El 2017 del Real Sporting, un año complicado

0
El efecto Rubi no funciona (por Darío Tagarro)

El 2017 empezó para el Sporting con dos derrotas consecutivas. La primera fue el 7 de Enero, contra la UD Las Palmas por 1-0 y la siguiente contra el Eibar, por 2-3 en El Molinón. Esos resultados provocaron la destitución de Abelardo, y la contratación de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’.

En el mercado de invierno, el director deportivo, Nico Rodríguez, consiguió la cesión de Lacina Traoré y Elderson Echiéjilé. Elderson apenas contó para Rubi, ya que solo jugó en tres partidos en el Sporting en los cuales marcó un gol. Traoré, por su parte, parecía una buena apuesta para el equipo debido a su gran estatura, pero resulto ser otro gran pufo, debido a su mala coordinación, logrando dos goles en los ocho partidos que jugó. También Nico Rodriguez consiguió la cesión de Mikel Vesga, procedente del Athletic. Vesga disputó 17 partidos, y aunque sólo metió un gol, supo encandilar a la mareona y dejó detalles de calidad sobre el césped.

En cuanto a Rubi, empezó su camino en el banquillo del Sporting jugando contra el Betis fuera de casa, partido que se empataría sin goles, y con el cual el Sporting acabaría la primera vuelta  en puestos de descenso,  habiendo conseguido 13 de 57 puntos posibles y a cinco puntos del Leganés, conjunto que en esos momentos marcaba la salvación.

Tocaba empezar la segunda vuelta, esta vez desplazándose el conjunto asturiano a San Mamés, en un encuentro en el que se adelantó el Sporting por medio de Cop de penalti, pero que el Athletic remontó con goles de Muniaín y Aduriz. Al equipo gijonés le tocaba enfrentarse al Alavés en El Molinón,  y lo hizo de la peor forma, con unos errores garrafales en defensa y en palabras de Carlos Castro “Estamos horribles. Sólo hay que vernos”. Tras la decepcionante derrota 2-4 ante el conjunto vasco, el Sporting se enfrentaba al Leganés en un partido en el que si perdía, se podía casi despedir de la Primera División. Afortunadamente, los rojiblancos ganaron 0-2 con goles de Canella y Burgui e hicieron recuperar la ilusión a la afición.

La parte negativa eran los enfrentamientos en las siguientes jornadas contra el Atleti, el Celta y el Barça. El Sporting perdió en El Molinón contra el Atleti 1-4, con una remontada de Gameiro, el cual entró con 1-1 en el marcador, y con un hat-trick en 5 minutos le dio la victoria al Atlético. Contra el Celta fue parecido, el Sporting se hizo con el balón e incluso se adelantó por medio de Moi Gómez, pero Iago Aspas, en una falta que supuso la expulsión de Jorge Meré por roja directa, empató el partido a los 15 minutos de entrar al campo. Con el 1-1 contra el Celta aún en la mente, el conjunto rojiblanco se dirigía al Camp Nou, donde el FC Barcelona, quería practicar para la épica remontada contra el PSG y acabó el encuentro con 6-1 en un partido con poca historia.

En la jornada 26, tocaba recibir al Deportivo en casa, jugaba el Sporting contra un rival directo. Aunque el conjunto local dominó el primer tiempo, el Dépor se adelantó con un gol de Mosquera que dejo rendidos a los rojiblancos acabando el partido 0-1.

El Sporting a estas alturas estaba penúltimo en la clasificación, a siete puntos de la salvación y con un balance desde inicio de año de 5 puntos de 30 posibles con 1 victoria, 2 empates y 7 derrotas. El efecto Rubi no estaba funcionando.

Reacción tardía (por Jairo Pintado)

Tras perder de nuevo en casa contra un rival directo, Deportivo de la Coruña, la paciencia y las esperanzas de los aficionados se iban apagando, viendo que el efecto Rubi no funcionaba como se esperaba.

El Sporting viajaba hasta Mestalla para jugar contra otro equipo necesitado de puntos, Valencia. El partido acabaría con un merecido empate a 1 que dejaba mal sabor de boca para los dos equipos, más para el equipo local.

La siguiente jornada fue vital para las aspiraciones rojiblancas. Recibía al antépenultimo de la tabla, el Granada. Quien perdiese este partido, tendría mas de medio cuerpo en la división de plata del fútbol español. El partido estuvo marcado por una característica, nervios. Ninguno de los dos equipos se atrevían a crear jugadas muy arriesgadas con el miedo de regalar una contra al equipo contrario. Se adelantó el Granada en el marcador en una jugada de estrategia, pero 10 minutos después el Sporting remontaría de manera épica en 5 minutos, con los goles de Traoré, Babin y Carmona. El partido acabaría 3-1 y el Sporting se colocaba a 5 puntos de la salvación que marcaba el conjunto pepinero.

Siguiente desplazamiento Sevilla, equipo de Champions. Fue un partido en el que Cuéllar salvó al equipo, cosechando un punto más para el casillero tras acabar 0-0.

La siguiente cita fue importantísima, el Málaga de Míchel necesitado a sumar de 3 en 3. Igual que contra el Granada el partido estaría marcado por los nervios. Ganar el partido significaba ponerse de lleno en la lucha. El partido acabaría con victoria visitante 0-1 con un gran Kameni que salvó a su equipo en múltiples ocasiones. Este resultado dejaría con muy pocas opciones para la salvación.

La siguientes dos jornadas el equipo de Rubi jugaba contra dos equipos de la zona alta de la clasificación, Real Sociedad y Real Madrid. El primer partido fue un desastre absoluto, donde el equipo se vió superado en todos los aspectos. El segundo fue una derrota digna. El Real Madrid llegaba a Gijón con muchas bajas tras jugar partido de Champions. El Sporting se puso por delante en dos ocasiones, pero fue el Real Madrid, con un golazo de Isco en el 90′, el que se llevó los 3 puntos.

La jornada siguiente, la número 33, era la última bala que podía tener el conjunto asturiano para salvarse. Viajaba hasta Pamplona para jugar contra el colista, que ya estaba matemáticamente descendido. El Osasuna se puso 2-0, y el Sporting, en 2 minutos, consiguió empatar el encuentro. El partido llegaría al final con este resultado, dejando al equipo de Rubi con la única oportunidad de tener que ganar todos los partidos restantes que quedaban para tener algún pequeño porcentaje de salvación.

El primer encuentro acabaría empate a 1 en casa frente al Espanyol, y el siguiente, derrota en El Madrigal frente al Villarreal 3-1. Milagrosamente, el Leganés también había perdido sus dos partidos, llegando a tener una pequeña posibilidad de salvación a 3 jornadas del final.

La jornada 36 recibió a Las Palmas, partido que ganó 1-0 con gol de Carlos Carmona. Este resultado, en compañía de la victoria 4-0 del Leganés al Betis, obligaba al Sporting ganar sus dos partido restantes y confiar que el Leganés no gane ninguno.

El Sporting hizo sus deberes de ganar en Ipurúa frente al Eibar, pero el Leganés consiguió un heroico punto en San Mamés dejando definitivamente al equipo asturiano como nuevo equipo de Segunda División dos años después de ascender, acompañando de Osasuna y Granada.

La última jornada del campeonato sería meramente amistosa para el Sporting en un partido que acabaría empate a 2 en la que los dos equipos alineó a jugadores con pocos minutos.

El equipo descendería con unos números desastrosos: 7 victorias, 10 empates y 21 derrotas, con 42 goles a favor y 72 en contra. Duje Cop sería el máximo goleador del equipo.

En definitiva, el descenso ha sido justo, haciendo una muy mala gestión en la zona administrativa y en la deportiva, teniendo que depender siempre hasta el final de resultados ajenos al Sporting perdiendo o empatando siempre que se debería ganar.

Mercado de Verano (por Alberto Algueró)

No son pocos los movimientos que se han producido en el seno del club en el último año. Sobre todo, en cuanto al mercado de fichajes se refiere. Entre altas nuevas y bajas de la anterior campaña, el número total de futbolistas relacionados con el conjunto rojiblanco asciende a 30, algo alarmante para una entidad que pretende lograr cierta estabilidad. Hombres como Lacina Traoré o Elderson llegaron a Gijón en el mercado de invierno para revertir la crítica situación en la que el Sporting se encontraba inmerso tras el parón por Navidad, pero el barco asturiano acabó, inevitablemente, encallando en el puerto de la Segunda División.
Con el objetivo de retornar a la élite, el equipo de la Ribera del Piles se ha hecho con los servicios de hasta diez futbolistas (sumados a la vuelta tras cesión de Pablo Pérez): Juan Quintero, Xandao, Federico Barba, Álex Pérez, Calavera, Álex López, Bergantiños, Rubén García, Stefan Scepovic y Michael Santos. De los mismos, únicamente se han asentado en el once Álex Pérez y Fede Barba. El defensa madrileño fue contratado por petición expresa de Paco Herrera, quien ya lo tuvo bajo sus órdenes en Valladolid, mientras que el italiano, por el que el Sporting desembolsó casi dos millones de euros, es una apuesta personal de Miguel Torrecilla que, al menos de momento, parece cumplir con las expectativas. Otros nombres, como Santos y Rubén García, están jugando un papel igualmente importante, siendo el uruguayo el máximo goleador del equipo con 8 goles. El valenciano, por su parte, es el máximo asistente, gracias a los 4 pases de gol con los que ha surtido a sus compañeros además de los que, por desgracia, no pudieron finalizar en las mallas rivales.

En el apartado de bajas, la venta de Jorge Meré al Colonia alemán ha sido lo más destacado entre las 17 bajas sumando ventas, cesiones y conclusiones de las mismas. Gracias a ella, el Sporting ha logrado ingresar siete millones de euros que le han permitido elevar su tope salarial. Todo ello, en pos de afrontar un mayor esfuerzo económico a la hora de contratar futbolistas contrastados en el mercado de la Segunda División.

Por último, hemos de comentar el cambio de entrenador, quizás el movimiento más esencial de cara a esta nueva temporada. Después de que Rubi no lograse el reto de mantener al Sporting en Primera División, la directiva se decidió a apostar por un hombre con experiencia en los banquillos de posibles candidatos al ascenso. El elegido fue Paco Herrera, ex de Celta o UD Las Palmas, entre otros.

Un gran comienzo en la plata (por Alberto Bellera)

Ya en la temporada 2017/18, tocaba centrarse en el objetivo primordial: el ascenso a la categoría de oro. El Real Sporting de Gijón partía como uno de los principales favoritos a finalizar la temporada en la cima de La Liga 1|2|3, lo cual se confirmaba con el buen inicio de los de Paco Herrera con un empate a ceros en la visita al Alcorcón, y dos victorias, un 2-0 en el debut en El Molinón ante el Lugo y la goleada (0-4) al Gimnàstic de Tarragona.

Tras ello, llegaba el tan expectado y esperado derbi asturiano, el cual finalizó en tablas (1-1), lo cual fue un resultado bastante agridulce para los gijoneses, debido al dominio del juego en dicho partido. En la siguiente jornada los rojiblancos caerían derrotados en Los Pajaritos por 3-0, lo que no quitaba que el Sporting continuase en los puestos altos.

No obstante, una victoria en casa por 1-0 frente al Lorca devolvería a los asturianos a la primera posición. Pero en el siguiente encuentro, la derrota ante Osasuna por 2-0 les bajaría hasta la séptima plaza, fruto de la enorme igualdad en la tabla.

En la octava jornada, los sportinguistas recibían al Sevilla Atlético, conjunto al cual le endosarían un 3-0 para continuar mirando para arriba, lo que continuaba confirmándose gracias a la victoria en el Reino de León por 0-2, que los dejaba en la segunda posición.

En este período, los jugadores más destacados fueron el uruguayo Michael Santos gracias a sus tantos; el mallorquín Carlos Carmona gracias a su juego de llegadas, ocasiones, goles y asistencias; y el guardameta Diego Mariño, clave en todos y cada uno de los partidos.

El gran bajón (por Alberto Bellera)

Pero en la jornada número 10, llegó lo que todo el mundo esperaba que no ocurriese. El conjunto entró en una dinámica de mal juego y malos partidos que solo traían malos resultados.

Todo comenzó con un par de empates en El Molinón frente a la SD Huesca y en la casa del Rayo Vallecano, ambos con resultado de 1-1. Acto seguido, la UD Almería visitaba el feudo gijonés, del cual los andaluces salieron derrotados por 2-0, lo que parecía hacer que el Sporting retomase el vuelo, pero allí fue donde lo realmente malo comenzó.

La visita al Municipal de Reus terminó con una derrota por 1-0, mientras que la doble jornada como locales resultó con un empate de 1-1 ante el Real Valladolid y una dolorosa y abultada derrota ante el Cádiz (0-3).

Más tarde, los de Herrera visitaban al Albacete, a quien le pudieron rascar un empate (2-2), y, recibiendo al Real Zaragoza, se volvían a comer un ‘rosco’ debido al 0-1. Por si no fuera poco, la traca final fue la visita al Mini Estadi, en la que el FC Barcelona B doblegó a los rojiblancos por 2-1.

Así, esta mala racha hizo que el Real Sporting descendiese hasta la décima posición de la clasificación, habiendo logrado 7 puntos de 27 posibles -durante 9 jornadas-, lo que cada vez dejaba menos esperanzas en La Mareona de poder regresar a los puestos altos de la tabla. Sin embargo, todavía restaban muchas jornadas, y la Segunda División es muy larga.

Turno de Baraja (por Alberto Bellera)

Este último partido fue el determinante que provocó la destitución de Paco Herrera -algo que podría haberse dado algunas jornadas antes-, lo que dio lugar a la aparición del nuevo míster sportinguista: Rubén ‘El Pipo’ Baraja.

El conocido dicho de “Entrenador nuevo, victoria asegurada” se cumplió, y Baraja debutó en el banquillo del Sporting obteniendo los tres puntos (3-0) ante su afición a costa del Tenerife, el cual fue un encuentro en el que se vio a la plantilla de las primeras jornadas, muy unida y sabiendo a qué se jugaba.

Sin embargo, tocaba visitar al Granada en el Nuevo Los Cármenes, y, a pesar de que hubo bastante polémica arbitral, el Sporting no tuvo un juego merecedor de la victoria, lo que provocó el 2-1 en contra de los asturianos.

Con veinte jornadas disputadas, el Real Sporting de Gijón se encuentra en la décima plaza de la clasificación con 27 puntos, estando a siete del sexto clasificado, el conjunto que marca los puestos del PlayOff de ascenso. Todo puede pasar, por lo que en manos de Rubén Baraja está el destino para la próxima campaña del Sporting.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies