El hombre es un lobo para los extraterrestres

0

Ni un Durant desencadenado (39p-12r), ni un Klay Thompson reafirmando la máxima de “raza blanca tirador” con sus 21 puntos, ni un Green al borde del triple doble, ni siquiera el mejor Zaza Pachulia de la temporada (16p-11r-2t). Ninguno pudo cerrar este partido en casa de unos Wolves, que con Towns (31p-16r) en modo “dámelo, que yo me lo guiso y yo me lo como” y un quinteto que no ha bajado de los 35 minutos por cabeza, han destronado a estos Warriors que tanto están sufriendo la baja de Stephen Curry.

Golden State Warriors 103 109 Minnesota Timberwolves

 

Un cuarto para mí, otro para ti. De esta manera se repartieron los primeros veinticuatro minutos de espectáculo. El primer cuarto claramente para los de Thibodeau con un 24-34 y claras sensaciones de que el encuentro podía ponerse muy cuesta arriba para los de la Bahía; sin embargo, el segundo se fue a los 38-21 a favor de los de Kerr con un Durant imparable (20 puntos antes de la segunda parte) sea de la manera que sea. Además, estos ya apodados ‘Timberbulls’ dieron la oportunidad a Derrick Rose de estrenarse, pero el resultado no podía ser peor: -17 con él en pista. Aunque claro y demostrado está que en esta liga todo puede pasar, y no se puede adivinar el rendimiento que tendrá el MVP más joven de la historia por solo seis minutos y ante uno de los mejores equipos de la historia.

Derrick Rose calentando antes de saltar a la pista (vía Mundo Deportivo).

Tras el descanso, la película no iba a tener ningún director. Gran arranque de los locales gracias al afán anotador de sus dos principales y jóvenes pilares (Towns y Wiggins), a falta también de Butler. Pero tras igualar el marcador fue un toma y daca continuo hasta los compases finales del partido; y por consiguiente, toma y daca continuo de espectáculo por doquier: Crawford bailando al ritmo de crossovers que nos hacen olvidar que tiene 38 palos, Durant cogiendo rebotes bajo tablero y machacando a la vez que se juega lanzamientos de tres sin espacio alguno pero las clava, Pachulia asistiendo de perlas pero con rostro mustio, Gibson atrapando todo rebote contra viento y marea, y hasta Livingston machacando de forma espectacular, haciendo olvidar tiempos negros que nos privaron de su juego.

KD intentando zafarse de la defensa de Crawford (vía capitaldeporte.com).

De esta manera se llegaba al final de este igualado y emocionante partido. La balanza flirteaba con Steve y con Tom, pero jugar un domingo en casa y contra el equipo al que todo el mundo quiere batir pudo con las ganas y el ansia de Minnesota, que desplegó todas sus bazas para conseguir el 103 a 109 final (destacada la figura de Bjelica en acciones defensivas.

Gibson ante la atenta mirada de Durant (vía AS.com).

Aunque el tiempo os escasee, como de costumbre, no deberíais perderos las últimas y grandiosas jugadas que nos ha dejado KAT para llevarse el gato al agua, especialmente la que Green va a buscar una y otra vez para tratar de entender cómo este chavalín se ha sacado de la chistera el paso atrás con reverso para endosar en su cara una genialidad que bien hizo levantar a todo el Target Center de Minneapolis.

Ficha técnica
Golden State Warriors: Green (10p-8r-7a-3ro), McGee (2p-3r), Durant (39-12-4-3t), Thompson (21-4-5), Cook (4-4-2), Looney, Young (0p-2r), Casspi (3), Livingston (8-4) y Pachulia (16-11-3-2t).
Minnesota Timberwolves: Wiggins (23-5-3), Teague (10-3-10-2ro), Towns (31-16), Bjelica (10-7-4-3ro-2t), Gibson (11-13), Rose (2-1-2), Dieng (2), Crawford (12) y Jones (8).

Podéis seguirme en Twitter en: @JaviMachicado4.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies