Regreso al confort de El Molinón

Tras caer con claridad en el derbi asturiano frente al Real Oviedo en el Carlos Tartiere el Sporting regresará a su estadio donde ha vencido con claridad sus últimos cuatro compromisos

0

Aunque la derrota en el derbi ha sido dolorosa, especialmente para la afición, la temporada no se termina. Quedan aún diecisiete largas jornadas en las que queda mucho por jugar. El Sporting volverá al Molinón este próximo sábado para medirse a un rival directo como es el Numancia. En su estadio el conjunto gijonés se encuentra más cómodo que a domicilio y lleva dos meses sin conocer la derrota.

Toca pasar página en el seno del Sporting. Olvidar lo sucedido el pasado domingo en el Carlos Tartiere y volver a recuperar sensaciones y la confianza perdida. Para ello volverá a su mejor lugar de confort: El Molinón. Afrontan los sportinguistas un tramo del calendario en el que deben confirmar esa mejoría mostrada en el mes de Enero. Actualmente se encuentran a cinco puntos del play-off, dos menos que hace un mes, cuando se situaban a siete. Pero sin embargo esa distancia es aún lejana.

La primera parada, y única que debe preocupar por ahora, es la del próximo sábado frente al Numancia. Acude al coliseo gijonés un rival directo, que marcha cinco puntos por delante en quinta posición. El Sporting debe hacer valer su factor campo en este duelo más que directo. Debe demostrar que los últimos cuatro triunfos consecutivos como local no han sido casualidad. Necesitan sumar la quinta victoria consecutiva, porque todo lo que no sea vencer podría dejar al equipo tocado y más lejos aún del play-off. No se puede hablar de una «final», pero el partido frente al Numancia es muy importante.

Eso lo sabe también el conjunto soriano. El cuadro de Jagoba Arrasate sabe de la necesidad del Sporting de vencer y tratará de jugar esa baza de la ansiedad. El cuadro soriano no vence a domicilio desde hace dos meses. No obstante se ha mostrado como un conjunto difícil de vencer a domicilio a pesar de que solo han ganado dos encuentros lejos de Los Pajaritos. Pero a su vez solo han perdido cuatro de los trece encuentros que lleva disputados como visitante.

Será por tanto un partido de un elevado nivel de complejidad para el Sporting. Un cuadro rojiblanco que ya recibió al Numancia esta temporada en El Molinón. Fue en Copa del Rey donde los sorianos salieron vencedores tras la tanda de penaltis tras empatar 1-1 en tiempo reglamentario.

Rubén García anota el 2-0 frente al Nástic en El Molinón
Rubén García anota el 2-0 frente al Nástic en El Molinón (Foto: @GuilleGL73)

Baraja tendrá que hacer variaciones en el once

Los de Rubén Baraja regresarán hoy al trabajo para preparar ese encuentro. Cuatro sesiones previas al encuentro para idear un plan con el que derrotar al conjunto soriano. Deberá buscar el entrenador vallisoletano un sustituto para Federico Barba. El italiano vio la quinta amarilla en el Carlos Tartiere y tendrá que cumplir un partido de sanción. Su sustituto más probable parece será Guitián que formaría pareja con Álex Pérez. No obstante las alternativas de Juan Rodríguez o Quintero están también sobre la mesa.

Con quien si podrá contar Baraja es con Calavera. El lateral tarraconense no llegó finalmente para el encuentro frente al Real Oviedo, pero sí que estará el sábado. Lo más probable es que vuelva al once, relegando a Adri Montoro al banquillo o de vuelta al filial.

Foto destacada: www.realsporting.com (Juan Llavio)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies