El mercado de pilotos en MotoGP, al rojo vivo

Después de un final de temporada tranquilo en el mercado de fichajes de MotoGP, debido a que todos los pilotos de equipos oficiales tenían contrato hasta final del 2018, se vive un inicio de campeonato con muchos nervios en los despachos. Diez de los doce pilotos oficiales acaban contrato a final de año.

0

Hace unos años, lo normal era renovar a los pilotos que terminaban contrato a partir de mediados de la temporada. En los últimos años se ha ido adelantando como si se tratase del tradicional juego de las sillas. Las escuderías no quieren que les roben a sus pilotos y estos tienen miedo de que las monturas competitivas se repartan antes de firmar.

De los doce pilotos de los equipos oficiales, sólo tienen contrato para 2019 Márquez y Viñales. La duración del de Scott Redding con Aprilia, que sustituye al despedido Sam Lowes, no ha sido comunicada.

Las entradas y salidas de los representantes de pilotos de los hospitalities de los equipos serán constantes a partir de este fin de semana en Catar. Los pilotos punteros que quizá no renueven con sus actuales estructuras son los siguientes:

Dani Pedrosa. Lleva en el equipo Repsol-Honda en MotoGP desde el 2006 y no ha logrado coronarse campeón del mundo. Sufre con los neumáticos Michelín, que en algunos circuitos no logra calentar debido a su falta de peso. Por estos motivos, muchos lo colocan fuera de Honda en 2019. A su favor cuenta que es un piloto que suele terminar arriba. Todas las temporadas gana alguna carrera y resta puntos decisivos a sus rivales. Se le considera un magnífico probador y conocedor de una moto difícil como la Honda. Ha contribuido a que sea campeona cuatro veces los últimos cinco años a manos de Márquez. La decisión esta vez está en manos del que fue su manager hace años, Alberto Puig, sustituto de Livio Suppo al frente del Repsol-Honda. A nadie se le oculta que HRC quiere volver a tener un piloto japonés en primera línea. Nakagami, rookie este año en el LCR-Honda, es uno de los mejores situados si realiza un buen papel en las próximas carreras.

Valentino Rossi. Il Dottore es dueño de su destino. Yamaha ya ha dejado ver que renovará por dos temporadas al italiano si este decide seguir corriendo. Dorna le ha ofrecido ampliar a 26 motos la parrilla si Valentino monta un equipo en MotoGP. El hecho de que las Yamahas de Tech3 recalen en el 2019 en la estructura de Aspar y no en una nueva estructura del de Tavulia, se ha interpretado como una señal de que Rossi seguirá en activo al menos dos temporadas más.

Andrea Dovicioso. El final de temporada en el 2016 fue convulso en Ducati. El asiento de Ianonne se lo dieron a Lorenzo con una ficha de 12,5 millones. Por ello, bajaron la ficha de Dovicioso de tres a un millón de euros. La sorpresa es que el 2017 fue el año en que Dovi brilló con luz propia, ganando seis carreras y quedando segundo, lo que le reportó 1,7 M de euros en bonus más el millón fijo. Casi se quedó como estaba antes de la bajada de sueldo. En un raro movimiento, a final de la temporada pasada, Ducati le mejoró la ficha para el 2018 que ya tenían firmado sin aumentar la duración del contrato. Vuelve a ganar tres millones como en el 2016. En Ducati confían en poder llegar a un acuerdo, pero dejarán pasar unas cuantas carreras para ver como evoluciona el campeonato.

Jorge Lorenzo. El mallorquín afronta su temporada más complicada desde que compite en MotoGP. No ha logrado domar la Ducati y la brillante actuación de su compañero el año pasado, le sitúa en el disparadero. Sus tiempos en pretemporada no han sido buenos y en Ducati ya han dejado caer que si renuevan, la ficha de 12,5 millones se verá seriamente menguada. Cerrada la puerta de vuelta a Yamaha y con poco interés de Honda, podría recalar en Suzuki, moto que en teoría es más parecida a la Yamaha que las siempre difíciles Ducatis. Los japoneses no cuentan con un patrocinador que permita mantener la ficha actual del tres veces campeón de MotoGP.

Johann Zarco. El piloto revelación de MotoGP del año pasado está en boca de todos los equipos. Sus fantásticas actuaciones con la Yamaha del Tech3, quedando por delante en varias ocasiones de los pilotos oficiales lo convierten en objeto de deseo. En el improbable caso de que Valentino no renovase, se da por hecho que el francés ocuparía su plaza. El paso de Tech3 a KTM hace que sea improbable su permanencia con Poncharal. KTM le ofrecería el asiento de Bradley Smith y quedaría encuadrado en el equipo oficial. Suzuki también ha realizado alguna aproximación al bravo francés. Incluso Honda podría cederle la moto de Pedrosa según evolucionen el catalán y Nakagami en las próximas carreras.

Andrea Ianonne. Difícil año 2017 para el italiano. Considerado el culpable de la elección del  motor incorrecto en pretemporada (Rins estaba lesionado). Acusado por muchos de falta de motivación en muchas carreras. A finales de la temporada pasada llegó a ofrecerse al Pramac para volver a pilotar una Ducati satélite. No llegó a realizarse porque el acuerdo con Miller ya estaba muy avanzado. Si no logra corregir el rumbo en las próximas carreras, es difícil que continúe con los de Hamamatsu.

Durante las próximas carreras se irán sucediendo los comunicados. Aquellos que más tarden en decidirse irán viendo como se agotan sus posibilidades. Y es que en MotoGP la velocidad es importante hasta en los despachos.

Vía @jesusmedinamot1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies