América 2-2 Pachuca: como siempre, Guzmán

América y Pachuca abrieron la jornada sabatina de la fecha dos del Clausura 2018. Los Tuzos empataron en el último suspiro del juego

0
América 2 2 Pachuca

El Estadio Azteca se vistió de gala para recibir el 2018. El tercer partido de la segunda jornada del Clausura 2018 estaba listo para arrancar en el césped del coloso.

En la grada, dos aficiones listas para apoyar a sus equipos. En los palcos, Jérémy Ménez y Andrés Ibargüen conociendo su nuevo estadio. Y en el campo, once águilas y once tuzos comprometidos a entregarse por el escudo que portan en el lado izquierdo de su pecho.

El local recuperó dos importantes jugadores para este encuentro, Guido Rodríguez fungió como titular, mientras que Edson Álvarez estaba en la baraja de suplentes.

Mientras en el cielo deslumbraban los últimos rayos de sol de la tarde del sábado, Fernando Guerrero hizo sonar su silbato para que el esférico rodara en el estadio más imponente del país.

La historia comienza en los linderos del área, donde Henry Martin comienza a recorrer terreno con la pelota pegada a los pies. El mexicano estaba listo para mandar el servicio en busca de Darwin Quintero, pero un choque le impide poder realizarlo. Robert Herrera, el defensor del Pachuca, persiguió a Martin dentro del área y cuando se le escapó, cometió la imprudencia del caballazo y derribó al futbolista águila. Unos metros más atrás, se escucha un silbatazo seco, y la mano de su emisor señala hacia el punto penal. Aún no contábamos noventa segundos en el Azteca, cuando ya se había sancionado el primer y único penal de la tarde. Ahí va el  veinticuatro, el flamante capitán azulcrema, listo para cobrar con la pierna derecha. El impacto a media altura con potencia y ligeramente con dirección a la derecha, como aquél que le tapó Jesús Corona al propio Oribe Peralta. Mientras el balón hacia su recorrido, Alfonso Blanco su lance. Cayéndose hacia su derecha con las manos al aire, el guante izquierdo recibe e golpeo de la pelota que después abandona el campo por la línea de meta. Dicen que penal fallado, es penal mal cobrado, y aunque no se trate de restarle mérito al guardameta tuzo, sí, Oribe Peralta lo cobró bastante mal. La pena máxima sigue siendo una piedra en el zapato del América.

Pachuca quería marcar gol cuanto antes, adelantó ordenadamente sus líneas, sabía cuidar la pelota en terreno rival y presionar a tal grado que los vestidos de amarillo se ahogaban en la salida.

Renato Ibarra, uno de los más activos hasta el momento, intentó una escapada por el costado derecho, pero ante la marca de dos futbolistas de Pachuca, tuvo que desacelerar y meter la bola al área. Mientras tanto, Oribe Peralta acompañaba al ecuatoriano en su carrera, quedándose un poco más atrás al momento en que Ibarra levantó el balón. El mexicano no la pensó dos veces y estrello el balón aún en el aire con su pierna más hábil. La ‘bocha’, dirían los argentinos, pegó en el poste izquierdo del arco defendido por Poncho Blanco, acto siguiente, cruzó la línea de gol. El que no las hace, las ve hacer. Un Pachuca envalentonado en ofensiva veía festejar al delantero coahuilense de treinta y cuatro años mientras el Estadio Azteca rugía con su primer anotación del año.

Unos minutos después, la historia seguía el mismo curso. Pachuca buscaba con inteligencia el gol y América no se cansaba de perder balones en la salida. Entonces, Paul Aguilar cayó después de un golpe accidental propiciado por su compañero Guido Rodríguez. Edson Álvarez comenzó inmediatamente el calentamiento e ingresó al terreno de juego. Solo unos segundos más tarde, Franco Jara remató con la cabeza dentro del área americanista, pero Agustín Marchesín respondió con una fantástica atajada y evitó el empate.

El marcador favorecía -aunque con poco merecimiento- al América en el descanso.

Dos minutos después del silbatazo que iniciaba la segunda parte, había córner desde la punta derecha para Pachuca. El centro de Keisuke Honda era muy preciso, Óscar Murillo encontró el balón en el aire y lo impactó con la cabeza. Agustín Marchesín vio el centro de Honda muy cerrado, y sabedor sus capacidades, se lanzó con ambos puños para rechazar la pelota, pero antes de tocar el balón, el remate de Murillo ya iba rumbo a su vacía portería. Fue así como Pachuca consiguió el empate en el Azteca y si pensábamos que los festejos de Paul Aguilar son desagradables, habría que analizarlos a la par con este de Murillo.

Aunque usted no lo crea, Darwin Quintero estaba en la cancha. Sí, aquel futbolista que perjudica más de lo que ayuda era titular una vez más con las águilas. Afortunadamente, Miguel Herrera notó que el colombiano era un fantasma flotando sobre el pasto y optó por reemplazarlo con Joe Corona. El mexico-americano se situó en la contención junto a Guido Rodríguez, dejando con libertad en ataque a Mateus Uribe. Diego Alonso respondió con el ingreso de Sebastián Palacios por Erick Aguirre.

Renato Ibarra y Mateus Uribe se juntaron por el flanco derecho, acción que terminó dejando al colombiano muy cómodo para centrar. Con la cabeza fría y el gran toque de derecha que tiene, Mateus metió un preciso balón al área que iba quemando el pasto. Del otro lado, Henry Martin entendió perfectamente la jugada y comenzó una carrera física contra Joaquín ‘Shaggy’ Martínez. La potencia física del ex-Xolos le ayudó en este duelo y llegó en el momento ideal para rematar el centro de Uribe. Después del disparo, Poncho Blanco encontró la pelota, pero esta solamente rebotó en su cuerpo y siguió su curso hacia la red. Gracias a Martin, América retomó la ventaja en su casa.

Con la afición aún gritando el gol, el Piojo mandó llamar a Cecilio Domínguez, esta vez el paraguayo tendría más minutos que contra Querétaro. El cambio se efectuó por Renato Ibarra. El diez americanista jugó como mediapunta, teniendo apertura por derecha. Al mismo tiempo se registró el ingreso de Roberto de la Rosa por Ángelo Sagal en la banca de los visitantes.

Nuevamente Mateus Uribe apareció por el costado derecho y metió un balón potente al área, esta vez elevado. El balón botó antes de llegar a Cecilio Domínguez, quien se quitó la marca del Shaggy antes de llegar a este. El paraguayo disparó abajo a la derecha buscando asegurar el gol, pero Poncho Blanco se lanzó heroicamente y con los dedos alcanzó a rechazar ese balón. Una atajada clave para el resultado final.

El tiempo se acababa pero los tuzos no tiraban la toalla, seguían buscando la anotación que empatase el juego. El recién ingresado Dedos López, metió un centro pasado desde la derecha que cruzó toda el área hasta llegar a su receptor, que solo golpeó el balón con la cabeza buscando un segundo contacto. Dentro del área chica, Victor Guzmán impactó con su pierna zurda y Marchesín solo observó. Como dicen, doble contacto dentro del área es gol, y la ley no falló. A falta de un minuto para cumplir los noventa minutos, Pachuca había empatado el encuentro.

América se vio con poca reacción, lo que provocó que en el añadido los tuzos buscaran aún más. Un disparo tuzo desde fuera del área llegó con mucho peligro al arco de Marche, quien aunque ya había realizado su lanzamiento hacia la izquierda, alcanzó a recibir el impacto del balón con la pierna derecha y así, salvar al América de ser la burla de la semana.

Merecido empate en el Azteca, ambos equipos propusieron y concretaron. Marchesín para el América y Victor Guzmán para el Pachuca, fueron los héroes de la tarde.

América visitará a Pumas y Pachuca recibe a Lobos BUAP en la siguiente semana.

Ficha técnica

América:

Marchesín, Vargas, Aguilera, Valdez, Aguilar (Álvarez, 21′), Uribe, Rodríguez, Quintero (Corona, 61′), Martin, Ibarra (Domínguez, 77′), Peralta.

Pachuca:

Blanco, García, Murillo, Herrera, Martínez (López, 87′), Aguirre (Palacios 70′), Hernández, Guzmán, Sagal (de la Rosa, 78′), Honda, Jara.

Goles:

1-0, Oribe Peralta – 14′.

1-1, Murillo – 47′.

2-1, Henry Martin – 75′.

2-2, Guzmán – 89′.

Árbitro:

Fernando Guerrero Ramírez.

Amonestó a Guzmán (81′), Marchesín (81′), Peralta (83′).

Incidencias:

Partido correspondiente a la Jornada 2 del Clausura 2018 de la Liga MX, sostenido en el Estadio Azteca en Ciudad de México, México.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies