Un concierto indefendible para cualquier fan

El Getafe CF y el Athletic Club empatan en un partido en el que casi todo sonó desafinado. He aquí el 1x1 del partido

0

Tras un sufrido empate ante el Getafe CF, el Athletic sigue sumando lentamente mientras el fútbol brilla por su ausencia. En espera de que el director acierte la tecla y los músicos afinen sus instrumentos, vamos con un 1×1 especial fauna musical que cualquier fan conoce.

Herrerín (5) El “pipa”; Dícese del técnico de sonido que deja preparados los instrumentos para que el grupo haga su actuación y que, en la mayoría de ocasiones, desea ocupar la plaza del músico al que asiste. En ocasiones cumplen cuando les llega la oportunidad, pero ayer hizo un magnífico solo al parar un penalti que enmascaró una performance discreta en el más optimista de los casos.

Saborit (5) “El bulto”; Cuando falta uno de los miembros básicos, puedes buscar un recambio con reputación o tirar por un anónimo que no aporta ni carácter, ni iniciativa y que simplemente cumple con su cometido sin rechistar. Y aún así, cuando se fijan en él es por lo que falla. El venusiano que habita entre marcianos.

Unai Núñez (6) “Segurata modelo bloqueador”; Siempre intenta adelantarse a la jugada y evitar males mayores. No fue su mejor día, pero sostuvo por enésima ocasión una defensa cuya fragilidad ya es costumbre, lamentablemente.

Laporte (6) “Segurata de amplio espectro”; También aplicable al novio de 2 metros que genera un área de metro y medio a la redonda de él y su pareja para poder disfrutar del show sin que les molesten. Es imposible hacer más cuando la mayoría de los tuyos están en babia.

Lekue (5) “El pong boy”; Caótico y sufrido fue su partido. Tal cual como el fan que nos deleita con el pogo en primera fila: Ya que no me entero de que va el cuento, salto y me muevo como si no hubiera un mañana aunque esté sonando una lenta.

Iturraspe (6) “El músico pesimista”; Nada de lo que ve le convence, juega e intenta hacer jugar pero ni avanza ni retrocede. No cree que el camino que sigue el equipo sea el correcto y eso se nota en el césped. A pesar de ello, a diferencia de otros, aun con su pesimismo, aporta al conjunto.

Mikel Rico (5) “El roadie”; Como especialista en sus labores, es un hacha en lo suyo, pero un absoluto despropósito en cualquier aspecto que se salga de su abecé establecido. Mientras no intentó hacer cosas que no eran de su ámbito, no desafinó. Pero cuando lo hizo, el ruido fue atroz.

Susaeta (6) “El die hard fan”; Da igual lo que le digan, da lo mismo que haya presenciado multitud de desastrosas actuaciones. él seguirá siendo el primero que volverá al siguiente bolo con la ilusión intacta de que volverá a disfrutar de los suyos en su máxima expresión. Sin estar fino, es de los pocos que transmite ilusión por levantar el show.

Raúl García (6) “El fan veterano de barra”; Mil batallas le preceden y la experiencia acumulada le hace estar presente en los momentos que los suyos verdaderamente les necesitan. Peleó, no se borró y, cuando hubo que asumir responsabilidades, le sobró personalidad para anotar el penalti sin sudar. Siempre estará allí.

Sabin Merino (4) “El fan modelo Manolete”; Si no sabes torear ¿Para que te metes? En uno de esos giros de guión insospechados, un Sabin que prácticamente no había jugado nada fue titular y su aportación fue entre nula e inexistente. No es el mayor culpable de su actuación, pero poco ayudó.

Williams (8) “El frontman”; Asumió la responsabilidad ofensiva y se mostró decidido, con iniciativa y recursos. Su gol fue de gran belleza y sin duda hizo demostración de facultades para ser la referencia del Athletic. Le falta pulir detalles, pero musicalmente está en la onda.

Beñat (5) “El bajista”; Cuando Ziganda recurrió a él, la banda había perdido el son del partido y requería de alguien que pudiese marcar el ritmo. Por desgracia, el actual Beñat necesita de más confianza por parte de su entrenador para volver a dirigir al grupo sin resentirse por su propia falta de ritmo.

Aduriz (5) “El viejo rockero”; Cuando todo falla, se vuelve a las raíces. Salió tarde y mal y su efecto no fue el deseado. Si se quería cambiar el partido con él, no hubo dicho resultado.

Córdoba (-) “El segundo bis”; Raras veces se espera poder disfrutar de uno y, en no pocas ocasiones, parte del público ya no está presente. Sacar a Córdoba para los minutos de la basura no le hace ni bien al equipo ni menos al propio jugador.

Ziganda (4) “El mánager”; Los hay de todos los tipos, pero hoy en día el Kuko es de los que plantean el principio del espectáculo con seguridad pero, al primer incidente no esperado, su capacidad de reacción se demuestra lenta, ineficaz y errónea. Mucho por mejorar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies