez Recio, Comité territorial madrileño.
Incidencias: Partido correspondiente a la décimo séptima jornada del grupo I de la Primera Federación, a disputar en el Estadio  Cívitas Nuevo Vivero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies