Una temporada de “horror” en la Rosaleda

El resumen de esta temporada 2017 para el equipo de la Rosaleda es muy fácil, desastroso y encaminando al equipo hacia la Segunda División.

1

Como una película de terror, todos los males se han volcado sobre la Rosaleda, dándose todos los puntos negativos que se pudieran unir en contra del Málaga CF.

Como siempre por la Rosaleda, lo único que ha sido de 10 es la afición.  Cuando han fallado, directivos, presidentes, entrenador y jugadores sólo la afición ha sabido llevar sus colores con orgullo, luchando jornada a jornada, contra los horarios, el mal juego y la desvergüenza de un entrenador acompañado de muchos jugadores que no han dado la talla que el Málaga CF se merece.

Cuando acabó la pasada temporada todo parecían alegrías, porque el equipo acabó a velocidad de crucero, quedándose corta la temporada. Pero la mala gestión demostrada por la presidencia, Arnau y Michel han dado como fruto una temporada de las peores que se recuerdan por la Costa del Sol.

Había unas salidas “cantadas” que eran inevitables, como las de Sandro, Camacho y otras sorpresivas como la de Fornals. Pero la mala gestión y previsión en el club ha confeccionado una plantilla con peor calidad que la pasada, con falta de gol, juego, seguridad y sin saber ni a qué jugar.

En un verano con muchas salidas y entradas, “los cromos” que llegaban no tenían la misma calidad que los que salían.  Las salidas más fuertes generaron gran cantidad de dinero rápido, ya que fueron pagos de sus clausulas, además de ahorrarse fuertes sueldos como el de Kameni, Charles.. jugadores que abandonaron el equipo y que rebajaron el tope salarial del club.  Pero la política de fichajes fue muy mala y los encontronazos entre el míster y  Al Thani saltaron hasta por Twitter, marcando que las aguas no bajaban mansas por la Rosaleda.

En la pretemporada ya comenzaron a saltar los fantasmas del mal desarrollo del equipo. Una plantilla que cambió todos los integrantes de la portería, y en la que sí se acertó con los fichajes de Roberto y Andrés Prieto, presente y futuro bajo los palos, pero se fracasó en Cenk Gönen, al que ya se le busca salida.

Entrenamiento de porteros en la Rosaleda. Foto: Sergio Gil para Grada3.com

La defensa ha sido “un coladero”, ya que únicamente se ha dejado la portería a 0 en tres partidos, desde que comenzó la pretemporada, y afirmando que Roberto ha sido el mejor del equipo.  Rosales, Ricca, Luis Hernández, Baysse, Miguel Torres y el joven Diego González, por lesiones, operaciones quirúrgicas, etc no han dado la seguridad que el equipo necesitaba, teniendo que recurrir a jugadores como Juankar para puestos que no eran el suyo. Cifu no ha tenido sitio y también se le busca salida en el mercado invernal y donde se ha fichado al joven Ignasi Miquel, para cubrir la ficha por lesión de Juankar,que seguro dará mejoría en defensa.

Cifu, entrenando en la Rosaleda. Foto: Sergio Gil para Grada3.com

El centro del campo ha sido otro dolor de cabeza para el club, ya que con las salidas de Camacho, un auténtico alma del equipo, y Fornals dejaron sólo a Recio en un puesto, donde ni Kuzmanovic, Rolón, Cecchini han funcionado. Si añadimos que Juanpi está desaparecido se ha tenido que colocar a Adrián en un puesto para suplir tantas deficiencias.

Recio entrenando en la Rosaleda. Foto Sergio Gil para Grada3.com

Prueba de ello es el retorno de Iturra para apuntalar un centro del campo que no está convenciendo ni a la hora de crear juego, ni tampoco como contención y ayuda de la defensa.  El fichaje de Iturra pude dar ese punto de experiencia, contundencia y lucha que el centro del campo malaguista no tiene desde la salida de Camacho, y los pocos minutos de Kuzmanovic.

Jony y Keko tampoco han funcionado esta temporada, aunque el “rubio” parece haber mejorado y ya entra en muchos onces iniciales, pero Jony parece tener la puerta de salida abierta. Mula ha sido la gran alegría de esta temporada, al subir del filial y disputar muchos encuentros, incluso por delante de Keko, pero últimamente ha vuelto a perder fuerza en su presencia con Michel.

Keko entrenando en la Rosaleda. Foto: Sergio Gil para Grada3.com

Otro jugador que comenzó mal la temporada y acabó hasta las vacaciones navideñas como titular, fue el veterano Chory Castro. El jugador comenzó mal de forma,  no bajando a defender lo que molestó al míster que lo quitó de la alineaciones. Pero en los últimos partidos no sólo consiguió la titularidad, ya que incluso marcó goles en un equipo en el que los goleadores escasean. El jugador no ha recibido todavía ninguna opción para su renovación, caso similar al que ocurrió la pasada temporada con Charles. Otros jugadores que este año no están a la altura de la pasada temporada son los canteranos Juanpi y Ontiveros.

El venezolano no ha cogido ni la forma ni confianza de otras temporadas y ha parece haber perdido la confianza del míster.  Se necesita su calidad y golpeo para ayudar a esa delantera a marcar esos goles tan escasos.   Ontiveros ha vuelto a salir, aunque sea desde el banquillo, ya que tampoco aparecía esta temporada.  Además se encontró envuelto en un problema disciplinario y fue apartado del equipo durante algún tiempo.  Acto que le fue recriminado incluso por sus propios compañeros. La juventud y la falta “de la vieja guardia” le está pasando factura, y estuvo muy cerca de truncar su prometedora carrera.

Donde la plantilla ha fallado también es en la faceta goleadora. La salida del mencionado Charles, Sandro, Santos (cedido al Sporting de Gijón), la falta compromiso de En-Nesyri, volcó toda la presión sobre Borja Bastón.

El veterano jugador ya demostró en LaLiga su gran potencial goleador, lo que hizo que desde la Premier lo ficharan pagando una gran cantidad al Atlético de Madrid y con alta remuneración.  Pero no le sentó bien el cambio de liga y pasó a no contar para su equipo.   La dirección técnica malaguista hizo una gran apuesta en él, como el candidato idóneo que sustituyera a Sandro.  Con una costosa cesión aterrizó en pretemporada para ir cogiendo nuevamente la seguridad que dan los minutos, pero la verdad que su presencia ha sido un total fracaso. Su sequía goleadora a lastrado al equipo blanquiazul, de tal forma que incluso pasó a ser suplente en casi todas las ocasiones.

Ante la negativa goleadora del equipo se apuró al último día del mercado veraniego para conseguir la cesión de Rolan. El uruguayo, que llegó lesionado, ha conseguido quitar el puesto a otras opciones en la delantera malaguista. El partido ante el Athletic en la Rosaleda, donde se consiguió el primer punto de esta temporada con una gran remontada en los últimos minutos quedando el marcador en un apretado 3 a 3, fue su relanzamiento como goleador para la parroquia boquerona.  Es de los pocos jugadores que parecen tener “una velocidad más” en el terreno de juego llevando cierto peligro a los guardametas rivales.  La cercanía del mundial hizo que Rolan quisiera llegar al Málaga para demostrar su calidad con goles y poder optar a jugar con su selección en Rusia.

Rolan celebrando el gol en la Rosaleda. Foto: El Desmarque.

Mientras tanto y después del fracaso que se vive en la Rosaleda, la afición malaguista comenzó a levantar la voz en contra de Al Thani, viéndolo como el único culpable de la desastrosa situación malaguista. Al presidente se la achaca la falta de inversión trayendo a jugadores secundarios o de un perfil inferior a todos los que se marcharon. Pero en esta situación con más ímpetu ya que el club disponía de “dinero fresco” para poder fichar.  Las continuas salidas de tono vividas entre un presidente que no ha venido a Mälaga desde hace muchos meses y Michel que se dedicó “lavar los trapos sucios” en ruedas de prensa, no ayudaba al funcionamiento de un equipo que no parece saber como reaccionar. Curiosamente la figura de Michel no era blanco ni de la prensa, ni afición, como dando a entender que no podía hacer nada más con la plantilla que le habían dejado.

La presidencia decidió destituir a Arnau como director técnico y traer nuevamente a Husillos, señalando directamente al antiguo responsable de los fichajes, de su mala gestión en la confección de la plantilla.

Pero la falta de actitud y mal juego demostrados en los dos últimos partidos jugados antes de las vacaciones ante rivales directos, derrota ante el Betis y el Alavés, y la desvergüenza de Michel en ruedas de prensa excusándose y negándose a dimitir, hizo estallar a una fiel afición boquerona que realmente vive y siente los colores malaguistas.

El pesimismo se ha centrado en Málaga, y no parece que los refuerzos que puedan llegar puedan hacer el milagro de la salvación esta temporada.

La mala gestión desde pretemporada, sumado a la falta de reacción por parte del club, están mandando a un equipo histórico hacia el abismo de la segunda división después de llevar más de 10 años seguidos en Prinmera.

Los presidentes, entrenadores y jugadores se podrán marchar, pero la verdadera afición es la que siempre se quedará animando y defendiendo sus colores blanquiazules.

 

Por @Sergiogl65.

1 comentario
  1. José Diaz dice

    Tenemos lo que se sembró en pretemporada,y con todo el dolor de boqueron si bajamos es por meritos propios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies