Apagón en la Fonteta

El Valencia Basket acumula su octava derrota consecutiva en Euroliga. Había muchas ganas de romper la dinámica en la que había entrado el Valencia Basket durante las últimas semanas, y la reaparición de Dubljevic y Abalde daba esperanzas a un equipo en horas bajas que se tropezó con un sólido Estrella Roja, que solo flaqueó unos pocos minutos. Los necesarios para que surgiera la ilusión de una victoria que se resistió una vez más tras la desconexión del equipo cuando iba 13 puntos arriba en el marcador

0

 

Valencia Basket 82 86 Estrella Roja MTS Belgrado

 

Comenzó el Valencia Basket metido en el partido y aportando buenas soluciones en ataque que les llevó a ir por delante en el marcador durante esta primera fase. Pero un par de triples tirados por Green y Vives sin tocar aro y un gran Rochestie, que lograba 7 puntos en un abrir y cerrar de ojos, dejaba poco a poco al Estrella Roja como dominador del partido. Los serbios, gracias a una buena selección de tiro, lograban porcentajes estratosféricos. A su vez, un gran Antic sacaba a los pívots del Valencia de su cómoda zona y los llevaba más allá de la línea de triple y más allá de sus casillas, ya que el pívot visitante tenía un variado repertorio, que iba desde la entrada imparable a canasta, hasta un tiro triple desde 7 metros. Aún así, y gracias a pequeños oasis de juego en el equipo taronja, se lograba llegar al final del primer cuarto con 4 puntos de desventaja. Sin duda, la mejor noticia, junto con la reaparición de Abalde en plenitud de forma y un más discreto Dubljevic,

Una jugada de cuatro puntos por parte de los serbios y una personal antideportiva de Abalde llevaba el desconcierto a la pista y consigo una ventaja visitante de 11 puntos que hacían aflorar los nervios y la desilusión de la parroquia local. Pero el Valencia Basket se puso el mono de faena y empezó corrigiendo los desajustes que se estaban dando en defensa. Una vez conseguido eso, fue mejorando el ataque hasta llegar al descanso con un 38-40 y buenas sensaciones.

Esas buenas sensaciones siguieron durante el tercer cuarto y gran parte del último, tiempo durante el cual, el Valencia desplegó su mejor juego guiado magistralmente (una vez más) por San Emeterio, que lograba desatascar al equipo cuando más lo necesitaba. El joven Abalde no le fue a la zaga y aportó solidez y acierto en el tiro, si bien los minutos más destacables fueron los que juntaron en pista a Pleiss y Dubljevic, que se convirtieron en los dueños y señores de la zona, tanto en defensa como en ataque. El Estrella Roja intentaba no descolgarse en el marcador, y, a pesar del dominio local, no bajó los brazos y seguía con una férrea defensa y dominando el rebote. Así y todo el Valencia lograba una ilusionante ventaja de 13 puntos mediado el último cuarto de partido. Y de repente llegó el apagón. Ese que tristemente está apareciendo demasiadas veces durante las últimas semanas. Ese apagón que deja a un brillante equipo sin ideas, sin juego, sin puntos, y que ningún electricista ha podido todavía diagnosticar. Durante esos pocos minutos que el Valencia Basket quedó a oscuras, el Estrella Roja logró un 0-17, comandado admirablemente por Feldeine, Antic y Rochestie, que hundieron a un Valencia que nuevamente tiraba por la borda una amplísima ventaja, dando una pobre sensación de vulnerabilidad. Aún así, San Emeterio coronaba con un triple un 5-0, que ponía al Valencia Basket por delante en el marcador y despertaba al público de la oscura pesadilla que estaba viviendo. Pero a partir de ahí, unos ataques resueltos torpemente y un gran Estrella Roja, trajeron a la Fonteta una nueva derrota, 82-86, y también trajeron nubarrones, que amenazan la estabilidad de un equipo ganador, al que no se le exige la perfección en la Euroliga, pero sí el saber cerrar los partidos cuando se cuenta con ventajas muy apreciables.

Duro trabajo le espera a Vidorreta durante los próximos días para levantar a un equipo, al que presumimos muy tocado moral y físicamente.

Ficha técnica
82 – Valencia Basket Club: Thomas (8), Abalde (12), Van Rosso (9), Rudez (-), Dubljevic (4), Vives (3), Martínez (0), San Emeterio (17), Pleiss 13), Green (10), Doornekamp (6), Hlinasson (-).
86 – Crvena Zvezda MTS Belgrade: Danguvic (9), Davidovac (6), Lazic (2), Antic (10), Dobric (5), Feldeine (26), Jankovic (4), Rochestie (13), Lessort (5), Jovanovic (2), Bjelica (4)
Parciales: 22-26, 16-14, 25-16, 19-30
Árbitros: Ryzhyk (UCR), Zamojski (POL) y Koromilas (GRE). Eliminaron por faltas personales al visitante Dangubic (m.38).
Incidencias: partido correspondiente a la jornada 12 de la Euroliga disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.350 espectadores.

 

Foto: Euroleague/Getty Images.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies