El gafe de la prórroga, parte III

El Movistar Estudiantes venció a un Obra que ha perdido 3 prórrogas consecutivas en un partido de récords: máxima anotación histórica obradoirista, tercer tope estudiantil de puntos en era ACB y récord absoluto de triples (¡18!)

0
Monbus Obradoiro
112 116 Movistar Estudiantes

Partido loco, intenso, disputado, con un arbitraje discutible y muy protestado, con numerosas faltas e interrupciones a cada contacto considerado falta, cuatro eliminados en el partido y con de récords. Un partido que acabó en una nueva prórroga para el Obradoiro, la tercera consecutiva, que volvió a caer. En esta ocasión sucumbió ante el Movistar Estudiantes. Los compostelanos volvieron a tener una vez más el balón para ganar antes de la prórroga pero cayeron ante un Estu que luchó hasta el final y tuvo más acierto en el tiro. Se notó la baja de Bendzius en los locales. No tanto en el rival la del máximo anotador de la Liga Endesa, Sylven Landesberg, ya que acabaron el encuentro con el récord de triples en la competición, pues anotó 18 en 34 intentos, por los 14 de 26 de su rival.

Las ganas del Monbus Obradoiro, con la ausencia de Eimantas Bendzius, lo llevó a conseguir doce puntos de diferencia muy rápido, desde el triple con Matt Thomas acertado y en la pintura sin fallos de Artem Pustovyi (22-10, min. 6).

Maldonado pidió el primer tiempo del partido y su equipo empezó a funcionar desde una defensa que no volvería a ser tan intensa en el resto de la cita, pero que le sirvió para recortar distancias antes del final del primer periodo (25-21, min. 10).

Víctor Arteaga
tras un rebote ofensivo y Darío Brizuela muy forzado lograron dos canastas consecutivas que volvieron a poner el empate en el marcador (25-25, min. 11) justo antes de cinco triples casi consecutivos de Ludde Hakanson, que dieron las primeras ventajas a su equipo (33-39, min. 15).

Los locales volvieron a recurrir a Pustovyi, que ayudado por Albert Sàbat y David Navarro consiguieron impedir que la ventaja del Movistar Estudiantes aumentase de los siete puntos (36-43, min. 17), máxima para este equipo en el partido, y las cosas estuviesen más igualadas al descanso (44-48, min. 20).

Continuó la anotación repartida al principio de la segunda mitad hasta que Nemanja Radovic y Thomas devolvieron el empate al luminoso (56-56, min. 25) e incluso el conjunto gallego volvió a tener ventajas en unos minutos de alternancia.

De nuevo la distancia volvió a siete puntos después de dos tiros libres de Darío Brizuela (66-73, min. 30), pero Benjamin Simons desde el triple y un dos más uno de Navarro, con dos lanzamientos libres de Goran Suton en medio, volvieron a dejar el encuentro en una canasta de diferencia (72-75, min. 30).

Durante el cuarto periodo el cuadro colegial logró de nuevo los siete puntos de diferencia tras un triple de Hakanson (74-81, min. 31), aunque el equipo de casa nunca se despegó y, con trabajo, empató el encuentro después de tres tiros libres fallados -dos de Pustovyi y uno de Llovet– (89-89, min. 37).

Con unos instantes de duda y ventajas de ambos conjuntos, un lanzamiento desde el perímetro de Pepe Pozas (97-94, min. 40) parecía que podía dar el partido a los locales, aunque los tiros libres de Hakanson y Brizuela dieron de nuevo el mando al conjunto visitante (96-97) a falta de 17,3 segundos.

A la salida de un tiempo muerto, Thomas ntentó una bandeja, pero recibió un tapón de Suton, el Monbus Obradoiro jugó hacia la esquina desde donde Simons no acertó a tocar ni el aro, pero el rebote cayó en las manos de Radovic, que recibió una falta y tuvo dos tiros libres para ganar, a falta de 3,8 segundos, pero falló el primero y mandó el partido a la prórroga (98-98, min. 40).

Empezó mejor el cuadro obradoirista en el tiempo extra (106-102, min. 43) hasta que se le terminó el acierto y su rival consiguió la primera ventaja, que ya no dejó hasta el final con un triple de Edgar Vicedo (106-107, min. 44).

Lo intentó el equipo gallego, que no se dio por vencido hasta el último instante, pero el cansancio, los tiros libres y los cuatro eliminados por faltas pesaron mucho frente a un equipo que no dejó nunca de anotar (112-116, min. 45).

Una vez más la afición trató en todo momento de tirar de un equipo que parece haber dejado atrás un primer tercio de competición para el recuerdo del que vive en la actualidad evitando, por el momento, males mayores. Un año más también el Estu estuvo acompañado en Sar por su peña Demencia.

Ficha técnica

112 – Monbus Obradoiro (25+19+28+26+14): Albert Sàbat (9), Matt Thomas (29), Benjamin Simons (17), Nacho Llovet (14), Artem Pustovyi (15) -cinco inicial-, Nemanja Radovic (10), Nick Spires (2), David Navarro (8) y Pepe Pozas (8).

116 – Movistar Estudiantes (21+27+27+23+18): Omar Cook (17), Aleksandar Cvetkovic (-), Dagoberto Peña (11), Goran Suton (3), Alec Brown (16) -cinco inicial-, Ludde Hakanson (22), Darío Brizuela (24), Edgar Vicedo (6), Sitapha Savané (-), Nick Caner-Medley (11) y Víctor Arteaga (6).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Sergio Manuel y Esperanza Mendoza. Eliminaron por acumulación de cinco faltas personales a los locales Spires, Pustovyi, Thomas y Llovet.

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Fontes do Sar ante 4.946 espectadores.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies