Málaga CF: Lo que mal empieza…peor acaba

La temporada malaguista del 2017-2018, será difícil de olvidar por la cantidad de errores, mala gestión, poco amor por los colores... que llevó al equipo boquerón al descenso tras 10 años seguidos en la élite del fútbol nacional.

0

Esta pasada temporada será difícil de olvidar y muy fácil de resumir en el Málaga CF: DESASTROSA. Se han unido una serie de factores que han dado con el equipo en segunda división después de 10 años seguidos luchando en primera.

Nadie podría pensar que tras acabar la anterior temporada con números de Champions, venciendo a todos los grandes, con un patrón de juego vistoso y después de pasar hasta por tres entrenadores hasta que de la mano de Michel se fueron reajustando hasta ser uno de los equipos más competitivos a final de la temporada 16-17, se comenzaría la pretemporada con muchas dudas y nubarrones sobre la Rosaleda.

PRETEMPORADA:

La pretemporada  fue muy complicada para el equipo malacitano. Ya comenzaron las fricciones entre Michel, Arnau y el presidente Al Thani a la hora de confeccionar la plantilla.

Una plantilla que sufrió muchos cambios, ya que tras la jubilación de los pesos pesados del vestuario como: Weligton, Duda, Demichelis, también se sufrió el culebrón Sandro y Camacho. Sus salidas se unieron a las de Charles (que no fue renovado), Kameni, Pablo Fornals... Muchos jugadores con gran peso dentro y fuera del vestuario que no se supo o no se quiso reemplazar debidamente.

Los partidos de pretemporada llegaban y los resultados eran penosos. A la falta de gol, aspecto que lastró al equipo toda la temporada, había que añadir la pérdida de la fortaleza defensiva. La portería nunca se quedaba a 0, y las derrotas lastraban la buena sintonía del equipo.

La negativa de Michel para que Kameni siguiera defendiendo la portería malaguista, hizo que el camerunés y toda su familia tomarán el rumbo del fútbol turco. Además también acabaron contrato Boyko (que llegó cedido), Ochoa (que acabó su cesión con el Granada y contrato con el Málaga) y Aarón (portero del filial malaguista pero asiduo en el primer equipo.  Lo que dejó a poco de comenzar la pretemporada al equipo sin ningún guardametaRoberto era el elegido por Michel, pero también llegaron Andrés Prieto (ambos del Espanyol) y Cenk (desde Turquía).

En la pretemporada con más «dinero fresco» en las arcas del club, ya que las salidas de Sandro y Pablo Fornals fueron pagando su clausula, además de lo recibido por Camacho, y el ahorro de grandes fichas… no se supo invertir buscando recambios de calidad.  Además se cedieron a jugadores que «no contaban» como el caso de Michael Santos, que finalmente está destacando en el Sporting de Gijón y otros muchos jugadores esperando que llegarían otros de mayor calidad.

Se apostó en la delantera con la llegada de Borja Bastón, asumiendo un coste altísimo tanto en su cesión como en sueldo, siendo uno de los mayores fracasos vistos pasar por la Rosaleda.  Además se fichó a Cecchini y Rolón, pagando una fortísima cantidad por dos jóvenes jugadores argentinos que no han tenido oportunidad de jugar ni aquí, ni en su posterior equipo donde fue cedido Cecchini.  Fueron «fichajes caprichosos», por parte del presidente, y del director técnico sin contar con el gusto del míster y que restaron mucho más que sumar.

Se trajeron jugadores como Baysse del fútbol francés, que fue el primer jugador en llegar,  que tampoco cuajó y salió en el mercado invernal. También volvió Kuzmanovic, llegó Adrián (que sufrió mucho por ser «el hijo de Michel»…

Temporada:

Comenzó la competición y los resultados no llegaban, y el equipo seguía con su gran sequia goleadora, lo que hizo tener que seguir buscando en el mercado antes que cerrara la fecha para los traspasos y finalmente llegó cedido Rolan, que ha sido de los pocos que ha dado algo positivo en el equipo en lucha y goles.

La planificación fue tan desastroza que mucha voces desde antes de comenzar la temporada ya daban al equipo por descendido, y por desgracia no se equivocaron.

Aunque el equipo seguía siendo un desastre la afición nunca dejó de apoyarlos, y comenzaron los gritos en la Rosaleda pero siempre en contra del presidente Al Thani como único foco de las iras.  Nadie levantaba la voz en contra de Michel, pero la temporada seguia llena de fracasos incluso perdiendo en la Copa del Rey ante equipos de menor categoría.

Los partidos se contaban por derrotas, y la desidia se instaló en la Rosaleda.

Al Thani seguía sin aparecer, todavía no ha vuelto, y comenzó culpando a Arnau por la mala planificación en los fichajes y fue despedido. Llamando nuevamente a Husillos como director técnico con la esperanza que pudiera resucitar al equipo en el mercado invernal.

Por redes sociales se citó a la afición para que fueran al Estadio de Atletismo donde entrenaba el equipo para pedir explicaciones por la falta de juego y exigir cambios en el terreno de juego. Se fichó a Alberto Bueno para reforzar el ataque, a Iturra como medio centro y a Ignasi Miquel como central, aunque muchas voces clamaban porque se subieran a jugadores del filial.  Michel llegó a decir que los chavales no tenían calidad ya que no eran capaces de ascender. Aquí fue cuando la afición comenzó a señalar también a Michel  «el guapo»,como culpable de la situación por no saber sacar el rendimiento a sus jugadores y finalmente fue despedido.

José González nuevo entrenador malaguista

Tras sonar varios candidatos para el banquillo malaguista, finalmente se fichó a José González para que intentara obrar el mismo milagro que consiguió con el Granada, al que consiguió salvar en una situación similar.

Para ello se intentó reforzar el equipo con algunos jugadores conocidos por el nuevo míster, además de intentar reflotar a Peñaranda, jugador que fue esencial con él, para intentar subirlo al carro del equipo. Llegaron jugadores como Success, Lestienne, Brown Ideye, Samu «Gaucho», pero prácticamente ninguno mejoró en nada al equipo.

Entrenamiento del Málaga CF en la Rosaleda. Foto Sergio Gil para Grada3.com

Al comienzo se notó una mayor presión, lucha e intensidad, pero los goles no llegaban y por lo tanto tampoco los triunfos.

Entrenamiento del Málaga CF. Foto Sergio Gil para Grada3.com

La desidia llegaba partido a partido y aunque José González seguía intentándolo en los entrenamientos ya se notaban caras largas porque además las lesiones fueron lastrando mucho al equipo desde inicios de temporada.

Plantilla

Aunque ciertamente la plantilla sufrió muchos cambios, es cierto que los jugadores que continuaron en el equipo no dieron tampoco la talla. No es normal el bajón que han presentado jugadores como Rosales, Miguel Torres, Luis Hernández, Recio, Juanpi, Keko, Jony (que salió cedido al Sporting en el mercado invernal), Ricca, Kuzmanovic, Ontiveros (que también salió en invierno)….. Una cantidad de jugadores con alto coste, que en otras temporadas funcionaron y que todos juntos podrían formar un 11.

Esta temporada no sólo falló la calidad, lo que más ha faltado es pundonor, ganas y el honor de sudar la camiseta malaguista.   Una camiseta y un escudo que ha sido arrastrado por todos los terrenos de juego, y que tanto significa para toda una afición que de verdad lo sufren, aman y respetan.

Una prueba de tanta desidia y cobardía es que ningún capitán, y casi la mitad de la plantilla «se borraron» del último partido en la Rosaleda para no dar la cara ante su afición.

Lo que mal empieza…. peor acaba…. pero tal y como sigue la realidad malaguista… todavía puede ser peor.

Por @Sergiogl65

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies