Un Alcoyano ya salvado hunde al Atlético Saguntino

Barreda, Nieto y Mariano certifican la salvación del Alcoyano e inutilizan el gol de Niko Kata para el Saguntino, que complica la permanencia romana

0
CD Alcoyano 3 1 Atlético Saguntino

 

Nada se jugaba el Alcoyano, ya matemáticamente salvado antes de iniciarse el choque tras las derrotas del Llagostera y el Atlético Baleares. La vida en juego para el Atlético Saguntino, que tras los tropiezos de gerundenses y balearicos tenía ante sí una oportunidad de oro para salir de los puestos de descenso directo a los que se veía condenado antes de saltar al verde de El Collao, que acogía el último partido de una temporada extraña y decepcionante para los blanquiazules.

El Deportivo Alcoyano, que en un año de sinsabores había sellado su permanencia matemática sin necesidad ni tan siquiera de pisar el césped, quería otorgarle una última alegría, y prácticamente la única de la temporada, a una afición que esta temporada ha visto como los partidos en El Collao eran la peor pesadilla de los locales. Por ello, los blanquiazules salieron con intención al partido. Su primera aproximación, en el minuto 2, consistió en un centro al que no llegó Mariano por milímetros.

Pero el partido era esencial para el Atlético Saguntino. La vida. Muchas de las opciones de su hipotética permanencia pasaban por asaltar de nuevo El Collao. Y, pese a las ausencias de hombres clave como Nuha, David Fas u Óscar López, los de Morvedre se adelantaron en el marcador en la primera llegada de la que dispusieron. Corría el minuto 5 de partido cuando Niko Kata cabeceó inapelablemente al fondo de la red un centro medido de Julià.

Ligero control blanquiazul

Nuevamente cuesta arriba se puso el partido para un Alcoyano al que las fragilidades en defensa y la ofuscación de cara a la meta rival le han lastrado sobremanera en la competición liguera. Pese a todo, los de Mario Barrera quisieron reaccionar rápidamente ante un Atlético Saguntino que tal vez se encerró en demasía tras adelantarse en el tanteador. Nieto, un minuto después del gol romano, pudo igualar la contienda pero su disparo se marchó fuera.

Pese a la actividad constante en defensa que desarrollaban los visitantes, los de David García tampoco renunciaban al ataque. De hecho, Esteve intentó buscar portería con un disparo que taponó Ribelles, que volvía a la cita y al once tras cumplir sanción en Son Malferit. Superados los veinte minutos de juego, el Atlético Saguntino volvió a perforar la red de Bañuz, aunque el colegiado anuló justamente el gol romano, ya que hasta cuatro futbolistas visitantes se encontraban en fuera de juego.

Y del posible 0-2 al 1-1 en un minuto. Un saque de esquina botado en corto desde la banda izquierda del ataque blanquiazul terminó en un centro de Nieto al corazón del área que ningún zaguero saguntino acertó a despejar. En esas apareció Carlos Barreda, que desde el punto de penalti lanzó un derechazo colocado que se coló por la escuadra de la meta de Lluna. Partido igualado en el ecuador del primer acto.

Tras el tanto local, el Atlético Saguntino, un tanto nervioso tras su gol dada la trascendencia del choque, trató de volver a hacerse con el control del partido. Suyas fueron las incursiones ofensivas en la recta final de la primera mitad.

Primero fue el exalcoyanista Adrià Granell quien probó los reflejos de un acertado Miguel Bañuz. Acto seguido fue Esteve quien no acertó a rematar un buen centro al área. Sin embargo, la última aproximación del primer tiempo la protagonizó el autor del gol local, un Carlos Barreda que colocó un centrochut envenenado que atrapó Lluna.

Empuje romano, gol alcoyano

Se estaba jugando la permanencia. Consciente de la trascendencia de lograr los tres puntos en juego, el Atlético Saguntino salió con una marcha más al inicio de la segunda mitad. La presión más constante y continua de los romanos se tradujo en mayores acercamientos visitantes a las inmediaciones del área blanquiazul. La ofensiva saguntina encontró un filón en la banda derecha de su ataque, pero sus llegadas no cristalizaban en relevantes ocasiones de gol.

Todo lo contrario que el Alcoyano. Escasas pero muy peligrosas. Así fueron las llegadas del Deportivo en el advenimiento del segundo acto. Avisó Mariano con un disparo desde muy lejos que botó justo delante de Lluna y obligó al guardameta visitante a lucirse con una mano dura que evitó el segundo de los locales.

No pudo hacerlo en la siguiente llegada local. Gato se marchó de cuantos defensores le salieron al paso, se rehízo a trompicones en el interior del área y cedió el balón a Mariano, que lo retrasó para Mario Arques. El centrocampista vio a Nieto solo en la izquierda y le sirvió un balón exquisito, que el extremo madrileño convirtió en el segundo tanto blanquiazul con un disparo pegado al palo, imposible para Lluna.

Debía remontar el Atlético Saguntino si quería seguir dependiendo de sí mismo para lograr la salvación. Ya con Gilabert sobre el césped, formando tándem ofensivo con Esteve, los romanos debían arriesgar el todo por el todo en busca primero del empate como paso previo a una victoria que le urgía.

Sentencia y puntilla

La tuvo Esteve en este tramo de partido, pero si el remate del punta fue bueno, mejor todavía fue la respuesta de Miguel Bañuz. El guardameta ilicitano también resolvió sin contemplaciones un disparo potente pero centrado de Adrià Granell, el más activo del ataque romano, aunque terminó expulsado, pasado de revoluciones, en el último minuto del partido. De nuevo Esteve, que pecó de exceso de protagonismo, tuvo el empate en sus botas en un contragolpe ya en el tramo final del partido.

Pero perdonó el Saguntino y lo terminó pagando. Mariano Sanz, culminando un centro de Barreda, puso el 3-1 en el marcador, el colofón a una temporada de sinsabores para los locales y la puntilla a las aspiraciones del Atlético Saguntino de depender de sí mismos para lograr la permanencia en la categoría de bronce.

Ficha técnica
CD Alcoyano: Bañuz; Barreda, Ruso, Mario Fuentes, Navarro; Ribelles, Poley (Kilian, min. 88), Mario Arques; Nieto (Álvaro García, min. 74), Gato (López Silva, min. 65), Mariano.
Atlético Saguntino: Lluna; Gallego, Marín, Escudero, Rafa; Kata (Javi Boix, min. 64), Julià, Lois (Quesada, min. 79), Álex Felip (Gilabert, min. 64), Adrià Granell; Esteve.
Goles: 0-1: min. 5, Kata; 1-1: min. 23, Barreda; 2-1: min. 61, Nieto; 3-1: min. 61, Mariano.
Árbitro: José Joaquín Gallego Gambín (comité territorial murciano) Amonestó a Tomás Ruso (min. 26), Mario Arques (min. 73), Ribelles (min. 78) por el CD Alcoyano y a Escudero (min. 12), Gallego (min. 66), Adrià Granell (min. 73 y min. 89 –expulsado-), Gilabert (min. 81) por el Atlético Saguntino.
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima séptima jornada en el Grupo III de Segunda División B, disputado en El Collao.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies