Real Madrid rema contracorriente y se apunta una más en Euroliga

Ante las adversidades, concentración y cabeza fría. Partido muy importante para ambos equipos; continuar hundiendo la flota o ganar y adquirir confianza. Real Madrid lo tenía claro, ¿lo hacía Valencia Basket también?

0
Real Madrid 92   71 Valencia Basket

Real Madrid, a simple vista, parcialmente recuperado después de la victoria ante FCB Lassa, volvía a decaer. De nuevo, malas noticas: Rudy Fernández se lesionaba con una microrrotura en el abductor, por lo que habría que añadir una silla más detrás del banquillo. Por otro lado, Valencia Basket había recuperado a dos de sus bajas: Alberto Abalde y Bojan Dubljevic. Habiendo encajado 8 derrotas CONSECUTIVAS, se esperaba una reacción, una motivación… Sin embargo, nada de esto se ha visto.

Primer cuarto anotador con un 24-18 para Real Madrid. No digamos pasivos o relajados, digamos acostumbrados. Un partido en el que ambos conjuntos se conocen a la perfección y donde las caras resultan muy conocidas.

Fabien Causeur abría el marcador con un gancho con la izquierda, al que le acompañaría otra acción firmada por él mismo. Dubljevic también tomaba protagonismo; un triple abierto y una canasta cómoda frente a Walter Tavares ponían el 4-5.

Valencia Basket estaba defendiendo bien, pero ocurrió hasta en dos ocasiones que robaron la pelota y fallaban en la toma de decisión. Parecía que el balón quemaba, de ahí los pases imprecisos y las recuperaciones fáciles para Real Madrid. Se llegaba al minuto 6 con un marcador de 8 iguales, después de que Tavares anotara tras rebote ofensivo.

Los taronjas comenzaban a encontrarse en ataque y fruto de un gran movimiento de balón, Fernando San Emeterio enchufaba un triple completamente solo en la cabecera.

Y volvemos a lo de siempre, los interiores empezaban a cargarse de faltas, esta vez Tavares mantenía la estadística con 2 faltas en su casillero particular. Con suerte, en este cuarto no llegaron a colocarse en bonus.

A pesar de la mejora defensiva de Valencia Basket a lo largo de la competición, los blancos también se mantenían duros. Guillem Vives, a punto de acabar la posesión, aumentaba en 3 puntos el marcador con un triple a la remanguillé. Seguidamente, Facundo Campazzo convertía un contraataque para poner a su equipo 3 arriba.

Porque cómo está el Facu; ofensivo, defensivo, reboteador, revulsivo, etc. De hecho el MVP de este partido sería para él, con 23 de valoración. Podríamos seguir pero acto seguido, nos dejaba otra acción marca de la casa. De nuevo contraataque, cambio por la espalda para dejar atrás al defensor, que acompaña con una finta de pase para dárselo a Felipe Reyes sin mirar. Acababa de la mejor forma posible, 2+1 para Felipe, el cual también convertía el adicional.

19.4 segundos para acabar los primeros diez minutos y saltaba a la pista Luka Doncic. El primer balón que tocaba y… dentro, ¡de 3! Llegaba así la máxima diferencia del partido para Real Madrid, +6.

El segundo cuarto es algo… ¿imposible? Dos acciones bien diferenciadas, que a su vez, polémicas. La primera, robo de Luka Doncic y contraataque que acababa en falta antideportiva de Tibor Pleiss. Sin embargo, la imagen de este jugador era la de su cara ensangrentada por una brecha cerca de la nariz. ¿Entonces?

Es ahí cuando los árbitros revisan las pantallas, debido a la dudosa situación, para aclarar si era falta o antideportiva. Sin saber de dónde sacaron el argumento para hacer lo siguiente, rectifican y la antideportiva es para Luka Doncic ya que el motivo de la brecha es su codo.

El partido continúa, wonderboy estaba muy enchufado y concentrado en el partido desde el polémico suceso, pero no todo acababa ahí. Doncic ataca por la zona y choca contra Aaron Doornekamp que cae al suelo, acción pitada como falta en ataque.

Ante tal desconcierto, Luka pedía explicaciones y revisión en lo que entabla, por llamarlo de alguna manera, una conversación con Guillem Vives. Separados, sin buscar o querer pelea, mantenían su charla, sin faltas de respeto o malas palabras. Llegaba entonces la técnica a Luka Doncic, quien quedaba expulsado del partido por la antideportiva anterior. Frustrado y sin encontrar explicación lógica, se marchaba por el túnel de vestuarios para no volver.

Retomábamos el transcurso normal del partido cuando llegaba la hora de tomar responsabilidades y la hora de la seriedad en el banquillo madridista.

Quizá el cuarto donde la igualdad estuvo muy marcada, donde el conjunto blanco tenía dificultades para atacar y donde el Valencia Basket sentía que podía llevarse la victoria a la Fonteta.

Tavares seguía teniendo problemas cargándose de faltas personales, aunque logró hacer un partidazo con buenísimos números y grandes aportaciones. Pero los de Valencia lo tenían claro. Anotaban canastas fáciles, recibían faltas, conseguían sumar con tiros, etc. No estaban del todo mal.

Los bajones llegan y si tu rival va creciendo, peor aún. Con un parcial ofensivo y acierto desde más allá de la línea de 6.76, Real Madrid consiguió marcharse a duras penas en el marcador. A falta de 13 segundos para el final del tercer cuarto, Sam Van Rossom anotaba de dos para dejar el 64-58 y bajar las pulsaciones.

Tal era la concentración del conjunto taronja, que Doornekamp cometía una falta absurda a los 15 segundos del inicio del último cuarto. Tras un rebote de Reyes y un triple de Trey Thompkins, Real Madrid alcanzaba su máxima diferencia, 11 puntos arriba, 69-58.

Reyes también asumía una técnica por protestar una falta en ataque dudosa, la cual acercaba al rival en 7 puntos.

Dubi estuvo sensacional desde el triple, haciéndonos ver que puede jugar no solo en la pintura y que es un gran tirador. Sus porcentajes estaban en un 4 de 7 en triples, algo admirable.

Felipe, con cierta experiencia ya, le sacaba una falta a Rafa Martínez. Este, quería pedirle explicaciones a Reyes con la mala fortuna que el árbitro estaba en medio y lo interpretó de otra forma. A su parecer, parecía que Rafa se le había encarado y por ello, también tendría que cargar con una técnica.

Los de Laso conseguían de nuevo la máxima renta del partido, que se iría hasta los 19 puntos al final del encuentro, +13 en esta ocasión. Sin embargo, con una acción inteligente de Rafa y otra falta sacada por Eric Green, anotaron 5 tiros libres consecutivos, dejando atrás el 9-0 de parcial.

El cometido de Real Madrid era elaborar ataques largos y elaborados, así lo hicieron. Lo hicieron ante un Valencia Basket derrotado, cansado, el cual había bajado los brazos y no pensaba luchar más. El conjunto blanco ganaba en casa con un resultado de 91-72, que les deja con 7 victorias y 6 derrotas.

A pesar de las dificultades, de haber remado contracorriente, debido a la expulsión de uno de los pilares ofensivos en el equipo, lo consiguieron. Real Madrid consiguió llevarse la victoria, que no quita, ni mucho menos, el mérito del esfuerzo expuesto por Valencia Basket, que supo plantarle cara en todo momento.

Para los de Txus Vidorreta, perder significaba hundir la flota, con ella incluido el capitán, por supuesto. Les acompaña la derrota, la frustración, el sentir que no lo van a lograr. Difícil, no imposible. Nadie nos dice que Valencia Basket no pueda estar entre los 8 primeros en abril. Por ello, deseamos ver a todos los equipos españoles en lo alto de la clasificación dispuestos a jugar el play-off más exigente.

Podéis seguirme en @martasoriaaa
Ficha técnica
Real Madrid: Campazzo (14), Causeur (9), Yusta (-), Thompkins (12) y Tavares (12) –quinteto inicial–; Reyes (12), Doncic (6), Carroll (12), Maciulis (2), Randle (3) y Taylor (9).
Valencia Basket: Vives (5), Green (13), San Emeterio (11), Thomas (2) y Dubljevic (18) –quinteto inicial–; Van Rossom (8), Abalde (-), Pleiss (2), Martínez (10), Doornekamp (-) y Hlinason (3).
Árbitros: Javor (SLO), Hordov (CRO) y Geller (BEL). Eliminaron por falta antideportiva y técnica a Luka Doncic en el Real Madrid y a Aaron Doornekamp por cinco faltas personales.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de la Euroliga disputado en el Wizink Center, Madrid ante 9.098 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Tasos Stefanou, géneral mánager de Panathinaikos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies