Al Veracruz no lo salva nadie

Análisis de la situación del descenso en la Liga MX. Repasamos a los equipos que están inmersos en este problema y las consecuencias de perder la categoría

0

En este Clausura 2018, un equipo de la Liga MX perderá la categoría. Hay varios equipos metidos en este problema, el peor de todos es Veracruz, que se perfila para descender.

El equipo de los Tiburones Rojos tiene dos panoramas que lo salvarían, ambos complicados. El primero es remontar la diferencia de 10 puntos que tiene con el penúltimo lugar, el Querétaro.

La segunda y aún más complicada es que Lobos BUAP pierda la mayoría de sus partidos, ya que su porcentaje es el más volátil y el no sumar los pondría en el último lugar.

Aunque el equipo de Rafa Puente no comenzó de la mejor manera, tiene un buen colchón del torneo pasado y se ve difícil que no sumen por lo menos 15 puntos.

Problema de años:

Los directivos del Veracruz son los únicos culpables de la situación de su equipo, empezando por Fidel Kuri Grajales, dueño del club. El estar más atento a su puesto en la política hizo que descuidara al equipo.

Hace unos torneos tenían a más de 40 jugadores en la plantilla y la mayoría eran extranjeros.

Muchos de ellos ni siquiera salieron a la banca en algún partido, lo que indica que los directivos de los escualos se dejaron llevar por los promotores.

Cosa muy distinta al equipo de Lobos BUAP. Un proyecto sólido, con una directiva seria, que desde el primer momento en que consiguieron el ascenso se pusieron a trabajar.

La dirección técnica del equipo está en buenas manos, Rafael Puente Jr. dio muy buenos resultados en su debut en Primera.

En este segundo torneo, aunque comenzaron con el pie izquierdo, la plantilla se ve fuerte y todo pinta para que permanezcan en la Liga MX.

Hay otros equipos implicados como Querétaro, pero tienen de ventaja 10 puntos sobre Veracruz. Además, en el banquillo tienen a un hombre experimentado como Luis Fernando Tena.

Atlas es el otro, tienen 11 unidades de ventaja sobre el último lugar. Su problema es que no han sumado puntos en este inicio de torneo.

Quizá no tengan problemas para mantener la categoría en este torneo, pero el siguiente todo vuelve a arrancar y el sumar pocos puntos afectará su porcentaje.

Rubén Omar Romano tiene una plantilla muy limitada y un gran problema a mediano plazo. Atlas tienen detrás a TV Azteca, es decir, tienen dinero para gastar, no igual que los equipos grandes, pero tienen dinero.

El problema con los Rojinegros son las malas contrataciones y que los jugadores que si funcionan, los venden.

Más vale que se todos los dueños se vayan olvidando de la posibilidad de que el equipo que ascienda no pueda lograr llegar a primera por el tema del estadio.

Alebrijes remodelará su campo y sólo falta ver cuál es otro contendiente al ascenso, así que esa ya no es una posibilidad.

Es un torneo de mucha tensión para algunos clubes, a estos dueños se les puede caer el negocio si su equipo desciende. Es muchísimo el dinero que está en juego.

Escrito por: Ismael González

Twitter: @isma_gonzalezMX

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies